domingo, 19 de noviembre de 2017

El pasado no me interesa

En esta foto de Carlos Herrera no se le ve con su aspecto actual, más moderno, con barba y bigote y gafas. Con esta facha, la actual, presenta un programa hasta hoy en la Primera de Tve, que se llama ¿Cómo lo ves? Al  parecer en el programa, hace una serie de preguntas y la gente opina sobre ellas. Para dar un poco de chicha, tiene unos colaboradores que reflexionan sobre el qué.
Carlos Herrera es producto de otro tiempo. Como cuando José María García, y no los pongo la mismo nivel, quiso seguir haciendo radio o tele cuando ya su tiempo había pasado. Carlos Herrera hace un programa matinal en la Cope, donde pontifica sobre la actualidad y con ese tono de señorito cosmopolita pero llano pero señorito pero hombretón pero señorito pero que ha vivido en Barcelona pero señorito, va colando su tufillo reaccionario en cada comentario. Si una empresa privada quiere dejarse la pasta en esto, no seré yo quien lo discuta. Si esa empresa privada también se financia con mi pasta, lo discuto más.
A lo que voy, entre esos contertulios se encuentra Salvador Sostres, periodista muy catalán que representa la quintaesencia de la derecha catalana. Fascista, clasista y guarro. Puede ser la derecha de cualquier parte, al menos la extrema derecha. En un principio, cuando comenzaba, Sostres era muy convergente, muy de derechas y muy indepe a la vez. No sé si era indepe, así como es la gente ahora que sonríe tanto. Era un clasista. Era de los que se reían de los charnegos, de los andaluces, de los que eran pobres, de los que no eran como él y sus amigos. Ahora hay un personaje en la radio, el Nacho de Sanahuja que creo que lo imita. Creo que lo parodia. Salvador Sostres es infame, comentarios pedófilos, comentarios homófobos, comentarios que no hacen gracia porque no tratan de hacer humor, tratan de hacer daño a quien no piensa como esa clase de gente que no nos quiere conocer, que quiere que trabajemos para ellos pero que no nos acerquemos a sus casas. Y follarnos vivos a cada rato. Como el nota ese de Jordi Galves que ha escrito un artículo sobre Cornellà que da más asco que la ostia. Y qué grande el artículo de la Vasallo reivindicando ser de aquí y señalando a esa gente que se ríe tanto de nosotros por no ser como ellos.
Sostres, al final, escogió entre ser muy de derechas y ser... y eligió ser muy de derechas, una vez que esto del nacionalismo se ha contaminado con los hippies de la Cup, que le deben dar un asco atroz. Así, como otros en su momento, se alinea ahora con la derecha que quiere orden, por encima de todo.
Salvador Sostres fue reclutado hace poco, como digo, para el programa de Carlos Herrera. Hace poco significa que todo el mundo sabe quién es Salvador Sostres y dio igual. La Primera cadena tuvo el desagradable honor de tener a un apologeta del maltrato y la pedofilia en pantalla haciendo daño.
Las bajas audiencias, al parecer, han provocado que el propio Carlos Herrera, tan señorito, nos permita seguir viviendo y abandona el programa para seguir dando la brasa en la radio. Es decir, se acabó esa mierda. Hoy iban a hablar, como el que no habla de nada, si lo de la vacunación infantil es fetén.
La extraña manía de pensar que las cosas rancias y con tufo a rancio nos van a volver a gustar. La extraña percepción de que las cosas que huelen a nazi nos van a molar, porque no las entendemos o porque somos eso, jabón para uso humano. Se creen que somos jabón y que vamos a sonreír mientras el pijo de mierda de turno se bufa en nuestra cara. Nos escuchan, nos pasan la mano por el lomo, nos joden, es por nuestro bien.
Hoy, espero, que ya no emitan esa trufa de programa. Lo que no espero es que no sigan pensando que nos interesan las ferias y fiestas, que nos interesan los toros y las romerías, que nos interesan los bailes y cánticos regionales, que nos interesan los recios valores, que nos interesan las mujeres mujeres y los hombres hombres, que nos interesan los pueblos y sus gentes, que nos interesan los profesionales liberales, que nos interesa una puta mierda nada de lo que nos ofrecen en esas televisiones públicas que solo sirven para hablar del pasado. De sociedades arcádicas, donde todo el mundo (su puto mundo) es bueno y santo y habla bien y si habla mal nos reímos de ellos y les pasamos la mano por el lomo y les escupimos a la cara para que se limpien con el pañuelo que les damos.
No me interesa nada del pasado. Al menos de su pasado. No quiero que mi presente sea su pasado. No sé cómo decirlo más claro.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Miscelánea

Basándonos en lo viso y oído en los últimos días, hemos de convenir que el periodismo no tiene ya motivo de ser. No nos podemos fiar de lo que dice la prensa. Al fin, tras años, décadas, casi siglos de prensa escrita, radiofónica, televisiva, etc., nos hemos dado cuenta de que la prensa nos engaña, que no nos podemos fiar. Las noticias, vienen de agencias, y las agencias tienen intereses. Es una verdad sobrecogedora que nos tendría que hacer pensar que... no entiendo cómo es que la gente no sale a la calle. Esto de que las noticias las hacen las agencias y que estas agencias o los medios económicos controlan lo que se publica y lo que no, la he leído en un sitio. No puedo decir dónde, pero son fuentes contrastadas. Fuentes contrastadas. Cada vez más, la vida no es la vida. El mundo no es el que vemos, el mundo es el que nos cuentan por las mañanas que tiene que ser. El que es. No es verdad, por ejemplo, que el soberanismo se presente por separado en estas elecciones. Van todos juntos pero con listas separadas. Escuchado, sin intermediarios. Y sin embargo, yo mismo sé que no me tengo que creer nada de lo que escucho y ni siquiera me creo nada de lo que digo. He llegado a pensar que las cosas que escribo en mi propio blog, ni siquiera son verdad. No recuerdo haberlas leído o escrito de una vez a otra. Y eso me hace sospechar. Igual Maruja Torres entra en mi ordena y...
https://www.youtube.com/watch?v=j1aLedycjVQ

Una de las sensaciones de la temporada es no ver la tele. Creo que después del desengaño de no ver el fútbol es el de no querer saber qué dan en la tele. Ver la televisión, estar atento al desenlace de una serie. Veo el programa Zapeando y descubro al cabo de los meses que de lo que trata realmente es de ver exactamente las noticias del día anterior comentadas. Era el único programa que me hacía gracia. El fútbol. El otro día vi bajar a los jugadores de la selección española del avión. Me di cuenta de que no los reconocía a todos. No sabía quiénes eran todos los jugadores. De hecho, vi bajar a Kepa, portero del Athletic y me costó reconocerlo. Mal síntoma si ya no reconoces a los tuyos. El tiempo pasa y las cosas que te gustaban pasan. Las cosas que creías reconocer pasan de largo. Y entonces te gustan otras. Eso es lo que se espera que digas. Que todo pasa y que bueno, te vas adaptando, no. Pues no. Si antes te gustaban unas cosas y pierdes el interés qué mierdas pasa. Qué cojones está pasando para que no sepa yo los jugadores de fútbol que bajan del avión. Qué ocurre. Antes no había ni la mitad de información y ahora hay mucha información y puedo tener todos los discos de Sonic Youth en un clic y no me sé los jugadores. Qué ocurre. No tiene nada que ver con el tiempo. Tiene que ver con la puta mierda que es todo.
https://www.youtube.com/watch?v=czBJYXq4YVE

Las mejores sensaciones. Un picor de ojos insoportable desde que te levantas por la mañana y que va manteniéndose hasta que te tienes que ir a la cama porque no puedes estar más tiempo con los ojos abiertos. Con los ojos cerrados. Con los ojos guiñados. Tocándote los ojos, rascándote los ojos. Llorando constantemente. Un lloriqueo incesante, una especie de barraquera que te hace ir por las calles de tu amada ciudad de extrarradio con los ojos arrasados en lágrimas. Con dos ojos como dos rajas de nosequé. Hablan de los ojos rajados. Esos son mis ojos. No se aprecia el verde amarronado ni el marrón verdoso de ellos. Y voy caminando y a los ojos rojos se suma la nariz colorada y el continuo moqueo. El moqueo constante, los mocos, estornudar, una, dos, tres veces. Aguantar el estornudo. Tener mucho frío. Bajar a tomarte el cortado en el bar y estar con la chaqueta puesta. Ir por la calle y ver a un chaval con la camiseta de manga corta. Y pensar que no somos del mismo planeta. Y hoy hace calor y me sobra mucha ropa, pero no me la puedo quitar porque me da miedo. y me he tomado una pastilla de paracetamol y he bebido la equinacea y hasta un antistamínico. Y hoy medio medio, pero quién sabe si mañana va a volver.
https://www.youtube.com/watch?v=KwucJNtc3hQ

Era una puta lo hiciste bien. No era tu culpa, era una puta, lo hiciste bien. Este cántico se escuchaba en las gradas del campo del Betis cuando su jugador, el delantero centro canario... se me ha olvidado el nombre, fue acusado de malos tratos, de agredir a su novia. Que si pum, que si pam, en las gradas, los chavales cantaban esto. Rubén Castro. Y bueno, pues ahí está. No sé cómo quedó la cosa, pero el tal Rubén siguió jugando y ahora está en China pero parece que va a volver pronto. Y luego fue otro jugador, un central del Atlético de Madrid. En ambos casos no eran malos tratos o una agresión, si no una pelea entre los dos. Claro, si es pelea entre los dos, y la otra está loca, qué puedes hacer si no defenderte. Y así vamos. Ahora vamos a ver cómo somos capaces de darle la vuelta a la cosa para que los chuloputas esos de los Sanfermines no acaben siendo víctimas de una campaña de acoso de la izquierda que aprovecha para cargar contra la guardia civil y el ejército y la ostia. Y, peor, leer a gente hablar de procedimientos, de la presunción de inocencia... formalismos jurídicos que aprovecho para meter con calzador y así hablando de una cosa, acabo hablando de lo mismo. La ley. De repente aparecen escrupulosos cumplidores de la ley. Era una puta, lo hiciste bien. Sociedad de mierda.
https://www.youtube.com/watch?v=mAc_vdbF1pU

Aquí donde me ven, que soy prácticamente perfecto en todo, también hago mis pinitos en el mágico mundo del machismo. Las mujeres y la magia. El machismo de hablar queriendo parecer que sabes pero en realidad no tienes ni puta idea. No sabes ni donde tienes la cara. Qué haces opinando de algo que no sabes. Qué sabes tú de las mujeres. De una mujer, de dos, de tres mujeres. Qué sabes tú si las mujeres quieren sentirse como mujeres. Si todas las mujeres. Si todas. Pero uno reincide. Y hace un comentario para hacer gracia y reconoce al instante que puede meterse la lengua en el culo porque no ha tenido gracia, pero el caso es que ese comentario con otra gente tiene gracia y va todo como muy al revés. O no lo haces bien. No lo haces bien y punto. Hoy, antes del concierto de mi hermano, hay una concentración para protestar contra el patriarcado judicial. Según el mundo unicornial, cuando seamos o estemos en República, el machismo será cosa del pasado. Y así será. Será mágico. Las mujeres son mágicas. ¿Por qué? ¿Por qué son mágicas las mujeres? ¿Por qué tienen otra sensibilidad? ¿Todas las mujeres? ¿Tengo... ? estoy hablando en primera persona y no debo. No lo hago bien, no sé porque saco el tema si no lo tengo claro.
https://www.youtube.com/watch?v=GIOdjR2O3xg

