viernes, 28 de noviembre de 2014

Miscelánea

Ayer fue el nosecuantos aniversario del nacimiento de Jimi Hendrix. Felicidades Jimi Hendrix allí donde estés, que seguro que no estás en ninguna parte, pero siempre es bonito pensar que sí. Es bonito pensar en cosas que sí. De todas las canciones sobadas y requetesobadas de Jimi Hendrix no vamos a poner ninguna, vamos a meter una versión que apareció en el Electric Ladyland, una versión de Earl King, creo que es, de una canción que se llama Let the good times roll. La gente habla pero no sabe qué tengo en mi corazón y porqué te estoy queriendo. Esa la suelta así nada más empezar, como para ir situando la cosa, como el que se lo quiere quitar de encima pronto para ir pasando a otra cosa. Lo importante ya está dicho, ahora deja que lo bueno que está pasando, continúe. Disfruta del momento, si estás a gusto, no le des mucha más vueltas. Come on, vamos, deja que la cosa tire para delante. Felicidades Jimi Hendrix, como siempre, con un día de retraso.
https://www.youtube.com/watch?v=lDSE7tnVdFg

¿Steely Dan? ¿En serio? Primera noticia, oiga. No he seguido jamás a este grupo, estoy buscando algunas canciones en youtube suscestibles de, pero es que no. A ver, que sí, que sé quiénes son, pero que no son... de lo mío. Sugerencias de los lectores. Esto sí que es una cosa que me supera. Que alguien se acuerde de lo que escribo y que me sugiera cosas. Alguien a quien no conozco de nada, que me conoce sólo por que me lee por aquí. Ya, que eso es lo que es, pero me sorprende siempre. El viernes. Black Friday. Llevo tiempo escuchando esto del black friday pero no sé lo que es. La verdad es que me importa bastante poco esto del black friday. ¿Qué hay que comprar? ¿En qué consiste esto de ir a comprar esta vez? ¿Hay que disfrazarse? ¿Dónde es la cita? ¿Quién va? El lunes yo tenía el viernes en la cabeza. La canción es de los Easybeats, grupo en el que tocaba uno de los hermanos de los AC/DC, pero ninguno de ellos tocó allí. David Bowie hizo una versión y ya no hay más que hablar. Va, en serio, ¿de qué va esto del Black Friday? Y gracias por la mención. Es usted muy amable.
https://www.youtube.com/watch?v=f7heEHFfjkU

Este viernes, servidor lee un relato sobre memoria histórica ya que se presenta la revista Paralelo Sur en mi Santa Coloma de mi vida, a las nueve de la noche en el Teatre Sagarra y les conseguí colar un mamotreto sobre mi abuelo que sepa dios lo que significa. De hecho, voy explicando estos días de qué va el relato y me lo miro y digo... ostras, si no va de esto. Ni yo me entero de lo que escribo. Es así. Va sobre mi abuelo, sobre lo inútil de recordar a mi abuelo, sobre lo que era mi abuelo, sobre lo que piensan los que no quieren que pensemos en mi abuelo, sobre si a mi abuelo le gustaba el fútbol más que todo, sobre si merece la pena que estemos toda la vida recordando a nuestros abuelos, si alguien puede decidir si mi abuelo era recordable o no... en fin. Eso. O no. En otro momento hubiera puesto la canción de No somos nada, de La polla records. O la del abuelo de María Carrasco (en pie). Pero no. Pongamos una canción más así. Pero vamos a poner esta de Edwin Starr. La de War. La guerra no es buena para una puta mierda. Y mi abuelo era un fenómeno. Y del Atlético de Madrid, lo quisiera él reconocer o no.
https://www.youtube.com/watch?v=01-2pNCZiNk