Hoy es el cumpleaños de mi amiga Pepa. La Pepa Killamama. La Pepa de mi pueblo. Que no dónde estará. ¿Digo mucho que me acuerdo mucho de la Pepa? Recuerdo, por hacer algo con este párrafo para recordar a la Pepa, recuerdo una noche en Woodstock, yo creo que ya hacía frío y todo, aunque era pleno mes de julio, o no hacía frío. Es igual. No sé si nos quedaba Ron Cacique del que llevé, o solo era todo ya a base de cervezas. No sé qué llevé yo de música, pero llevé un cd con música de Pau Riba y estuvimos bailando esto y lo otro y lo de más allá, con la música de Pau Riba en mitad de la calle, en la puerta del flat. Cosas que solo hacías con Pepa. No sé los años que debe cumplir. Me acuerdo mucho de Pepa. Juan Román Riquelme. La juventud sónica. No sé por dónde andará Pepa ahora, supongo que estará por las Alpujarras. El Facebook no me ha dicho que hoy sea su cumpleaños, lo he visto por otro lado. Los cumpleaños de la gente, los recuerdos con la gente. En realidad nada de eso existe. Hablar y discutir con Pepa de lo que existe y de lo que no existe. Se creen que los de Jaén somos gente callada y que no tenemos conversación. Chínchennos un poco y verán en qué agujero se meten.
https://www.youtube.com/watch?v=It5_kjR55eY

Poca cosa más ya por añadir. Que tengan un feliz fin de semana y nos vamos viendo por donde se diga.

jueves, 16 de noviembre de 2017

Un rollo medio nazi


Una bandada de murcianos volando llegan a un sitio y aprenden a hacer algo. Una frivolización sobre lo nazi. Ya lo hizo Bolaño, o él lo hizo algo más en serio, o mucho más jugando. Lo nazi. Una orden. El pelo cortito de atrás y de delante no tanto. No estés más ahí, vete allí. Recoge tus cosas, venga usted conmigo, va, vuelva de nuevo a su sitio. Solo estoy en un momento medio nazi. Hoy es el día mundial de la filosofía. La vaca de Martin Heidegger. Un filósofo alemán de mucho prestigio que cuando llega la hora de definirse, elige el nazismo. Y colabora, y da clases, y se pone muy estupendo y luego, cuando llega la hora de definirse dice que nosequé. Unos chicos muy de barbas recortadas y en plan medio nazi van a Pamplona a correrse. Y pillan a una pava que no me interesa. Y se la zumban. Y piden respeto y que ella justifique que no es una algo. Una cabaña en el bosque, nos juntamos unos amigos, estamos hablando, se me hinchan las pelotas de tanta copita de vino y de tanta discusión sobre si las cadenas de producción han matado la creatividad de lo artesanal y manufacturado y me cago en su puta madre. Y les digo que no se dan cuenta de no es la puta cadena de montaje, que es el hecho de haber perdido la esencia. Y les digo que son unos cagones y unos mierdas todos porque han perdido la perspectiva y que si estamos en una cabaña en el bosque es porque queremos sentir de nuevo que la naturaleza es nuestra madre. Y que mañana mismo vamos a salir todos menos uno a dar un paseo por el bosque, desnudos. Y que todos menos uno significa que uno de nosotros va a morir. Y propongo que no votemos, que lo decidamos a ostias. Y muere un colega del colegio. Y le matamos a hachazos entre todos. Y lo consideramos un tributo de purificación. Y quemamos el cadáver y lo lanzamos ardiendo ladera abajo y nos bebemos un mejunje que ha preparado una amiga que es noruega y no puede recitar poemas. Los tengo que recitar yo todos. He venido de Murcia, en una nave espacial, he aterrizado aterido de frío en este paraje inhóspito de la estepa siberiana. No sé hacer nada. Pero con la voluntad que da saberse inferior y tener que buscarme la vida de cualquier manera, llegaré lejos. El portero de la selección italiana llevaba el 88 porque era un nazi. Nos gusta hacer ciclos de cine nazi. Vemos películas como Grease y las analizamos desde un punto de vista completamente goebblesiano. Luego volvemos a casa y con nuestras familia decimos que vamos a participar en las elecciones para recuperar nuestro orgullo. Y mi madre me hace la comida que más me gusta. Y le digo que ponga más bacon. Que quiero comer cerdo todo el rato. Y en el día mundial de la filosofía me pongo a leer a Wittgenstein y no entiendo nada, pero entiendo que si tiene un nombre germánico debe ser medio nazi. Y me dejo bigote porque parezco un policía nacional de serie chusquera y me hace parecer más hombre. Hombre, hola. Qué tal. Has venido a por aquello, claro, pero no lo tengo, tendrás que esperar a mañana. No puedo esperar, le dije, tengo que tenerlo ahora porque mi tiempo es ya, no podemos esperar. El mañana me pertenece, el mañana, la sensación al despertar de que el mundo está ahí esperando para que lo devore, me lo coma, lo apriete entre mis brazos y lo consuma. El mundo, la mañana, la brisa, el frío, los ojos que me lloran porque me emociona pensar en las cosas grandes que podemos hacer si todos unidos nos ponemos de acuerdo y nos ponemos a escuchar música de películas normales pensando que son nazis. Todas las películas tienen un tufillo nazi. Buenos días, Vietnam. Con su rollo completamente nacionalsocialista. Su música que se ríe de los débiles. Los débiles que están por todas partes. Gente en la barra de un bar tarareando canciones sentimentales, flojas, románticas, tristes, que no enardecen el espíritu patrio. Que se dejan llevar por lo que dicen los medios, que hacen caso de la voz oscura que nos quita la luz. He salido a la calle y le he pegado fuego a un quisco. Con el quiosquero dentro. Pero he dejado fuera casi toda la prensa deportiva. Solo estoy medio nazi. No os hace gracia leer lo de medio nazi. Lo entiendo. Pero no os estáis quejando lo suficiente. Deberías gritar más. Estoy seguro de que gritas de una manera diferente a la mía. Grita más fuerte, mierda.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Ciudad Badía


Una noticia que una compañera ha compartido en el facebook. Una noticia que me he entretenido en seguir durante unos minutos, buscando el enlace aquí y allá sobre lo que había pasado. Una madre y un hijo aparecen muertos en un piso de Badia del Vallés. La madre tenía más de 90 años y el hijo unos sesenta y tantos. Al parecer la madre tiene Alzheimer y el hijo se hacía cargo de ella. Como quiera que el hijo sufre un accidente y muere y la madre no sabe y no puede pedir ayuda, la madre muere de hambre. Una asistenta acudía cada cierto tiempo a vigilar, pero el día que le tocaba, tocó a la puerta, no le abrió nadie, dio parte y se fue. A quién dio parte, quién cogió el recado, cómo es que nadie... el caso es que los vecinos empezaron a sentir un olor muy fuerte y finalmente los mossos fueron allí, vieron el panorama... dos muertos.
Yo iba mucho a Ciudad Badía de pequeño. Tenía familia y amigos de mis padres allí. Yo he jugado a la lima en Ciudad Badía y también he jugado a los Clics de Famóbil. Subíamos andando al piso de mis titos y jugábamos en el rellano. Me acuerdo de haber hecho el trayecto entre el mural de la Meridiana y Ciudad Badía a lomos de un 127 verde en un tiempo récord, con mi padre con la pierna escayolada para ayudar a pintar un mural. Ida y vuelta. Volvamos a lo de la lima. Jugar a la lima en el barro, clavar la lima. También intenté jugar en el Paseo Alameda, en tiempos remotos. Pero allí fue donde me destapé. No sé si lo hice bien o mal. Si ahora ya tengo las manos de un... no quiero pensar qué clase de manitas débiles y pequeñas y blanquitas tendría con... ni me acuerdo de la edad que tenía. Pero jugué a la lima, con mis primos Edu y Juan y otros colegas suyos.
Decían de Ciudad Badía que la habían hecho pensando en el mapa de España, adrede. Con la estructura del mapa de España, que si la miras desde arriba es igual. También había escuchado que la habían hecho como el yugo y las flechas. Si miran en google y le echan imaginación, se ve lo del mapa de España. Ahora Ciudad Badía se llama Badía del Vallés, no sé quién gobierna. Sé que es la ciudad más pobre de Catalunya.
Vamos a volver sobre esta frase. La ciudad más pobre de Catalunya. La de renta per cápita media menor. El otro día Évole le sacaba figuradamente los colores a Nicolás Maduro en su entrevista del Salvados porque Venezuela era... y tenía... y un broncodilatador... y el 40% de.... Y en Badía del Vallés se te presenta este cuadro técnico y bueno, será un hecho aislado, pero creo y solo creo que igual me equivoco, que las cifras esas de VEnezuela en nuestra Catalunya de nuestra alma y manis con teléfonos móviles apuntando al cielo, las cifras son de un 20%.
Quizás la solución sea un solución con Duran i Lleida apoyando muy fuerte. O quizás la solución sea el mensaje claro y sencillo de Ciudadanos. Una bandera no da de comer, pero una bandera muy grande igual sí.
Vamos a volver sobre las frases. Hoy, viendo a Rufián en la tele y luego viendo un anuncio de nosequé, he vuelto a entrar en barrena con el tema de la frases. Frases chulas. Frases que las vas diciendo y parece que estés haciéndolas para la cámara. Porque es que estás haciéndolas para la cámara. Para poder hacer un vídeo molón en el Face o en el Twitter. Un vídeo no muy largo, que no canse a la peña.
Artículo que no he podido escribir porque creo que ya lo he escrito y hace mucho que no hago populismo. Eso de hablar de pobres y tal y no hablar por un día de los lazos amarillos que sacan en la tele todos los que hablan sobre algo y los catalanes de bien. Populismo de bien.
Supongo que la solución ya no la tenemos nosotros tampoco, la solución está en el aire. En volver a hacer cosas que hace mucho ya no funcionaron y que nos han traído justo hasta aquí. Bueno, yo creo que nosotros, algo de solución podemos tener. Pero no venía yo aquí a hablar de cosas así.
Yo venía a hablar de Ciudad Badía. De la gente que vive en Ciudad Badía, en Badía del Vallés, donde también vivían creo que los de Bordón 4 y el lugar del que es también Busquets y su tío, el otro Busquets. El Busquets portero que jugaba con pantalones largos y del que se bufaban porque hablaba poco o mal en catalán.
Ya no nos acordamos, pero te morías de risa con aquello.
Ciudad Badía y Santa Coloma. En Santa Coloma no estamos muy allá tampoco. Hace tiempo que no hablamos de nada, pero si no ando errado nosotros éramos la segunda ciudad más pobre de Catalunya. No estamos muy allá, pero estamos ahí.
Hoy tocaba hablar de las frases épicas, de esas frases que se dicen para el pueblo que se hace gente y la gente que se funde en el pueblo y para reclamar que el país haga nosequé y apelemos a llenar de papeletas el mundo y a hablar de mensajes claros y a un mundo en el que la gente que hable claro tenga la sartén por el mango.
Mis titos y los amigos de mis padres se fueron de Badía del Vallés. Antes ya habían puesto un Baricentro muy cerca. Baricentro merece otro artículo. Qué tiempos. Baricentro estaba en Barberà del Vallés sin embargo. Ahora ya me he perdido del todo.

martes, 14 de noviembre de 2017

Gente así

Es muy común que no te atraiga la gente común. No estamos hablando de lo mismo. Es de lo más normal que lo que te traiga por la calle de la amargura es la gente extraña. Si, claro, a las cinco allí, naturalmente, voy a ir y lo vamos a hacer. Es un viaje de Pamplona a Zaragoza que hemos hecho en una hora y media aproximadamente. Tengo que hacer unos trámites. Me he comprado unos pololos de color rojos. Los llevo por fuera. Me gusta hacerme trasquilones en las venas. Mis zapatos brillan en la oscuridad. Me he apuntado otra vez a la Escuela Oficial de Idiomas, para hacer otra vez inglés, ya hice inglés una vez y me he vuelto a apuntar. Me gusta la gente así. Gente que vuelve de viaje y te la encuentras en el aeropuerto y te dice que va a irse de viaje. Y gente así. Gente que de vueltas, que se queda callada en el momento exacto, gente que tenía que venir y que no ha venido porque no se sabe qué le ha pasado. Mucha gente dice que nosequé, no me interesa. La mayoría del tiempo la pasas con gente que hace cosas y va y viene y a una hora estipulada piensa que tal. Y seguramente tiene que ser así, pero es que no. No. Siempre es que no. Hola, otra vez soy yo, qué tal, no me esperabas. Estoy desnudo. Ese es mi rollo. Dilo. Rollo. Dilo. Rollo. Rrrrrr. Rollo. Me llamo Reinaldo y me gusta mucho este nombre porque no se parece ni a Juan, ni a Pedro ni a Antonio. Reinaldo. Y no hay ningún jugador de fútbol que se llame así. Me gusta el fútbol porque a ti no te interesa el fútbol y así no tenemos nada de qué hablar. Eres un artista. Eres una artista de narices. Me encanta lo que haces. No voy a venir más a verte. Eso es lo que pienso del momento político.
En realidad este texto se tenía que llamar 'Vienes y muebles'. Era un texto sobre alguien que venía y que decía que tenía un mueble y no sé a dónde venía. Como he pasado mucho rato pensando en la localización y si tenía que ser yo o bien meter a otra persona por medio, se me ha ido el ángel y no he podido escribir nada. Pero el título me parece buenísimo. Vienes y muebles. Porque es como bienes inmuebles. Y no pasa nada. No pasa nada porque de tanto escribir pierde uno el hilo de lo que escribe y puede acabar escribiendo de cualquier cosa.
Me gusta la gente así. Inestablemente. Me gusta la gente inestablemente. No me gusta todo el rato, ni me gusta siempre. Por eso me gusta siempre la cosa permanente. La revolución permanente. La revolución con el pelo rizado. Me gusta inestablemente. Me gusta porque lo que me pasa es que soy una persona conservadora, una persona timorata. Qué significa timorato. Timorato. Timorato Primero y quinto de Alemania. Alemania del Este. Me gusta Alemania del Este, porque da sensación de seriedad. No de gente que se tiña el pelo de colores, por ejemplo. Me gusta que estés pirada, absolutamente fuera de sitio. Me gusta que de tan normal te salgas de la normativa vigente y parezca que lo haces adrede. No me gusta escuchar una historia de miedo, con un drama previo, con una alegría repentina, con momentos de altos y de bajos. Me gusta escuchar una historia en la que de repente se me permita cantar. Me gusta que no te tiñas el pelo, que te dejes ese mechón, blanco, y que te tiñas el pelo.
No me entiendes. No me gusta que me entiendas. Porque si me entendieras sería yo. Y yo no me considero gente así. Yo soy una persona muy normal. Me gusta juntarme con gente así porque es que si no, pues no sé.
Yo soy muy de eso. Y quizás debería haberlo dicho antes, pero no me gusta hablar demasiado. Soy más de mirar. De ver. De hacerme el observador. De hacerme. Me hago. Todos los días me estoy haciendo. Porque esto es permanente. Tengo un bronstein dentro de mí. Y ni siquiera sé lo que es eso. No me apetece leer tanto del tema. Me gusta más la gente así. De vienes y muebles.

lunes, 13 de noviembre de 2017

En campaña

Ya estamos en campaña. Pero nosotros nada más. El resto del mundo vive en una dimensión en el que las decisiones son aciertos y no hay nunca nada que sea posible o imposible o sea real o irreal. El resto de la humanidad no tiene intereses ni se mueve por objetivos. La gente no es como nosotros, que nos reunimos en locales oscuros, en callejones infectos y en espacios de dudosa reputación para hablar y hablar y no decir nada, o al menos, nada que te guste a ti, que siempre dices cosas acertadas y buenas. Y claras. Y que se entienden. Y que a todo el mundo gustan. No controles mi forma de hacer campaña porque es total y a todos les encanta. No controles mis vestidos, no controles mis sentidos. Nosotros estamos en campaña electoral para unas elecciones autonómicas que son bastante mierders, cosa que ya sabíamos desde el primer momento, porque sabemos reconocer cuando una situación o una historia es un truño en cuanto nos la presentan. No tenemos que esperar a que pasen las cosas para reconocer cuándo nos han tomado el pelo, sabemos que nos metemos en las cosas para irnos. Hemos nacido para irnos, decía la canción. Hay gente que ha nacido para quedarse con la peña. Gente que, como ayer, te dice en tu cara en la tele que lo del 1 de octubre fue una movilización y te dan ganas de entrar dentro de la tele y decirle al exconseller que por favor, demano, quicir. Comorl. Jorgerl. No se han hecho suficientes homenajes a Chiquito. Como la Cup presentándose a las elecciones, no puedor, no puedor, no puedor, pero puedor. Fistro. Jorgerl. Lago negro, lago blanco. En qué momento uno puede hacer campaña sin hacer campaña. Nosotros no sabemos, nosotros cruzamos una calle e inmediatamente es un acto de campaña, porque calculamos en salones oscuros en los que no entra la luz del día y la luz de la noche es la misma mirada de Satán Belcebú. Y mientras otros pueden desde Madrid con el pinganillo en la oreja hablar y pontificar de lo que es el Estado y lo que hace el Estado y apelar a una parte de los comunes a los que no nos hace ninguna gracia que un cuñao de Ciudadanos travestido en diputado indepe nos de palmaditas en la mejilla pillando un cacho de oreja, nosotros no podemos poner en duda que a lo mejor, quizás, puede ser, me parece a mí, lo del Govern antes de que ese Estado se hinchara a solisombras y pacharanes en ayunas y entrullara a diestro y a un poco de pálido siniestro, a lo mejor, decimos, a lo mejor ha sido otra llufa de dimensiones épicas. Punto y aparte.
Pero es porque lo decimos nosotros. Si nosotros decimos que un referendum pactado es una cosa chanante, es una cosa que hace llorar a la escolanía de montserrat e impide que se levanten castells en Terrassa, pero si lo dices tú, tú mismo o tú misma, es otra cosa. Si decimos que vamos a unas elecciones de mierda para intentar recuperar algo de lo que nos han chingado, somos una vergüenza para la clase trabajadora y para la tradición revolucionaria y no te pongas una foto de lenin de perfil que estás haciendo el ridículo. Si montas un CDR y te presentas a las elecciones a la vez, es una decisión táctica de una inteligencia que nosotros, que no sabemos escribir hegemonía ni empoderamiento, no comprendemos. Si los fachas están cabreados (o se bufan) es que es buena idea.
Ya hablamos en otro momento de lo de que todo está bien y todas las decisiones son dabuten, pero nunca pensé, jamás imaginé que todo, realmente todo, estaba bien.
En el otro bando, no sé. La gente se cree realmente que Ciudadanos puede ganar las elecciones. Que eso puede ocurrir. El PP haciendo un plagio del logo de Ciudadanos. Te los tomabas a broma y ahora resulta que les imitas. Y el PSC... prefiero no opinar.
- Claro, no opinas porque en realidad lo que te pasa es que estás cabreado por lo de Barcelona.
Y con esta frase pueden estar de acuerdo unos y otros. Y esa es la magia. Nadie está en campaña electoral porque todo el mundo está trabajando por un objetivo mejor, mayor, mágico, precioso, bonito como tú eres porque todos los días te levantas y haces que la brisa se convierta en vendaval y es al revés pero mejor escribir como a uno le apetezca.
Tema libre. En Santa Coloma qué. Pasa algo. sin interrogaciones y sin mayúsculas. respetando las tildes. En Santa Coloma qué os pasa. Qué tenemos. Habrá ahora que saber quién es quién. Quien somos nosotros que más o menos ya lo tenemos claro y saber quién hace campaña por aquí por el partido que gobierna y ver quién es quién en el bando en el que todo el mundo empapelaba junto y saber si toda esa gente que tiene tan claro que nosotros no decimos una cosa clara ni que nos maten tiene claro qué es lo que dicen realmente los demás.
A nosotros no nos mires. Nosotros no somos de esos. Así a nivel general.
Nosotros ya tenemos tema libre. Tenemos carta blanca. Ir viniendo. Vamos todos por la senda constitucional y yo el primero. Tú no, que tú no estás en campaña. Tú estás haciendo otra cosa, superior. Extra. Torrefacto.

viernes, 10 de noviembre de 2017

Karpov

Cuánto sabe, cuánto sabe, sabe de todo, de esto no tendría que saber, pero sabe también y habla y habla y me lo cuenta y habla y cuando yo hablo siempre parece que no sé de nada, porque me hago el tonto y me hago pasar por tonto y no hay nadie que me tome en serio pero aquí el compañero me ha empezado a calentar la cabeza desde que hemos puesto las piezas y habla y habla y como es ingeniero o astronauta o nosequé debe ser, habla y habla, y tiene opiniones sobre todas las cosas, y sabe decirlo todo en todos los idiomas y si no sabe él sabe de alguien que sabe y me lo está contando y debe ser porque yo tengo esa especie de habilidad para que todo el mundo venga a contarme algo, a explicármelo, con la pretensión de que yo les escuche, interiorice su mensaje y haga algo con él y yo no sé hacer nada, de verdad, no sé hacer nada con lo que me cuente nadie, yo solo quiero mover las piezas y acabar la partida pronto y dedicarme a otra cosa, yo solo quiero que mueva lo antes posible y quitármelo de encima, no escucharle más, no quiero que me cuente nada más, y no sé a santo de qué tengo yo que jugar una partida con todo el mundo, a todo el mundo le tiene que gustar jugar conmigo aunque sea en broma y todo el mundo se lo toma a broma, no debo inspirar respeto, me deben ver así gris, en blanco y negro, con letras por encima y ni siquiera tengo una foto para mí solo, sin letras por encima y yo quisiera ser de otra manera, pero siempre estoy con lo mismo así que si estoy con lo mismo es porque tendré que ser así y ahora con esto me he perdido y no sé si ha movido o no ha movido, pero ya veo que no ha movido y es que la gente se cree que con esto de no tener reloj en la mesa puede desvariar y desbarrar y desgarrar y desvalijar y dime una letra y te diré verbos con esa letra y no quiero escucharle, porque lo que me está contando no me interesa y todo lo que me cuenta todo el mundo no me interesa porque en todas partes hay un tema que no me interesa y me gusta el nombre de teresa porque es un nombre que pertenece a mi familia y si algún nombre pertenece a mi familia me gusta, y me gusta teresa y me gusta petra y me gusta aurora, y a ver si deja de hablar este hombre y le digo lo mucho que me gusta el nombre de aurora y todo lo que representa aurora como revolucionario aunque con esta pinta en blanco y negro y en gris y con esa tofa atrás de pelo que me veo en la sombra que se me dibuja debo parecer lo menos revolucionario del mundo y no lo soy porque soy una persona conservadora y todo el mundo sabe que juego de manear conservadora y ahí estriba la contradicción porque no me tengo yo por eso y al mismo tiempo me tengo por eso y no me tengo por eso y doy vueltas y vueltas y este pelo tan largo y creo que de pensar yo solo me está entrando un buen rollo, una especie de gustera, la palabra gustera la he incorporado hace poco y no la conocía y corresponde muy bien a esa sensación como de ir flotando o de estar mirando libros en una biblioteca o de estar cortándome el pelo o mirando la partida de ajedrez de otro o escuchando un disco de Spectrum y tengo tres temas de conversación y tres temas de conversación tengo y debe ser que me he metido en los bucles de siempre una y otra vez y este hombre no para de hablar y me lo han presentado y el nombre me ha parecido gracioso y se me ha dibujado una sonrisa en el rostro y ya a partir de ahí creo que he perdido mi oportunidad de hacer algo, algo importante, algo que se parezca a las cosas que hace la gente fuera de aquí, la gente que no esté escuchando a este buen hombre. Me toca mover. Me toca mover. Me toca mover. Voy a ponerle nervioso un rato.