Entender las cosas lleva un proceso largo. O corto. Entender las cosas que pasan puede llevar a sentarse en un sitio, ir pensando la cosas, ir sacando conclusiones. Yo muchas veces no entiendo las cosas. Es una coletilla que tengo. Coletilla, mira que bien traído. Vamos a posicionar el blog, Pablo Iglesias. Ala. Sigamos. Yo admito que muchas veces no entiendo las cosas. Esta canción de los Flaming Lips lo dice muy claramente. Es del Zaireeka. Ese disco que son cuatro discos que tienes que poner todos a la vez para que... vamos. Que no. Que los pones de uno en uno y es igual de divertido. Ok, i'll admit that i really don't understand. Ya está. Si yo soy una persona humilde, una persona que no se cree superior a los demás. No, hombre. Lo que pasa es que tengo esta cara así como de asco a veces y... pero de verdad, la mitad de las cosas no las entiendo. Lo admito. No las entiendo. Parezco muy listo, pero en realidad no cojo la mayoría de las reflexiones y mucho menos las situaciones. Nada. Que no lo entiendo. Canción para baterías, ojo.
https://www.youtube.com/watch?v=p5RtJvFyDBM

¿Puede haber mosquitos en noviembre? Claro que puede. Menuda noche de cacería. Bueno, que nada. Que Los enemigos han sacado nuevo disco y llevo tiempo esperando a que alguien cuelgue la canción que me ha gustado de verdad. Que casualmente, como siempre suele ser una canción del Fino Oyonarte. Qué grande es Fino. En todos los discos de Los Enemigos siempre hay una canción que se sale un poco de la norma, en letras o en sonido, y es la de Fino. Ojo, que Josele es Dios, pero cuidadito con el Fino. Ciudad Satélite se llama la canción. Precisamente. Ciudad Satélite extrarradial. El nuevo de Los Enemigos suena raro. Vale que el Josele tenga la voz como un chaval, pero suena demasiado clara esa voz. Y la música está bien. Esta canción, por ejemplo, es tan Enemigos y al mismo tiempo tan Fino... Me estoy yendo un poco. A ver si se lucen y vienen y tenemos otro conciertazo como el de la última vez. Glorioso.
https://www.youtube.com/watch?v=raxsSZY48-g

Señor elgelidotolya, ¿porqué no pone usted nunca canciones latinas? ¿Tiene a caso algún perjuicio, perdón prejuicio, contra los latinos? Notamos que usted evita poner canciones que sean interpretadas por personas de América del Sur, Latinoamérica, Mesoamérica, etc. Y, si supiéramos que usted no tiene gustos musicales que engloben a intérpretes de esa parte del globo, en lengua castellana además, no lo preguntaríamos, pero... es que nos gustaría saber porqué. Porqué de repente has pasado completamente de poner canciones latinoamericanas. Ya está. Esta es la petición que hacemos desde dentro de su cabeza. Desde el corazón de su cabeza. Desde el cogollo del vórtex, o desde el middle del cerebelo. O desde donde ocurra todo. Desde allí le mandamos esta petición. Y uno se tiene que aguantar y tolerar estas cosas. Pues ponemos una del Instituto Mexicano del Sonido, la de Desesperado, y como esta canción vale por unas dos mil quinientas, pues ya cumplimos. Creo que siempre pongo la misma canción del mismo grupo... Y además sobre México, que está el país ahora en su punto. Vaya mierda de todo.
https://www.youtube.com/watch?v=kpm3rupZyRc

Y esto es todo por hoy. Si acaso el fin de semana me ven por ahí haciendo algo, pues me dan un toquecito y me dicen hola y esas cosas, que siempre se agradece. Y si no, pues nada, que yo tampoco soy mucho de saludar. Buen fin de semana para todos.