jueves, 9 de noviembre de 2017

Federico

Durante el reinado de Federico el Grande, en un pequeña aldea de Brandenburgo, el joven Kasper Maria Von Suellenbeck se alista en el cuerpo de granaderos de su majestad con la intención de guerrear en las guerras. Guerrear en las guerras te servía en aquellos tiempos para escapar de las miserias varias de la vida en Brandenburgo y en el resto del universo. Hoy en día, guerrear en las guerras es una forma de construir la paz, pero entonces no existían esos criterios. Kasper Maria se alista en el cuerpo o lo alistan. Creo que lo alistan. Los documentos están manchados de vino, de grasa, de huellas de dedos de escribientes, de señores, de muchos señores que manosean los documentos, los tratados, los pactos, los legajos. Soy un fiel seguidor de los documentos manoseados y adulterados por tachones, correcciones, falsificaciones e interpretaciones sobre la marcha. No entiendo la letra de esa gente. Están escritos en un alemán que no entiendo. Ni ese ni otro. Federico I el Grande emprende toda una serie de guerras para hacer de su Prusia un reino importante en el concierto de las naciones. A Federico le sucederá un Federico Guillermo. Federicos, Federico Guillermo y Guillermo. Los emperadores prusianos se llaman siempre así. Como en la novela esa de los Buendía. Federico el Grande, Federico Guillermo. Uno de ellos es conocido como el Rey Sargento. Kasper Maria se enrola en uno de esos batallones y participa en una de las campañas contra Suecia. Se llena de barro y de frío y de mierda y de hambre hasta arriba y llega de nuevo a su casa después de todo ese festín de batallas y de gloria con todos los dientes desaparecidos, cuatro dedos menos en las manos y un pie destrozado. Al llegar de nuevo a su casa, recibe una pequeña pensión por parte del recién creado estado prusiano y con ese dinero se compra unos cerdos y consigue casarse con la viuda Amalia Freuenbarther. Amalia Freuenbarther estaba casada con un maromo llamado Guillermo, Wilhem, Willy, que no era prusiano, que no era más que un puerco austriaco que había huido de su país porque no quería alistarse en las tropas de su muy graciosa majestad imperial. Y allí cayó, en aquel barrizal, lleno de cenutrios prusianos, y se casó con aquella mujer para que le dejaran quedarse y un día descubrió que le dolía mucho la garganta y se murió. Y Amalia se quedó viuda con 19 años y no sabía ni cómo era el nombre completo de Willy, nosotros tampoco. Kasper Maria se dedica el resto de su vida a vivir de los cerdos y de su mujer, que trabajará como una mula mientras que Kasper fuma y recuerda las campañas con el emperador Federico. Y a Federico le sucede otro Federico y a éste otro Federico Guillermo y así hasta que hay un Guillermo que pierde una guerra por la mínima y tiene que irse a vivir a otro sitio y ya no habrá más emperadores. Y Kasper Maria todo esto no lo sabe, ni lo saben sus hijos, porque solo tendrá hijas y mueren todas porque su padre se niega a alimentarlas y las deja morir. Y Kasper Maria siempre soñará con nuevas guerras y nuevas campañas y nuevas conquistas, que ya no podrá hacer. Y Federico aprenderá a tocar el piano en compañía de un maestro tan reconocido como Manuel de Falla y con el paso del tiempo, tras intentar esconderse en casa de la familia Rosales, porque cree que allí estará a salvo, es detenido y es conducido al barranco de Víznar. El tal Federico, que no es emperador ni nada, muere fusilado y quizás no sea el aniversario ni la efeméride ni el santo ni estemos convocados a ningún minuto de silencio pero tampoco está mal recordar el dato y preguntarse dónde está enterrado Federico el Grande y dónde está Federico García Lorca si de uno solo podemos contar vaguedades y de Federico quien más quien menos se sabe alguna coplilla.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Concentración por la manifestación


Sentado en casa todo el día viendo la tele. Por llamarlo de una manera. Viendo los cortes de carreteras, la gente que ha cortado las carreteras y disfrutando de dos noticias que no tienen la misma importancia que lo que ocurre ahí fuera, tratadas al mismo tiempo de manera distinta. Distinta y diferente. Viendo cómo el PSC hace un pacto con... lo que era la antigua Unió Democràtica de Catalunya y mete a Espadaler, el conseller de Interior que sustituyó a Felip Puig, como número tres de las listas. Se puede optar por la moderación. Se puede no dar un giro a la izquierda. Se pueden hacer muchas cosas. Ir con Unió... no sé. No sé si se puede. 
La otra noticia, escondida entre cosas de más importancia, es que no va a haber lista única para las autonómicas del 21-D. Que no habrá otro Junts pel Sí y no tendremos a compañeros de ERC pegando carteles de gente de CDC y viceversa. Falta por saber qué harán las compañeras de la CUP y ya lo tendremos todo. 
Esta foto es de la concentración/manifestación de hoy. Plaça de la Vila. Santa Coloma. Una concentración. Una manifestación. Quién convocaba, a quién le importa ya. Lo que ahora convoca puede que no exista mañana, ni que haya existido nunca, o que no sea lo que realmente es. Da lo mismo. El caso es que hoy de nuevo se ha repetido el fenómeno concentración/manifestación. Pero de una manera distinta que la del día 3. Esta vez, no han ganado en la línea de meta, esta vez el pelotón indepe ha tirado en la misma línea de salida y el demarraje ha sido tan fuerte que nos ha dejado a todos con cara de sorpresa y sin capacidad de perseguirles por las calles de Santa Coloma. El tirón ha sido tan brutal, un golpe de riñones tan efectivo, que les hemos perdido de vista mientras los compañeros de UGT y CCOO se quedaban con el micro en la mano intentando decir algo ante los parroquianos que no han salido a la caza de los fugados. Así, los portavoces de Gramenet per la Democràcia y la contra la Repressió y una participante que ha intervenido para honrar la República catalana de nuestros sueños han intervenido en la concentración y han salido espiritados, dejando con la palabra en la boca a los demás. Fantástico demarraje y demás. 
Cuando han vuelto de la manifestación ya no estábamos para recibirlos, porque hacía un frío que pelaba y es aquello de que en el rugby pueden hacerle el pasillo al vencedor y al perdedor pero en este caso no se estila. Así que ya lo sabemos para otra vez. Escucho al mío y me largo. O me convocas para cuando vayas a terminar tú, por ejemplo. 
Así las cosas, a casa a ver la tele, a ver cómo los jóvenes y no tan jóvenes catalanes cortan las carreteras y las vías de tren y cómo los españoles se quejan en sus coches de que 'oiga, es que es mi libertad'. Tv3 en huelga pierde calidad. Así, por ejemplo, hoy ha venido Inés Arrimadas a Santa Coloma, pero en Tv3 han considerado que si estás en huelga debe ser trabajar de trabajar poner el nombre completo y lo han dejado en Barcelona. Inés Arrimadas se ha paseado por el eje comercial y... te mueres de la risa. El eje comercial era el Mercat Sagarra. En fin. 
A medida que pasa la tarde, van pasando más cosas, se cortan las vías del AVE en Sants. Al final la huelga son más bien movilizaciones, pero no puedes decir que es una huelga. Es una huelga, claro que lo es. Y general. Pero no podemos pedirle a todo el mundo que haga huelga, pequeño comercio, etc., que lo hagan... incidencia de la huelga. Una tienda en Sants. Una tienda en Gràcia. El concesionario Apple. Ya que han venido al eje comercial de Santa Coloma podrían haber preguntado si los negros hacemos huelga. 
Santa Coloma no es Sabadell o Mataró, eso está claro, es una ciudad difícil pero no tan difícil como para saber lo que es una huelga general, una movilización y lo que es un Estado de mierda que mete en la cárcel a políticos, interviene cuentas o, si aplicas una política que no sea necesariamente indepe, te puede también dar candela, como pasa en Madrid. Carmena no es indepe, pero como si lo fuera. Le podrían proponer ir en las listas de ERC también, porque si le hacen eso es porque será.. ¿no? o bien podemos aprovechar para señalar otra vez a los comuns que no nos hemos quejado del 155 y ahora venimos llorando. 
Es aquello de que ya no pasan cosas y ahora pasa lo que nos da la gana. 
A las seis de la tarde había concentración en la plaça de la Vila, la Taula per la Democràcia. Esa cosa de sindicatos, pequeña patronal, ANC... pero que ya no mola. Habrá que ir a Barcelona, pero no todo el rato. Nos hemos quedado aquí y no ha ido mal. Había gente. Nos hemos creído tanto que somos pocos que decimos eso de que 'es que no todo el mundo puede ir a bcn'. 
Y nada. Que a ver la tele dentro de un rato, a ver qué pasa. Si estuviera en casa con mi padre nos pasaríamos el rato discutiendo, así que discutimos cuando nos vemos. En cualquier parte. En una concentración, en una manifestación, pasando frío, pasando calor. 
Va a hacer frío en esta campaña electoral. Vamos otra vez con Podemos, juntos como hermanos, miembros de una iglesia. 
En la Primera cadena se ve que no dicen nada de lo del Rajoy, porque mañana a lo mejor aprovechan para meter en el talego a más gente. A los de la Mesa del Parlament. Que habrá a quien le parezca bien, porque claro no son tan 'presos' políticos como los del franquismo. Pero que, por muy vindicativo de otros tiempos que sea, duele oírlo, leerlo. 
En la primera cadena no dicen nada. En tv3 están diciendo otras cosas. Cosas que no son Santa Coloma.
Aunque pasen aquí. A veces las cosas que van tan deprisa tardan menos en estrellarse. O las cosas que más corren son las que primero se estrellan. Algo así. 
Esto ya es alargar por alargar. Refresca.    

martes, 7 de noviembre de 2017

Crónica del #plegramenet de noviembre. Palabras más, palabras menos.