jueves, 27 de noviembre de 2014

La reina Catalina de Rusia

Empezamos desde el principio y empezamos mal. La reina Catalina de Rusia no es tal. Sería en todo caso la zarina Catalina y ni tan siquiera es Catalina a secas. Se trata nada menos que de Catalina II la Grande. La zarina Catalina II la grande. Todo está mal, pero dejaremos el título así para oprobio del autor. Este relato nos llega desde aquí cerca y no estamos muy seguros de tener que decir el nombre del autor. Diremos el título 'La reina Catalina de Rusia' y que está recogido en un volumen titulado 'Promesas del Este', sobre personajes históricos de más allá del Elba. 
' La reina Catalina es por todos conocida dada su fama de persona voraz y de apetitos insaciables. El asunto que nos ocupa en este caso tiene que ver con una anécdota que se cuenta de ella en un ambiente quizás menos adecuado para ella de lo que solemos imaginar. Se cuenta que la reina Catalina de Rusia gustaba de vestirse de mendiga para disfrutar de otra vida, más real, al lado de sus súbditos más humildes. Le gustaba hacerse ver por sus conciudadanos, pasando fatigas, comiendo mendrugos y con las manos peladas de frío. Le gustaba comer lo que comían el resto de rusos, beber los brebajes que utilizaban para calentarse en invierno y tostarse al sol con ellos en verano. Fueron unos años en los que Catalina tenía el anhelo de convertirse en una especie de matrona de todos los rusos. Catalina de Rusia, durante ese tiempo, conoció a un borrachín llamado Igor Borísov Denisenko, que juraba haber servido en la guardia real al servicio de la mismísima Catalina de Rusia y a la reina le gustaba estar junto a él porque, creyéndole un mentiroso, se entretenía escuchando sus patrañas. Un día, Igor Borísov Denisenko, alrededor de una pequeña hoguera, contó a quien le podía escuchar, entre ellos a la falsa mendiga Catalina, que en una ocasión la zarina había volado por encima del palacio en el que residía. Catalina, le conminó a que abundara en su relato. El borracho contó que una mañana de mucho frío, la zarina Catalina salió al balcón de sus aposentos y se lanzó al vacío, pero que antes justo de llegar al suelo y estamparse, tras haber vivido una loca noche de pasión con uno de sus palafreneros, abrió los brazos y en el mismo instante en que iba a quedar aplastada, se elevó sobre el suelo y volvió a su balcón. Luego, tomó impulso y se posó en el tejado del palacio. Decía Igor Borísov que esto lo había visto hacer nada más que una vez, pero que así lo había visto y así había sucedido. Al poco tiempo, Igor Borísov había sido expulsado del cuerpo por sus borracheras ignominiosas y nunca más volvió a ver a la reina Catalina. 'Eso no puede ser, tú no has visto nunca a la reina Catalina', le dijo la propia Catalina. 'Si que la he visto, la reconocería si la tuviera delante ahora mismo', contestó falsamente Igor Borísov. Catalina se rió y se dispuso a volver de nuevo a Palacio.
Llegó a sus aposentos y... se dirigió al balcón. Asustada ante la posibilidad de lanzarse al vacío, probó a tomar impulso para posarse sobre el tejado... y así lo hizo. Y no recordaba ella...'.

De verdad, qué cúmulo de despropósitos. 

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Dos huevos

¿Cómo se hace? La gente más o menos creo que lo hace de la siguiente manera. Se levantan por la mañana, muy temprano. Lo haremos utilizando la tercera persona el singular, para crear un personaje genérico y así lo ponemos más fácil. Se levanta por la mañana, muy temprano. Está molesto en un primer momento porque no hay nadie al que le guste levantarse por la mañana muy temprano, siempre y cuando lo que le espere no sea algo o alguien tan maravilloso que en la balanza de 'grandes cosas por las que merece la pena vivir' algo supere a dormir. Se levanta muy temprano y se va al cuarto de baño canturreando. Siempre hay una canción que te viene a la cabeza por las mañanas, tan temprano, tan frío, pero cantando. Algo. Se ducha. Hay gente que se ducha por las noches, antes e ir a dormir. Yo, personalmente, prefiero ducharme por las mañanas, tempranito, aunque haga mucho frío. Se ducha y se viste. Siempre tiene que haber una prenda de las que elijas que te de confianza. Mezclamos personas, pero se irá entendiendo igual. Vamos a ello, que nos vamos. Vaso de leche con colacao, Con alegría, preparando el desayuno con la radio puesta, escuchando las noticias, pero se puede dar el caso de que las noticias sean un rollo y entonces prefieras poner música, una emisora musical. La única emisora musical. Se ha puesto una chaqueta de esas gorditas que le protegen del frío y ha abierto la puerta de su casa.
Tiene que ir a algún sitio.
Ya sabe dónde tiene que ir.
Baja las escaleras con buen paso, porque sabe que tiene que llegar a la hora al sitio al que va. Camina por la calle y saluda a las dos o tres personas con las que se cruza, porque las conoce, porque es una persona afable y que en el barrio es apreciada. Por una cosa o por otra. Y llega al metro y pica el billete y baja al andén y no le importa encontrarse con gente porque prefiere hablar con la gente y contarle cosas, cosas buenas y bonitas, sitios a los que ha ido, películas que ha visto, libros que podría llegar a leer, lo que hizo ayer, la gente a la que reconoció, los compañeros con los que se reencontró, a perder el tiempo leyendo el diario, o mirando el móvil o escuchando la misma música que escucha mil millones de veces. Aunque todo eso también le gusta. Porque es una persona a la que le gusta todo y no le da importancia realmente a nada. Nada es realmente tan grave, piensa. La gente lo hace.
Y hablas en el metro y miras a la gente y quizás has saludado a alguien más que conoces. Te bajas antes, se baja después. Se baja y elige el sentido que coger en el andén. A la derecha, a la izquierda. A la derecha. A la izquierda. Lo tiene claro ya. Va a la derecha. No. A la izquierda. Que no se diga.
A la izquierda y canturreando pero ya no es la misma canción, ahora es otra canción que tiene que ver con algo que ha pasado durante la conversación. Tiene canciones para todo. Sale del metro y está lloviendo, pero no le importa, porque ha cogido muy previsoramente un paraguas. Que no es suyo.
Y tiene que seguir adelante y llegar hasta la puerta del sitio al que va. Y ya ha llegado. Salto temporal.
Y entonces tiene que volver a su casa. Y ha ido todo muy bien. Y tiene ganas de volver a su casa porque cuando llegue tiene que hacer un montón de cosas. Y las tiene todas ya más que pensadas. Y llega a su casa y hace esas cosas tan molonas que tiene que hacer. Y pone algo de música mientras las hace. Caravan, por ejemplo. Pone un disco de Caravan, así largo y denso, que tenga un poco de todo. Y cuando llega la hora de cenar, pues cena. Y cuando llega la hora de ver la tele, pues ve la tele. Y cuando llega la hora de acostarse, se acuesta y se duerme quizás escuchando algo de música o el programa deportivo de turno. Deportes. Volver a los deportes.
Yo no quiero volver a los deportes.
Dos huevos.