Mi abuelo se fue a Cuba, a bordo del Catalán. El mejor barco de guerra de la flota de ultramar. Hace frío, se ha girado el tiempo y lo que pensábamos que iba a ser un verano eterno, como el que cantaban los Beach Boys, se ha transformado en un crudo invierno. De la manga corta al abrigo. Del gintonic al chocolate calentito. Mocos, estornudos, kleenex, servilletas, pañuelos, lo que haya a mano. Remedios naturales, peleas entre los partidarios de la quinácea y el propóleo, los que somos de paracetamol o los que son de ibuprofeno. Picores de ojos, gargantas afectadas, te resistes a sacar el nórdico, pusiste el nórdico demasiado pronto y ahora no sabes qué echarle más a la cama porque te cagas de frío. Esas cosas. Calcetines gordos, o calcetines finos. David Zambrana, el hombre, todavía mantiene los calcetines finitos, dispares, cada uno de un color, uno más claro y otro más oscuro, pero finos. Un héroe. Dani Salgado lleva manga corta, porque en la vida como en el deporte, se demuestra quién es y quién no está preparado para la vida moderna. Yo estoy bien, pero tengo frío y a la mínima en las costillas me da pelete. Ya no hay camiseta con mensaje y entran en juego las sudaderas con mensaje.
Hace frío pero antes del pleno se convoca una concentración por parte de Gramenet per la democràcia i contra la repressió, plataforma (rechace imitaciones) formada por diversos partidos, entidades y personas a nivel indivual (definición estándar de cualquier plataforma) que demanda básicamente que se derogue el 155, que se libere a los presos políticos (cada día más), que las fuerzas de ocupación (la policía y guardia civil que vino para quedarse) se marche y que no crezca la ultraderecha en la ciudad. Hace frío, mucho frío, la gente acude y se lee el manifiesto. Nos tenemos que juntar para que el frío no afecte tanto. Hace mucho frío. Si repito mucho que hace frío, hace más frío. Ya lo dejo. Hace frío. No lo puedo evitar. Tener frío es de pobres.
Como la concentración es a las siete de la tarde, cuando llego al pleno ya son las siete y algo, siete y nosecuántos, y me he perdido unos cuantos minutos del inicio del pleno. Momentos trascendentales, siempre. Cuando llegan los regidores, se sientan, saludan, llegan las personas del público también conocido como 'el público', y se sientan aquí y allá, no sé quién hay ni quién deja de haber. Hay menos gente que otras veces y eso que parece que el pleno va a ser 'caliente'. Caliente y frío.
Caliente porque entre las mociones hay una sobre el tema. El 155, la prisión de los Jordis y de los Consellers, el tema. El tema por todas partes. Siempre. A todas horas. Un mensaje y una idea propia. Desde Santa Coloma hacia el mundo y por la humanidad. Caliente y frío.
Como llego tarde me como los primeros temas y los primeros puntos. Ya voy perdido. Descarrilo. No me entero. Tengo un lápiz en la mano para apuntar cosas pero no sé qué cosas tengo que apuntar. Cuando llego ya están votando puntos. El dos nosecuantos, el dos tal. SOM ha iniciado su ronda de votaciones y votan unos puntos unos y otros puntos otros. Soy de esos periodistas de raza a los que no se les escapa nada, nada que sea fútil y vano, nada que sea nimio y tonto. Lo importante no lo capto, pero las cosas sin importancia, todas. El caso es que se ha alterado el orden en el que los regidores de SOM se sientan. Cosa sin importancia, el regidor Jordi Garcia deja su lugar en el extremo y se sienta al lado de la portavoz Anna Pèrez, situada más cerca del sol. Y esto es todo lo que puedo decir. Un dato relevante. Una noticia bomba.
Se votan puntos y entre ellos el punto que da forma al desarrollo del proceso participativo complementario para la reurbanización del paseo Alameda. Salzereda. Parece que hace un siglo de todo aquello, verdad. Estaban hablando del tema, y sería por el frío o porque uno tiene el cuerpo en modo 'que hablen del tema, que es lo que realmente me toca la patata'. Y no debe ser así, porque el tema igual a la gente le parece menos importante que lo del paseo. Y será así. Y es así. Y porqué no tiene que ser así. Ha sido así.
Hoy los nuestros presentan novedades. Hoy Jonatan Fornés coge las riendas de la banda. Empieza formal y acaba sembrado. Se suceden los temas, intervenciones resumidas de Diego Arroyo, regidor de Educación y también intervenciones extendidas de Diego Arroyo, regidor de Educación. Cuesta encontrar la diferencia entre una y otra. Una vez que se entra en la zona Diego Arroyo, el tiempo parece alterado. Son puntos posteriores al tema presupuestos, que sí, que ayer se habló de presupuestos. Uno es un punto complejo sobre una cláusula de... algo de Torribera. El otro es sobre la compleja maquinaria que ha derivado en que se ponga en marcha al cabo de mil años el proceso para darla algún sentido y utilidad al Sant Just. La alcaldesa, rápida, habla de que pòco a poco se van poniendo en funcionamiento espacios muertos de la ciudad como el Miguel Hernández, el Sant Just y pronto, muy pronto la Ciba. ¿Se acuerdan de cuántos proyectos... la Ciba? Próximamente en sus hogares.
Presupuestos. No, antes el reglamento interno del Consell de Solidaritat i Cooperació de Santa Coloma, aprobación inicial. Votaciones. PP, Ciutadans, nosotros, los de Gent d'esquerres ICV-EUiA, nos abstenemos. SOM vota a favor.
Presupuestos, ahora sí. Más o menos lo de siempre. El PSC, con Esteve Serrano a la cabeza, nos dice que se suben partidas y partidas y partidas. El PP nos dice que nosequé. La verdad es que no conseguí desentrañar el mensaje. Creo que no estaban a favor, por algo de que no se sabe de dónde... no sé. Y nosotros decimos que nos lo tenemos que mirar más, que en principio vemos que los presupuestos vienen a ir más o menos por donde siempre y que, cosas de la vida, sugerencias que hicimos el año pasado, este año se recogen. Aquello de que mola hacer propuestas, que te las rechacen, y luego te las copien. El PSC. ¿Es aquí donde dijo Dimas Gragera de Ciudadanos lo de que 'nuestra exigencia les hace mejores'? Hacer mejor al gobierno, que se esfuercen en hacerlo bien... luego puedes maquillarlo con lo de que ja no t'alimenten motlles, que ja vols el pa sencer, pero luego te encuentras con que al año siguiente nadie se acuerda de si hiciste o dejaste de hacer. El PSC. Yo ahora soy muy indepe o soy de Ciudadanos, o siempre voto a Izquierda Unida, pero Núria lo está haciendo muy bien. Porque somos uno y trino y todos. Porque todos nos esforzamos en que lo hagan bien.
Modificaciones de crédito. Cosas que antes estaban en esta partida que han de pasar a otra.
Propuesta de aprobación inicial del Reglament de Funcionament de los equipamientos cívicos en Santa Coloma. Habla Carmen Arana, que es la regidora del ramo y que no suele hablar mucho. Presenta el punto, la accesibilidad de la ciudadanía, etc. Ojo aquí, porque nos abstenemos todos porque es una aprobación inicial, menos SOM, que considera que aquí la cosa es autoritaria e instaura una especie de sistema centralista y que empodera poco. Y que es mal. Será cuestión de saber quién ha redactado este reglamento porque madre mía, cuánta maldad.
Se votan cosas, expropiaciones, espacios.
Declaración institucional para la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres. Piden la palabra Artemis y Zona 8. Isabel Creuhet y Sara Borreguero. Asesinan a mujeres cada semana, hacemos concentraciones, hablamos de gastar más dinero, más partidas en... y bueno. Asesinan a mujeres, asesinamos a mujeres cada semana, casi cada día. Terrorismo de alta intensidad. En tu casa.
Al tema. Como ya saben, Catalunya se ha convertido en las últimas semanas en una puta mierda. Parece que en la calle no pasa nada, pero pasa. Gente en la cárcel. De la burguesía, sí, de los otros, de los que te de la gana. Esto no mola ni un pelo. Moción por el diálogo, contra la aplicación del artículo 155 en Catalunya y por la liberad de los políticos soberanistas encarcelados. Toma la palabra Salva Clavera, de ERC, que interpela sobre todo al PSC y a la alcaldesa para que tome partido. Cita el consabido poema de 'primero vinieron a por los comunistas...'. Como decimos, ya vinieron y vienen. Salto en el tiempo, que se me va la olla. Antes, mucho antes, en otro punto que ahora no recuerdo, César de SOM recuerda a Isa, la madrileña a la que le quieren meter dos años de cárcel por intentar parar un desahucio. Presa por hacer política. Sigamos. El portavoz de SOM presenta la moción, Jordi Garcia. Habla de que es una moción contenida, es decir, que podrían haber apretado más pero que lo han dejado así para poder sumar. Yo creo, y es una opinión personal, que cuando se dicen estas cosas no se formulan bien los conceptos. No me explico, y me explico. Que no se puede presentar las cosas como 'haciendo el favor'. Las cosas se hacen porque uno se las cree o no, no porque así te contento y eso, pero que en realidad es para ver si tú... porque como la presento yo... no sé. Y nosotros intervenimos y lo hace Alexandra Sevilla, que está en avanzado estado de gestación y nos mostramos efectivamente a favor de todo lo que dice la moción, tan todo que incluso la apelación al diálogo que hace la moción, es tan nuestra, tan de nosotros, que no podemos, no puede sino recordar que quienes hemos apelado al diálogo, hemos sido catalogados de cobardes, de traidores, de 'la bandera blanca es la de la rendición', de hablar con quién, de parlemne juas juas juas, de fedérate con mi tanque, y cosas más así que ahora no vamos a comentar pero que ahí quedan. Y ni dui ni 155. Y bienvenidos a nuestro mundo. Y hablamos del manifiesto de los que acaban de pedir un referendum pactado. Y hablamos de la moción de la CUP. Y no es de la CUP, que te has equivocado, que es de SOM. Es verdad, es de SOM. No es la CUP. Y el que quiera que nos escuche. Y muy bien Alexandra y muy bien Jonatan que ha llevado el peso de la noche. Y de vez en cuando, escuchar lo que no te gusta, en lugar de señalar lo que no te gusta como si nos hubiera tocado una varita mágica, no viene mal. Incomoda, pero te acostumbras.
Y nuestra intervención es tan así que dan ganas de aplaudir. Y aplaudimos. Y es así. Los equidistantes. Y PP y Ciutadans votan en contra, naturalmente, no faltaba más, habida cuenta y sin menoscabo. Y el PSC... pues prácticamente calcan nuestra intervención, pero midiendo mucho las palabras y votan a favor de la moción. Libertad de los presos, no al 155 y diálogo. Y política.
Moción sobre la educación como herramienta de cohesión, ante las denuncias de políticos del PP y Ciutadans sobre adoctrinamiento. ¿Se adoctrina en el colegio? ¿Los profesores son personas? ¿Hablamos de política en los colegios? ¿De qué política? El PP da un cuaderno con fotos de ejemplos de... Ciutadans, Salva Tovar hace una enumeración de grandes momentos del adoctrinamento... en fin. Santa Coloma, ejemplo de cómo hacer de la educación un elemento de integración, modelo de. Pero hay que currar todos los días contra la involución.
Hay una moción sobre viva la Constitución, pero como el PSC ha presentado una enmienda a la totalidad y el PP, que presentaba la moción, se lo toma a mal y se retira. Adiós.
Y la última moción no se presenta como moción, y es un ruego, porque hace una semana entraron en el despacho del PP en el Grupo Municipal y demandan más seguridad. Y siendo grave el tema, no parece como para poner más policías, y César de SOM lo explica muy bien.
Y da miedo pensar en el frío que hace en la calle. Tanto frío.
Y lo que antes era fiesta y cachondeo, buen rollo del que tanto molesta a Miguel Ordóñez, ahora se ha convertido en frialdad y en ausencia de corrillos al final del pleno. Y nos vamos cada uno por su sitio, como decía la canción de los Mártires del Compás, pero sin gritos. Es por el frío, el invierno de nuestro descontento.
Muchas palabras, muchas intervenciones, poco público al final. A quién le interesa todo esto. A quién le interesan unas 40 personas mirándose con distancia.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Silencio roto - Montxo Armendáriz