martes, 25 de noviembre de 2014

Todos sois de ICV. Crónica de un #plegramenet

Vestido como si tuviera que engañar a familiares, amigos o conocidos, o como un guapo de anuncio de colonias, o como si me fuera a casar... espera. Esa era la idea. Entrar en el pleno, sentarme, muy puesto, con mi camisa azul clarito y mi chaquetita de microfibra... y cuando la cosa estuviera ya calentita lanzarme al ruedo y empezar a gritar, 'que me caso, que me caso!!'. Y así. Estas son las ideas que tiene uno. Y claro, el niño que era tonto y la madre que le empujaba. 'Tienes que escribir la crónica'. Y yo bajo presión funciono mal. Ya lo verán.
Pleno, doble pleno ayer en Santa Coloma de Gramenet. El primer pleno empieza a las seis de la tarde justo en el mismo lugar en el que tendrá lugar el segundo pleno, es decir, la sala de plenos del Ajuntament. Hace calor, pero no me quito la chaqueta. Estoy bien con la chaqueta y si me la quito la camisa me hace como unas oberturas entre botones por los que se me ve la barriga y hace feo. Cosas. El primer pleno es un pleno extraordinario en el que se revisa el estado de cumplimiento del PAM, el Pla d'acció municipal, que son el conjunto de medidas acordadas tanto por el Ajuntament como por las entidades y vecinos mediante un proceso participativo... ay los procesos participativos. Qué debates, qué conferencias, qué darle vueltas al concepto y estirarlo y diez personas discutiendo sobre el devenir de la raza humana... claro que sí. Este pleno dura una hora y en una hora se acaba. Se da cuenta primero de la evaluación por parte del Partit dels Socialistes, que muy bien todo, claro. A continuación es Gent de Gramenet, que no tan bien, claro. Luego... Plataforma. Pero es que no está el que habla de Plataforma, que vendrá a las siete, así que el que queda dice que por él ya si eso y así se ventila el asunto. El PP que bueno, que pse, que no. CíU habla de los puestos de trabajo que se han creado, que hay 900 parados menos, que la cosa tira. Estupendo todo. Nosotros que también muy bien, que la transparencia está llegando al 90%, pero somos unos inconformistas del copón y queremos el 100%, a tope. No hay demasiada movida en este primer pleno. No hay mucha gente. Estoy en los asientos reservados a la coalición y hago bromas con el joven Rodilla sobre acceder a Esquerra Unida. Hola, soy de Esquerra Unida. Ya sabes. Como las cabras. Qué te voy a contar. Pues anda que tú a mí. Y eso. 
Pasamos al segundo pleno, al Pleno Ordinario, que es el Pleno en condiciones. Se van a tratar temas muy importantes, como por ejemplo el tema de los Presupuestos. No adelantemos acontecimientos. En la primera parte del Pleno, como ya dijimos en una crónica anterior, se tratan aspectos digamos de actuación municipal. Cosas que se hacen, proyectos, modificaciones, plazas que se cubren, convenios, contratos, etc. La cosa va como siempre. Hay cosas que se votan a favor, otras en contra, y el partido de la extrema derecha local que aprovecha cualquier punto, se hable de lo que se hable, para soltar las fascistadas de turno. Qué es lo malo de todo esto, que la gente no aprende. Entre el público se esperan las intervenciones del portavoz de la extrema derecha para abuchearle, reírse con o de sus exabruptos, bromear sobre lo que dice o deja de decir, ja ja, ji ji. Pues no hace gracia. No hace ni puñetera gracia y él lo sabe. Cuando interviene, mira hacia el público, a sabiendas de que su intervención va a provocar reacciones. Y las provoca. Y provoca. Y te calienta, y entonces saltas y él ya lo ha conseguido. Y así un pleno, y otro pleno, y no hay nadie que diga a la gente 'cuando diga algo, no os riáis, cuando me insulte, no respondáis, que se aburra, que se largue'. Pero no. Se aplaude, se bromea, se le insulta, se ríen sus barbaridades. Y lo que es peor, gente del público a veces llega a decir que 'pues en eso lleva razón'. Y ya entonces no sabe uno dónde esconderse. Estamos fatal de verdad. 
Llegamos al punto número cinco, que es el de los Presupuestos. Presupuestos municipales, un tema duro y profundo, que se salda... pues se salda con un, pse, pues bueno, pues votamos en contra los que estamos fuera y votamos a favor los que estamos dentro. O así. Gent vuelve a hacer mención a los presupuestos participativos como alternativa a los presupuestos 'oficiales', mientras que tiene que ser el PSC el que recuerde que los presupuestos 'oficiales' son participativos mediante el propio PAM. La participación está de moda. Lo transversal, el ciudadano, el pueblo, los de abajo, la fiscalización, el control de los cargos públicos... el mensaje ha calado. Estamos ganando, pero oye una cosa, ¿cuántos somos fiscalizando? ¿fiscalizamos todo del todo? ¿cuánta gente se puede apuntar a lo de la participación? Se aprueban los presupuestos, como no podía ser de otra manera. Los socialistas hacen gala de la congelación de los impuestos, y los nuestros lo vestimos con el color del aumento del gasto social y explicando el tema de otra manera. Congelar impuestos como medida de progreso. Pues no queda muy allá. Pero ahí vamos. Estamos muy contentos y lo que prometía un arduo debate sobre el gasto municipal y las partidas presupuestarias y de donde vienen los ingresos y porqué en tal punto no aparecen los... se queda en una cosa así sosilla y sin mucho debate. A otra cosa. 
Punto once. Modificación de la cualificación del PGM del espacio de la Plaça Besós. Ahora es cuando viene la pregunta ¿dónde está la plaza Besós? Pues la plaza Besós está... claro. La Plaza Besós. Pues viene a ser lo que es la Ciba. Efectivamente, el antiguo espacio de la Ciba, que luego fue Instituto Santa Coloma, cambia su cualificación urbanística para la concreción de nuevos equipamientos. Chan Chan. La Ciba. Ese espacio muerto de Santa Coloma situado en un lugar preeminente de la ciudad, justo a la entrada, tan significativo y tan así como para hacer cosas así como interesantes y en las que la gente pudiera hacer eso de participar y dar su opinión sobre lo que pudiera hacerse y no en un sitio que, bueno ahí está. Pero claro, a lo mejor no se hace eso y se hace otra cosa y entonces qué. Y votan los grupos y unos se abstienen y otros votan a favor y entonces los nuestros, chan chan, votan en contra. Toma que toma. Toma tomate. Ahí lo llevas. Que dice el Siscu que por motivos ideológicos nosotros no podemos votar esto a favor y está a punto de equivocarse pero al final, chan chan, vota en contra. Y no pasa nada, oye. Ni nos han echado del equipo de Gobierno, ni ha llorado el niño Jesús, ni nada. Y lo tenemos claro y no hay nada que decir. Bravo. Termina el tema de los puntos del orden del día así tan ricamente y pasamos a las mociones. 
Venga, pues. Vamos a hacer una consideración que debería ir al final pero que vamos a meter aquí ya, para que los que se cansan de leer lo tengan claro bien pronto. En el Pleno del Ajuntament, todos los regidores, pero todos, bueno, alguno no, pero muchos, quieren ser de ICV-EUiA. No sé si de EUiA, pero de ICV, todos. Me explico. Los del PSC acostumbran a votar siempre alguna cosa que va en contra de la línea del PSC y del PSOE. Los de CiU tienen claro que primero Santa Coloma y luego su partido. Los del PP ayer se desmarcaron siendo más de Greenpeace que los de Equo. Cosas extrañas. Traedme a los cansados, a los pobres... eso debería colgar en las sedes de nuestros respectivos partidos, venid, venid con nosotros, en realidad, todos queréis ser nosotros. Esto lo dijo Alexandra Sevilla muy al final del pleno, durante la moción contra el pago de la deuda de Castor presentada por CiU y fue muy aplaudido. 'Haceros todos de ICV, que aquí votamos siempre lo mismo'. 
Mociones varias. Contra la violencia hacia las mujeres. Hoy es 25N y es el día contra la violencia hacia las mujeres. La moción se aprueba con los votos de PSC, ICV-EUiA, CiU y Gent. PP se abstiene, con una argumentación que no sabe uno si va o viene o si vuelve, y la extrema derecha también, no sin antes regalarnos los oídos con unas perlas de mierda, de fascistas de bigotito y copa de coñá, de caballero, de señor. Y todo empieza a calentarse. Y hay otra moción, en este caso una a favor de las Ciutats per la vida, no a la pena de mort, que presentan ICV-EUiA, PSC, CiU y que se aprueba con los votos a favor de todos. El portavoz de Amnistía Internacional en Santa Coloma es quien la presenta. Los disparates de la extrema derecha continúan. La cosa se calienta de verdad. Cuando llega la Moción para adherir a Santa Coloma a la Xarxa de ciutats amigables amb la gent gran, el show es completo. Comentarios muy gruesos, amenazas, entrando en el juego, muy mal. El portavoz de la extrema derecha se larga expulsado, tan ancho, como si a alguien le importara lo más mínimo. La moción se aprueba con todos los votos a favor y con la extrema derecha fuera del pleno. Un regidor del PP dice que los extremos se tocan. Por decir algo. Es un día en el que los que no hablan mucho del PP tienen la lengua floja y... Moción presentada por CiU de rechazo a la indemnización de la Proyecto Castor con fondos públicos. La moción la presentan también PSC y los nuestros, y aquí los pájaros se tiran a las escopetas. CiU presentando una moción en contra de que una gran empresa reciba una indemnización con fondos públicos, y, como bien dijo la regidora Sevilla, ya podían haber hecho lo mismo en otras ocasiones, como con la sentencia del Supremo sobre Pobreza Energética. También se acordó y dio la bienvenida a la coalición nacionalista a los temas ambientales, aunque fuera por la tangente, y llamó la atención de la actitud de PSOE y PP en este tema, promotores del proyecto y garantes de la indemnización. Pues bueno. Los pájaros y eso. PSC más en contra de la Castor que Félix Rodríguez de la Fuente, pero en la antología de la Zarzuela llega el portavoz del PP y dice que él está más en contra todavía y que el PSC está en contra con la boca pequeña. Un consistorio lleno de ecologistas y de izquierdistas de verdad. Efectivamente, estamos todos locos. Todos somos de ICV. Menos los de EUiA, que somos los que más nos esforzamos en no serlo, claro. 'En ICV todos votamos lo mismo en todas partes', dice Sevilla, 'pero no todos los días', apunto yo, y nos reímos mucho con el Magí de Ciutadans y la Teresa de Gent. Es lo que tiene. O todos somos de ICV o nos echamos unas risas con el payaso fofó de Esquerra Unida. Y cuando ya parece que el tema no da más de sí, el joven regidor del PP pide la palabra y dice 'yo solo voy a decir una cosa, Pretoria'. Ahora sí. Ahora sí que sí. Panderetas fuera y mantecados para todos. Competición por ver quién está más lejos de su partido. Santa Coloma es diferente, tan diferente, que los partidos no son como en otros lugares. Qué largo está quedando esto. Vamos que queda poco. Una última moción sobre el restablecimiento de espacios a las entidades se aprueba con los votos de Gent y nuestros y la abstención de los demás. La portavoz del PSC viene a decir que, a ver, que habiendo Facebook y eso, que lo de los pirulos para poner carteles, que es un poco... ya. Pero bueno. 
Y se hacen unas cuantas preguntas y se acaba el pleno y aquí paz y después gloria. No ha acabado demasiado tarde, pero es que ha empezado súper temprano. Nos hemos quedado unos cuantos esperando a que terminase. 
Al final me he tenido que quitar la chaqueta porque el calor era francamente... pero he mantenido una postura elegante y no he enseñado pelos de la barriga ni nada. Seguro que me dejo cosas interesantes por contar, los cabreos de la alcaldesa, las buenas intervenciones de los regidores, sobre todo las de los nuestros, claro, las diferencias entre leer y no leer, qué le pasaba en la pierna a Laia Tordera, y si había instrucciones de llevar camisa blanca al pleno, que podían haber avisado ya que estaba. No ha habido que lamentar daños, pero ha habido momentos de bastante tensión. Estoy bien. 