Esta película cuenta la ya conocida historia por la cual, al final de la Guerra Civil española, un grupo de resistentes mantiene la lucha contra Franco en el Norte, en los Pirineos navarros. Esta lucha resistente tiene sus frutos cuando en una acción coordinada, se produce una invasión que consigue tomar una serie de pueblos, se estabiliza una zona bajo el mando de los insurgentes que provocan un levantamiento popular en el resto del Estado, lo que hace que la comunidad internacional se decidiera a intervenir y al cabo de pocos meses el régimen franquista cayera al verse aislado y se reimplantara el régimen republicano en España, que es el que disfrutamos en nuestros días.
La película se centra en la relación entre una chica que llega al pueblo, cuyo padre ha sido víctima de la represión en los primeros días de la Guerra Civil, y un guapo mozo del pueblo que acaba incorporándose también a la resistencia de la que también forma parte su padre. El guapo mozo es Juan Diego Botto, que se come la pantalla con unas intervenciones achicharrantes, unos diálogos que demuestran el sentimiento y la implicación de una juventud capaz de darlo todo por la resistencia, capaz de hacerte conmover con una mirada, con una sonrisa, con una interpretación en la que se conjuga la implicación personal con el conocimiento del sufrimiento humano. En estos tiempos, esta película es un ejemplo de cómo los luchadores consiguieron llevar a buen puerto una proeza como la de conseguir levantar todo un país que parecía hundido y vencido, un país que es indomable y que se alza siempre contra la represión. Juan Diego Botto encarna, en esta película, el ideal del revolucionario, de la gente del pueblo que se implica y se inmola para conseguir que la comunidad, el pueblo, alcance la libertad.
Lucía Jiménez es la compañera que se lanza a colaborar con la resistencia a sabiendas de que puede ser interceptada en cualquier momento, que trabaja en la sombra, que sabe y calla. Que quiere al guapo mozo en cuanto lo ve. Que sabe que allí, en esa sonrisa, se encuentra el futuro de todo un país.
El país que tenemos hoy en día no podría ser de otra manera que el fruto de esa sonrisa y esa abnegación. El país que hoy disfrutamos no es otra cosa que esa niña que sale en una foto y que es limpia y pura como la mañana.
No me gustan las películas sobre la guerra civil. No me gustan las películas sobre la postguerra. No me gustan las películas en las que uno ya sabe lo que va a pasar de antemano. No me gustan las películas en las que infaliblemente sé que los malos van a ganar y los buenos van a perder. No me gusta que pongan en el papel de buenos a gente sin sustancia que no aporta nada a la película y que parece que solo por tener una bonita sonrisa me tengan que poner a su lado. No me gusta Juan Diego Botto. No me ha gustado nada esta película donde los únicos momentos interesantes son los diálogos entre la mujer del Guardia Civil y la propia Lucía Jiménez, como chispazos en una historia plana que ni conmueve ni aporta nada nuevo.
Solo me gusta María Botto, que resulta ser el personaje más turbio en un mundo de personas muy buenas y muy malas, que lo son, pero que uno parece que exija algo más a la hora de contar una historia, nuestra historia.
No me gustan las pelis de la Guerra Civil, ya casi no se hacen pelis de esa época, ahora todas las pelis son de reírse mucho o de cosas así de clase media o de recordarnos que hay gente que lo pasa mal muy mal, pero que luchando y eso sales adelante.
'No puedes decir eso sobre Juan Diego Botto, tienes que ver Silencio Roto', me dijeron. Pues ya he visto Silencio Roto. Veo las vuestras y subo dos más.

viernes, 3 de noviembre de 2017

American Valhalla - Josh Homme

Vayan por delante dos cosas. Uno, Queens of the Stone Age, el grupo de Josh Homme, me gusta mucho. Quizás los últimos discos no me hagan demasiada gracia, pero solo por haber hecho el Songs For the Deaf y los dos anteriores a este, ya hay que tenerles un respeto. Dos, Iggy Pop es un mito.
Dicho esto, el estreno ayer de American Valhalla, solo puede juzgarse como un truño de dimensiones épicas. Un anuncio de esos de colonia de Hugo Boss, en el que alguien muy machote y muy sentido va diciendo frases del palo 'el tiempo pasa para todos', 'el desierto siempre está cambiando, ante tus ojos', '¿piensa para ti qué es el atardecer?'... cosas así. Cosas como muy profundas, cosas muy de hombre que siente que es importante y que hay una cámara que le está filmando y tiene que parecer duro, muy intenso, un rockero con un par, que tiene amigos que viven en un rancho, con barbas blancas y gafas de pasta. Amigos duros, que son duros, que han visto cosas, que huelen bien.
El documental trata sobre el disco que Iggy Pop ha hecho con Josh Homme y otros músicos tanto de Queens of The Stone Age como de otras bandas. Un disco con el que, nos cuenta el propio Iggy, quería que le tomaran en serio y apostó por Josh Homme para que le echara una mano.
Desde la primera escena, cuando se ve a Josh Homme llegando en una moto antigua a un rancho, se baja de la moto y se pasa un buen rato peinándose (se pasa la peli peinándose, tocándose la cabeza en plan... 'son tantas cosas en mi mente... '), uno tiene la sensación de que se le va a hacer largo.
El disco ya lo tienes escuchado, más o menos, no está mal, tampoco te lo vas a poner todo el rato. Iggy Pop es un mito, pero es un mito con muy pocos discos buenos. Con The Stooges tiene cosas achicharrantes y en vivo te mueres con él. En solitario, The Idiot es el disco. Lust For Life es la canción. Pero de eso hace mil años. Y da igual. Se le perdona.
Josh Homme en cambio, por decirlo de alguna manera, se ha vuelto un gilipollas. O ya lo era. Yo, que soy de Parménides, creo que no te vuelves nunca nada, sino que ya lo eras de antes. A veces florece, otras tarda en aparecer... pero siempre acaba uno siendo lo que es. Después de bajarse de la moto, Homme cuenta que la primera vez que hizo un concierto ante 4000 personas, cuando se duchó y salió otra vez y vio que no había nadie, entendió que el momento es efímero y que tienes que disfrutarlo. O algo así.
Recuerdo la primera vez que vimos a los Queens of the Stone Age. VEnían con el bajista loco, que se volvió loco y que empezó a tirar botellas de agua al público y ese fue su fin en la banda. Fue en el Razz 3, con unas 200 personas como mucho, creo. Fue un conciertazo. Pero debe ser de una época que a Josh Homme no le suena. Molaban tanto que creías haber encontrado un grupo de metal molón al fin para quedártelo. Pero el bajista loco se fue y fue creciendo el gilipollismo de Homme hasta sacar discos aburridos, con canciones flojísimas y esas ganas de ser tomado en serio que dan risa.
El docu, digo, narra cómo los dos músicos se conocen, empiezan a trabajar, de qué va cada canción, etc. No es aburrido, porque los momentos de Iggy molan, y también Iggy puede ser cargante con tanta frase demoledora de 'he vivido...', pero ahí está.
Josh Homme va leyendo un diario con lo que ha ido pasando. A veces no puede contener la emoción y parece que va a llorar. No llora, claro. Hay un momento en el que Iggy cuenta que le manda un paquete con cosas suyas para tocarle la patata y el otro ceda a producirle el disco. Lo que le envía es tan así que Josh y su mujer tienen que abrir el paquete juntos. Es tanta la emoción que ella tiene que llorar por él. Y Josh la ama por eso.
Mátame.
No sale una mujer hablando en todo el documental. Testosterona como para envasarla en tarros.
Se van a un rancho a grabar. Un tío que parece más de mentira que... uff, se me viene tanta gente a la cabeza. Un tío de mentira con sus barbas blancas y todos los complementos de 'tío de mentira' con su ropa comprada en la tienda de las ropas de mentira, cuenta que él hizo la comida de la banda y que el desierto cambia todos los días a cada rato y que la comida es fundamental y siente que es importante. Le dije a mi amigo que nos cocinara. Él cocinó. Estábamos en un rancho con gente con barbas blancas, cazadoras de cuero, moteros... El atardecer. Estás haciendo algo y está atardeciendo y sientes que dejar de hacerlo porque tienes que ver el atardecer. Y te tienes que preguntar ¿qué es para ti el atardecer? Me cago en mi vida.
Estuvimos en el desierto, cuando caminas por el desierto y sientes la tierra bajo tus pies... es... es qué.
El documental se estrenó ayer en el In-Edit, festival de documentales musicales. Grandioso cartel. Los músicos. Unas horas antes habíamos visto un docu sobre P.I.L. y Johnny Lydon. El ex sex pistol no acaba de caer mal del todo, pero no bien. Pero ahí está. No engaña o engaña lo justo o lo que tú quieras, pero le ves venir. Antes vi un docu sobre Conny Plank, productor alemán, que me encantó. Antes otro sobre la relación del punk y la música jamaicana que bueno. Los músicos y la música. No va a dejarme de gustar un grupo porque sean unos gilipollas o muy majos.
Pero lo de ayer no tiene nombre. Josh Homme, al final de la película, acaba un concierto, se quita la camiseta... un puto anuncio de colonia. El tiempo llega y se pasa y nosotros con el tiempo...
Al final del documental, la gente aplaude y todo está bien. Todo vale. Iggy canta sus canciones, Josh Homme se emociona porque está con Iggy, los músicos oyen la voz de Iggy y se ponen a llorar, Iggy ya ha colocado otro disco y a ver por dónde sale el sol mañana.
Cuando acaba la película, no tienes ganas de escuchar el disco de Iggy con esta gente, ni de escuchar a los Queens of the Stone Age, ni de nada. Y creo que si eso ocurre es que no ha ido bien la cosa. De lo que tienes ganas es, en cambio, de tener una voz profunda, medir un palmo más y dejarte tupé. Y esa mirada penetrante y profunda. Intensa.
Y de no morir atropellado por una bicicleta de reparto de Glovo, que van como locos.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Libertad presos políticos

Mi hermano, otra vez, tuvo de profe en la Uni al Junqueras. Acaban de meterlo en el talego junto a otros siete consellers de la Generalitat. Una reflexión rápida para quitarnos las dudas.
Menuda mierda de país que mete a la gente en la cárcel por llevar adelante su proyecto político. Yo podré, y lo estoy y lo combato y lo intento con una propuesta que es la mía y no es ni de unos ni de otros, yo podré, digo, pensar que todo esto del procés es una estafa, una trola, una bufa, que no es ruptura, que no es revuelta. Yo podré decir que muchos de los que van al talego tienen una ideología política que yo lucho por que no triunfe jamás. Yo podré decir que combato y que hago política todos los días contra los que van al talego hoy.
Yo podré decir que esa gente ha votado las mismas leyes que hoy les van a meter en el talego, que no las han discutido, que las ha apoyado. Yo podré discutir una y mil veces con los independentistas, porque yo no lo soy y no voy a comulgar con una idea o un proyecto solo porque en el otro lado haya una panda de manguis y neofascistas.
Yo podré pensar que ya hace tiempo que se encarcela a gente por motivos políticos, a huelguistas, sindicalistas, activistas, anarquistas a los que de vez en cuando se les entrulla para decir que se hace algo y que muchos de los que hoy van a la cárcel jamás han movido un dedo ni lo moverán por ellos.
Yo podré decir que todo esto está siendo una involución y que la gente que lo puso en marcha no escuchó a quienes decíamos que no podía ser que se tomasen a la ligera el poder del Estado, que no podrían contar con apoyo externo, que buscasen y pusiésen en valor a la gente que no es indepe pero que no quiere que esto siga igual tanto aquí como fuera.
Yo podré decir que la situación actual nos haga sacar lo peor que tenemos, lo más guardado, los reproches más oscuros, las ganas de hacer daño.
Yo podré decir y hacer mucha broma o hablar muy en serio. Yo podré decir todos los días del año que este rollo de las banderas me parece una reverenda mierda. Yo podré considerar que hay mucha tropa que siente unas ganas inmensas de hacer daño a la gente que piensa como yo.
Exactamente como yo. Y algo diferente a la gente que piensa como yo.
Yo podré entender muchas cosas.
Pero no puedo entender qué pasa por la cabeza de quien mete en la cárcel a nueve consellers de la Generalitat y no se le ocurra a nadie que este asunto no va a acabar, que la lucha de mucha gente, por muy equivocada que yo cree que esté, no va a acabarse precisamente así, que no nos podemos poner de perfil.
Que menuda mierda de país nos queda si nos damos satisfechos con esto.
Que no puede haber presos políticos. Que no me lo disfracen con que la ley es la ley.
Que no puede haber presos políticos en este país. Y si a alguien le parece justificable, no le quiero a mi lado.
Porque nosotros ya sabemos lo que es que nos den más palos que a una estera. Y sabemos que ese no es nunca el camino.
Menuda mierda de país nos están dejando. Pero el futuro es nuestro. y como ha dicho un compañero con el que discuto mucho y con el que muy difícilmente me pondré de acuerdo, el miedo es la base sobre la que se fundamenta cualquier estado.
El futuro es nuestro. Y lo saben.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Una historia de fútbol