lunes, 24 de noviembre de 2014

Urgencias

Es algo que necesito inmediatamente. No puedo esperar mucho tiempo más, porque me da la sensación de que si no lo tengo pero ya mismo pueden pasarme cosas espantosas. Lo sé. Es algo que tengo tan claro como que hoy es lunes y que mañana será martes y que el continuo espacio tiempo no se detiene de ninguna manera. Tan claro como esa obviedad es que lo necesito ya. No puedo esperar a mañana. Puedo esperar a mañana. Puedo esperar el tiempo que sea necesario. No quiero que parezca que me pongo nervioso por la espera. Puedo esperar muy pacientemente. Me siento aquí si quieren. Pero quiero que quede constancia de mi urgencia. Lo necesito. Inmediatamente. De verdad. No es algo de lo que ya pueda prescindir de ninguna manera. Todo el mundo puede prescindir de todo, es cierto, y perdonen si exagero un poco a la hora de expresar lo mucho que lo necesito. Pero es que lo necesito de verdad. No es broma. Todo el mundo puede prescindir de absolutamente todo lo que tiene. De lo que le rodea, hasta de lo que más ama. Eso es verdad. Eso es lo que dice todo el mundo. Pues bien, yo lo necesito mucho. Estoy aquí y puedo esperar, pero no sé si han recogido bien que tengo la urgencia inmediata. Que no pienso armar ningún pollo por esto, pero si supieran ustedes cuánto lo necesito, es que no se lo pueden ni imaginar. De verdad. Lo necesito. Apúntenlo donde puedan, de verdad, porque aunque les diga que no me pasa nada, me puede empezar a pasar en cualquier momento. Oigan, lo necesito, pero es que no saben ustedes cuánto lo necesito. Es una cosa que ustedes no sé si alcanzan a comprender o les ha pasado alguna vez. Aunque fuera una foto. Yo, si me enseñan una foto, creo que podría empezar a conformarme. No digo que con la foto ya tenga suficiente. Mi urgencia es monumental. Mi urgencia, la urgencia, las ganas que tengo... es que no saben ustedes hasta donde pueden llegar. No pueden hacerse ni una mínima idea de lo que lo necesito. Y con una foto, yo creo que con una foto yo paso el rato, este rato y ya no les doy la tabarra con el asunto. Pero si pueden apuntar ahí que tengo una necesidad pero la mar de imperiosa, es que se lo agradecería tanto. Pero tanto, tanto. De verdad. Tengo una necesidad acuciante. Una necesidad que me revienta el alma. Si tuvieran ustedes una foto. Con una foto que tuvieran lo entenderían. De verdad.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Gran Biblioteca Universal del Pensamiento