El fútbol como metáfora de la vida, como metáfora de la actitud ante la vida. Los grandes momentos, los días de grandeza, los grandes momentos. Hoy, paseando por las instalaciones del muy glorioso club Arrabal Calaf de Fútbol de Santa Coloma de Gramenet, me ha venido a la cabeza una de las más grandes historias sobre el fútbol protagonizada por una de las personas a las que más admiro, mi hermano.
No sé el año en el que ocurrió, no lo recuerdo, tan solo decir que el Arrabal, entonces sin fusionar con el Calaf todavía, jugaba en el campo de Can Peixauet. Mi hermano, proveniente del fútbol sala del Santa Coloma, recala en el Arrabal junto a su amigo del colegio, Nieto. Ambos juegan de defensas, mi hermano alterna el lateral derecho con el puesto de central o de libre. Su paso por el Arrabal está ligado a la figura del Cánovas, su entrenador. Un tío de Barón de Viver, de aquellos que dejan huella en la formación de una persona. O no. Puede que deje huella y puede que se le admire, pero que la cabra tire al monte.
Como digo, mi hermano jugaba de lateral y central, era rápido, no tenía miedo y no la tocaba mal. Pero, y él me perdonará, su pasión por el fútbol no era mayúscula. Normalmente los padres suelen tener más ilusión por el fútbol que los niños, en mi casa mi padre era muy futbolero, yo soy muy futbolero, mi hermano es muy futbolero… pero lo de la regularidad lo llevamos de aquella manera.
La rivalidad. En aquellos años, como siempre, la rivalidad con la Grama era total. Ellos jugaban en el Camp Municipal d’Esports en la acera de delante y el Arrabal en el campo de tierra. El Chato era el presidente. De vez en cuando se organizaba algún partido contra la Grama, que supongo que siempre generaba la controversia: si vamos, ven a uno bueno nuestro, nos lo quitan. Por otra parte, quitarle la ilusión a un chaval de jugar en ese campo grande… en fin.
El caso es que un día se concertó no sé a santo de qué un partido entre la Grama y el Arrabal en categoría que no recuerdo si eran cadetes o qué eran, pero por decirlo de alguna manera suave, era el partido del siglo para aquellos chavales.
Creo que estábamos en fiestas de Santa Coloma, yo la historia la recuerdo así. Mi hermano, que era un chaval, se venía conmigo a los conciertos. Venían los Enemigos y Mercromina al Sintonizza. Fuimos a ver los conciertos. Llovió y encima del escenario con los Enemigos había un perro. Nos fuimos para casa y a la mañana siguiente el partido. Ojo, puede que confunda esa noche con otra noche en la que mi hermano participaba en una carrera al día siguiente. Pero yo la historia la recuerdo así.
Partido en el campo de la Grama, todos los padres, ya saben… y los nervios, los padres nerviosos, los responsables del Arrabal nerviosos, hacer un buen papel, etc. Mi hermano sale de titular, jugando de cierre, último hombre, libre. Primera jugada del partido, la pelota la tiene el Arrabal y la ceden atrás, la pelota le viene a mi hermano, que está solo, sin nadie alrededor. Pone el pie para controlar la pelota y la pelota le pasa por debajo del pie.
Automáticamente pide el cambio, minuto dos o tres de partido. El entrenador monta en cólera, arde, está que pita. Pero mi hermano no cede. Se quiere ir. Y se va. Tan tranquilo. El público en armas, nadie entiende nada. Tanta trascendencia, tanta presión, tanto orgullo por jugar ese partido… tanto nada. Mi padre no entendía nada.
Es que no estaba cómodo.
Pues así es todo. Esa es la actitud.

martes, 31 de octubre de 2017

El relato

Al final, todo está bien. Lo que a ti te parece una cagada manifiesta, una decisión completamente fuera de lugar, un disparate, un locurón, una burrada, un acierto tremendo, la mejor explicación, el desastre total, no lo es. Porque si se construye bien... el relato.
El relato. El relat. Construir un relato. Una historia, un cuento. Armar una explicación. Es más antiguo que el mismo mundo. Lo que estás viendo no lo estás viendo como es. Es como yo te voy a decir que es. Es así. Te lo voy a contar.
Vivimos en tiempos en los que todo ha de ser interpretado por alguien. Pero no son tiempos tan distintos a todos los tiempos anteriores. Lo que pasa es que ahora tenemos mucha más necesidad de encontrar un camino. O no. Según lo que me digan y según el relato que me interese contar.
Puigdemont, que puede ser president de la Generalitat, President de la República, @Krls, o Carles Puigdemont según lo que nos interese, viaja a Bruselas. Al parecer parte de su equipo de gobierno no sabía lo que estaba pasando. Llega a Bruselas, se queda en Bruselas, acogido por un partido de extrema derecha, o invitado, según lo que nos interese incluir en el relato. Según lo que contemos decantaremos la balanza para un lado o para el otro lado. Se queda allí, pasa la noche, llega el día cuenta que se va a quedar en Bruselas pero que no pide asilo político, pero lo que hace es como si se exiliara. O no. Da igual.
Lo importante no es lo que pasa. Lo importante es que escuchemos se adapte a nuestro esquema. No estamos perdiendo, nada de lo que hacen nuestros representantes está mal, todo va bien, todo tiene un sentido que no sabemos interpretar al principio, pero que, efectivamente encaja al final en alguna parte. Es una decisión sabia, lo ha hecho genial, tenemos que seguir estando con él.
El 155 es lo peor que nos ha podido pasar, pero al mismo tiempo nos sirve para cargarnos las instituciones autonómicas y construir nuevas instituciones y si no tenemos ni una cosa ni la otra, es porque es bueno. Es bueno y está bien. Y será culpa de otro.
Elecciones en diciembre. Es fatal, nos están imponiendo unas elecciones, es como si te obligaran a ser demócrata a su manera, no puede ser, no puede ser que seas tan vendido y tan rastrero como para plantearte participar en estas elecciones, con presos políticos, con la violencia, con el Estado fascista y represor, pero yo me voy a presentar y no sé si en lista única y los resultados serían más o menos los mismos, y sería una oportunidad histórica de volver a contarnos y de...
Y todo está bien. Según nos interese. Si mi responsable va a un acto y no me gusta, encontraré la manera de justificarlo para que encaje en mi marco. Si va el tuyo, diré que es lo peor que nos puede pasar y que qué vergüenza hacerle el juego así a la derecha.
Y así van pasando los días. Y al final todo está bien. El viernes hubo república, lo celebramos, a las diez estábamos en casa, y ya está hecho y hecho se quedará para los restos. Ahora ven y cuéntame otra cosa, pero lo que es, es. Si no estuviste, dónde estabas. No me interesa que me cuentes nada.
Es una decisión acertada, ahora el problema lo tienen los otros. Ya hemos movido pieza y no sólo la hemos movido, hemos convenido en explicar que hemos movido la pieza de esta manera. A lo mejor tú no lo ves.
Altura moral. Superioridad moral, perdón. La izquierda con su superioridad moral. Repítelo, mételo en el texto. La izquierda española, con su superioridad moral...
Y eso.
Y vamos pasando el tiempo y lo vamos contando.
Y voy a poner un Tweet pero primero voy a ver qué está diciendo la gente que piensa más o menos como yo, no vaya a ser que me precipite y me esté cagando en alguien y resulta que ese alguien me esté esperando con otra cosa. Espera. Ahora.
Ahora no. Esto es tan viejo como la piedra Rosetta. Pero con caras nuevas.
Alentir la república. El corrector de word lo marca como incorrecto. Pero el corrector no sabe de relato. Chupito.

lunes, 30 de octubre de 2017

Crónica del #plegramenet sobre Can Zam. No lo repito más.


Apagar el extractor de la cocina encendiendo la radio. A esto está llevando la política municipal a la prensa colomense, que no tiene otra salida que cubrir pleno tras pleno, de manera estoica y sufrida, soportando inclemencias, interrupciones, incomodidad de unos bancos del siglo pasado, una política del siglo pasado, un público del siglo pasado, una conjunción de elementos claramente del siglo pasado.
Hasta la figura del extractor de humos me parece hoy del siglo pasado. Tantas cosas, las entidades parecen cosa del siglo pasado, los procesos participativos ya han perdido su qué y ahora son su para qué, las entidades parecen del siglo pasado, las peticiones de palabra con su procedimiento y su carnet de identidad, los micrófonos de pilotito rojo encendido, la grabación del pleno, un pleno. El siglo pasado todo el rato presente en el Pleno de Santa Coloma de Gramenet sobre el proceso participativo emprendido por el Ajuntament sobre los usos que se le dan a Can Zam. Un pleno propuesto por los grupos de la oposición, Som Gramenet y Gent d’Esquerres Icv Euia. Ya saben, van a leer la misma pesadez de siempre, pero esta vez incluso sin temas que apelen a la patatita, como la bandera, la movilización, la traición, la mayoría silenciosa, la patria, el proceso, la república, los agravios, los… bueno, en realidad también hablaremos de eso, porque también ha salido el tema. Eso es. El tema.
Sala de plenos llena desde el principio y casi hasta el final. Han sido más de tres horas de pleno dedicado a un solo punto. Peticiones de palabras, presencia de entidades vestidas como si creyeran estar en el siglo xxi cuando lo único que hacen es representar al siglo pasado, entidades que, además, y aquí ha estado finísimo el Teniente de Alcaldesa Esteve Serrano, todos sabemos que son afines a uno u otro partido. No hemos empezado a hablar y ya estamos saltando en el tiempo, pero es igual, ya leerán la crónica formal en otro sitio.
Entidades que han perdido la palabra: Favgram, Centre Excursionista Puig Castellar, ACI, Running Vigía, Airiños da nosa Galicia, y siempre fiel al Plataforma style, la Plataforma, tan siglo XX que si la llevas al Ciertopelo la tienes que poner en el stand de las máquinas de escribir antiguas y las muñecas despeluchadas. Seis entidades. Si yo participo de la Plataforma, el CEPC es parte de la Plataforma… entonces, ¿el resto de entidades de quién son? Qué sutil. Qué fineza. Qué político.
Al pleno. Se trata de decir que el proceso participativo sobre Can Zam, qué hacemos con Can Zam, es un tanto así. Sin entrar en detalles, pues lo de las papeletas parece poco formal, se cambian las papeletas sobre la marcha, no parece que haya mucho control y las propuestas que se hacen como que no tienen otro objeto que legitimar la presencia de los macroeventos en Can Zam.
¿Estamos hablando de macroeventos? Siempre estamos igual. Que no, que no, que no estamos hablando de los macroeventos, que no estamos hablando de la política cultural de la ciudad de Santa Coloma de Gramenet, que estamos hablando del proceso participativo, de cómo se está decidiendo qué ha de ser Can Zam. No de si debe haber macroconciertos en Can Zam. Estamos hablando del parque, de cómo decidimos qué hacer en el parque.
Primero ha hablado Jordi García, de Som Gramenet que se ha dedicado a enumerar los motivos por los que estábamos allí. Ha querido hacer una previa recordando el duro momento que se vive en la política catalana y en Catalunya en general, con proclamaciones, casi proclamaciones, aplicaciones de la Constitución, casi aplicaciones, huídas al extranjero, socialistas haciéndose selfies con Albiol, excomunistas haciendo el ridículo, elecciones a las que nadie quiere que el otro participe pero yo sí… pero le han cortado rápido. Jefe, que aquí venimos a otra cosa, no empecemos. Muy bien. Firmeza democrática. Al grano. Claro que sí. Luego nos hemos pasado el rato haciendo veladas alusiones (lo de velada no te lo crees ni tú) al proceso, a las garantías, a referéndums, etc. Pero luego y cuando las hago yo. Si las haces tú, Kansas y Arkansas.
Me dicen por el pinganillo, desde la autoridad que recuente por favor la gente que ha hablado. Todo tíos. Señores, hombres, todos. Menos Alexandra Sevilla y la alcaldesa al final, todo han sido tíos, hombretones. Es la tercera vez que me faltas el respeto y no quiero que haya una cuarta. Bueno, y metapleno, que hoy ha estado encarnado en otra figura no sé si incorpórea pero que ha dado un metapleno de los de sacar de sus casillas al mismísimo Edgar Froese. Como digo y no es coña, todo tíos. Todas las entidades, todos los grupos municipales, toda la voz cantante, tíos. Un pleno en Irán es más equilibrado. Así nos va.
No nos salvan ni los calcetines molones de Aranzana, Pastrana, Zambrana. No nos salvan ni los pasillos llenos de gente, sentada en el suelo. No nos salvan ni la fantástica intervención de Alexandra Sevilla, enumerando porqué estamos aquí, qué pensamos del proceso participativo, qué es lo que ocurre con la participación en nuestra ciudad, para qué sirve y a quién sirve, porqué se monta un proceso participativo que no quiere cambiar nada sino legitimar lo que ya está. Yo creo que lo hacemos muy bien. Tan bien que cada vez que se oye el ‘como ha dicho la compañera Alexandra Sevilla’ deberíamos tomarnos un chupito. Y lo hacemos muy bien pero nosotros no llevamos camiseta de Can Zam y es que no tenemos coreógrafo ni sentido del espectáculo ni sabemos lanzar una papeleta al viento ni nada. Pero somos Siglo XXI. Si hasta nos lo dice la marcadora de tendencias con lo de ‘cuando gobernéis’. El futuro es nuestro. Sigo. No lo salva nadie. No nos salva ni el infame (copyright de eltoni) vídeo con el que el PSC aprovecha su presencia institucional para decirle a los colomenses de bien que hay colomenses del mal que quieren que vivamos como los ewoks, en los árboles, comiendo raíces y limpiándonos el culo con hojas como los partisanos de Tito o el Vietminh. No lo salva ni la intervención final de la alcaldesa que iba a clausurar pero al final lo que hace es ponernos nota y dejarnos con ganas de decirle, amablemente, de que no. Que el siglo XX eres tú.
La intervención del PP del señor Zambrana viene a dar la razón a los convocantes al pleno. El psc hace un poco lo que le da la gana y así nos va. No quiere, pero tiene. Y lo hace. Y da la razón y mete su pullita con el procés, pero qué quieres. Y luego Dimas viene a decir lo mismo, que ellos están a muerte con lo de los macroeventos pero que el proceso es un poco… y ya llega Jordi Mas que hace una intervención en la que no desaprovecha para utilizar esa imagen que ya hemos comentado antes de la torta que viene volando y que sabes que por muy lejos que esté te la van a dar. Y nos la da. Can Zam, una historia de éxito. Y a partir de ahí, fantasía de ilusión. Olvidos (Gara, hormigos) de alcaldes como Bartu que tanto hizo por Can Zam, pero luego todo muy bien. Una historia sobre un parque que eso. Y tal. Y ya lo dejo aquí porque la verdad es que me cansas. Y Arkansas.
Y llegan las entidades y la Favgram hace una intervención en la que queda claro que han sido ellos, que ellos están allí y que allí están. De manera alta clara. La favgram está allí. Y han venido a hablar. Y que ellos quieren un parque verde y frondoso y quieren también lo otro. Pero que ellos están allí. Y ya.Y luego la intervención del señor Trias del Cep invitando a soñar con un parque verde. Y luego la intervención de Antonio Sancho de la Plataforma que ha soltado lo nuestro y lo de más allá sobre Can Zam y sobre cómo debería ser un tratamiento global del parque y cómo no puede haber más equipamientos ni más usos, ojo, lo que no significa que no haya oferta lúdica ni nada de eso. Recuerden lo de los ewoks, y recuerden ante todo que los de la Plataforma seremos una minoría, pero somos personas.
Y llega el turno del Running Vigía que no sé entonces dónde encuadrarlo pero que viene a decir que le parece todo muy bien lo que ya está hecho y lo que se va a hacer y lo de los conciertos y no lo repite dos veces porque con una ya vale. Y luego el representante de Airiños que empieza bien y termina mejor con una alusión a la galaicidad de todos y cada uno de nosotros que ahí la deja y que el parque debe ser un lugar de encuentro y de alegría y de baile y a ver quién dice que no a eso.
Y las réplicas y las contrarréplicas y le pedimos al Ajuntament que reconsidere la situación y que se piense lo de cortar este proceso y hacer otra cosa más participativa, porque que hayamos llegado hasta aquí para enterarnos de que Airiños da nosa Galicia tiene una opinión sobre el parque, pues no, que podríamos haberlo hecho de otra manera. Pero no. No. Un no del siglo XXi, eso sí. Un no como yo. Moderno. Pero soy un moderno falso, porque llevo todo el día, desde el viernes te diría ya que me preguntas, con una canción de Supertramp en la cabeza. Moderno de suburbio.
Y Esteve Serrano dice que el proceso es impoluto porque se han seguido unos artículos y ya está. Y listo Calixto. Y ahora di lo que quieras que ya está bien. Y réplicas de los grupos y de los intervinientes menos de Running vigía y de Airiños… y bueno, de la ACi que al final no ha podido venir. Y del Ordóñez, que habla como Plataforma para decir lo que había dicho el Sancho pero de otra manera.
Y el pleno va llegando a su fin y al final al menos creo que se ha colocado el tema de Can Zam en otros términos. Que lo de Can Zam lleva 40 años ahí y poco a poco se va convirtiendo en algo que no es el parque que debería tener Santa Coloma. Y cuando acabemos el parque, si eso convertimos can zam en un marasmo de rock, música electrónica, ritmos tribales, festivales de jardins de can zam, calimocherismo o doom metal, pero con el parque hecho. Todo el parque.
No un poco. Todo el parque y con una participación ciudadana fetén y no unos folletos birria, chapuza, bodrio, etc., que me he dejado la libreta fuera del pleno y no he podido apuntar nada.
Y ya está. Muchas gracias por llegar hasta el final. Can Zam parque verde para Santa Coloma. Aquí tienes un regalo.

El Anderlés

La historia era bastante sencilla, muy normal. Un entrenador de fútbol o alguien del Anderlecht va en coche y le pasa algo en el coche. Se para en un pueblo y ve a un tío que está jugando a fútbol en un equipo amateur. El buen señor se queda extasiado ante la calidad de ese jugador que lo hace todo. Y ahora no recuerdo si es una chica o es un chico el que iba de viaje y le pasa eso. El caso es que iba en un Mini. Y se para y como digo ve al chaval jugar y resulta que le dicen que es un loco del fútbol y que le llaman 'el anderlés', porque es muy fan del Anderlecht. Y le dicen que vaya a hacer una prueba al Anderlecht. Y hace la prueba así un poco de aquella manera porque el Anderlecht es un equipo muy bueno y claro, uno que viene de la calle, pues a ver. Pero es que es tan bueno... y tan majete... y hay algunos del equipo que desconfían de él y él les convence por lo bueno que es. Y 'el anderlés' triunfa en el mundo del fútbol. Creo. Porque no recuerdo nada más que lo que les he contado y mucho de eso puede que sea inventado.
Esta historieta estaba en uno de los Supermortadelos que mi padre me trajo porque mi tito Basilio o nosequién o él mismo puede ser fueron a trabajar a un almacén de la Bruguera y me trajeron un montón de cómics. Y esta historieta estaba allí. Recuerdo ahora como en sueños una historieta sobre el golpe de estado en Irak que derrocó al general Kassem. No voy a buscar ahora si era así o no.
De la misma época, pero no del mismo dibujante, eran los cómics de Eric Castel, un jugador que venía a jugar al Barça y que supongo que todos los niños culés de la época adoraban. Yo no, porque yo no era culé, pero me gustaba ver cómics de gente jugando a fútbol y los equipos de fútbol.
Era otro fútbol.
El fútbol de Bélgica de los ochenta era un poco la némesis del fútbol de Holanda. Durante los setenta Holanda dominó el fútbol europeo y marcó lo que en adelante sería 'el buen fútbol'. Eso de jugar bien, dando pases, etc. El fútbol total. A finales de los setenta y principios de los ochenta el fútbol holandés decae mucho y es Bélgica la que tiene un cierto periodo de esplendor. Pero con otro tipo de fútbol, más defensivo, más bronco.
Jugadores. Ceulemans, sobre todo. Era el que me gustaba a mí. Jan Ceulemans. Rubio y alto como un día sin pan y jugaba de extremo. Y se llamaba Ceulemans. Eric Gerets, lateral, que era un broncas. No andaba muy fino. Gerets, que jugó en el Bayern de Múnich. Jean Marie Pfaff, que era portero y si Gerets estaba mal no te cuento Pfaff. También jugó en el Bayern de Munich. Cuando Pfaff se jubiló el portero era Preudhomme, que ya era otra cosa. Más jugadores. Los hermanos Van der Elst, había uno que era muy bueno, pero yo no me acuerdo de verlo jugar. Y duró un montón, o el que duró un montón era otro Van der Elst, el hermano menos bueno, pero que jugaba en el centro del campo. Y Vincenzo Scifo, que era de padres italianos y que jugaba como de media punta y que decían que era buenísimo pero que siempre que veías un partido con Scifo la cagaba. Y Bélgica eliminó a España en el mundial 86, mira, igual por eso... en los penalties. Yo creo que me alegré porque siempre quería que perdiera España, aunque Bélgica, sobre todo por Scifo, no me gustaba. No daba hostias Bélgica ni nada.
Equipos. Pese a que el Anderlecht parece que fuera el fuerte, el equipo que me molaba era el Brujas, porque se llamaba Brujas y ya solo por eso... y vestían como el Inter de Milán, que es un colorido, azul y negro, que siempre me ha gustado. El Brujas. Campo embarrado, lloviendo. Y sobre todo, el Standard de Lieja. Más que nada, porque el Athletic Club jugó una eliminatoria de Uefa con Valverde en su primera etapa y le metimos siete. Y luego el Anderlecht nos eliminó, precisamente. Tiempo después, el Racing de Malinas hizo más o menos buen papel en competiciones europeas, con Erwin Koeman en el equipo.
Y creo que poca cosa más. Por si les preguntan.