Miroslav Bertonek publicó un pequeño libro de poemas con el título Oroscopo. El libro tuvo un éxito relativo y no llegó ni tan siquiera a ocupar un lugar preeminente en las estanterías de las librerías de Praga. Tiempo después publica un pequeño libro de cuentos llamado Oroscopo. El libro tiene algo más de repercusión y aparece una nota elogiosa en la revista Folletos. Transcurridos unos meses, escribe una biografía ficticia de un personaje llamado Oroscopo. Los diarios locales se preguntan quién es ese escritor que tiene tal fijación por el Oroscopo o por Oroscopo o lo que sea. Precedido de cierta expectación, la novela Oroscopo de Bertonek consigue un éxito atronador y el mismísimo delegado de Cultura del Gobierno Checoslovaco, se digna a visitar la casa del escritor. Durante la conversación, el delegado de Cultura le pregunta si el próximo libro también se llamará Oroscopo. Bertonek, naturalmente contesta que sí, pero se suicida al poco tiempo, dejando una nota en la que comunica que el Horóscopo le ha advertido de que...

Antanas Bogoreliev presentó en Nueva York un volumen en el que se recopilaban algunos de sus relatos, seleccionados para dar el salto al mercado americano de entre una ingente obra que se ambienta regularmente en un pequeño pueblo del extremo norte siberiano. La librería Hilton fue la escogida para el evento, en el que se dieron cita numerosos escritores norteamericanos de relevancia, atraídos por la enigmática figura del escritor ruso, así como muchos escritores de origen ruso residentes en la Gran Manzana. Nada más comenzar el acto de presentación, el gran Bogoreliev se quejó del frío del aire acondicionado. No pocos se lo tomaron como un golpe de humor del ruso. Murió a los dos días víctima de una neumonía.

El análisis que hace la crítica literaria Victoria Mellenkapf del artículo de Antonio Molina es demoledor. 'La pretensión de ser gracioso no está al alcance de cualquiera. Lo que a uno le puede resultar risible, para otro tiene un sentido profundo o puede ser ofensivo de manera grave. Calcular qué se puede decir y cómo se puede decir no está al alcance de cualquiera y Antonio Molina demuestra prácticamente a diario que dice lo que le parece creyendo que todo el mundo empieza y acaba en su propia cabeza o como mucho en su círculo de amistades. Error flagrante que demuestra que el tal articulista no se mueve más que por el afán de hacer reír a unos pocos e incluso limitándose a sí mismo. Gracioso sin gracia. Pero le animamos a que siga intentándolo. Todos tenemos derecho a reírnos de algo o de alguien.'

Cuando Nazario Femobedici entregó a la editorial su cuarto libro, 'Monstruos IV', no se imaginaba que su tiempo había pasado. Se vivía entonces una fiebre por la literatura fantástica y no eran pocos los autores que habían encontrado en pasados remotísimos o futuros con olor a pasado un filón interesante. Nazario Femobedici no era de los peores ni de los mejores y consiguió un éxito mediano con su saga sobre Monstruos. En diversas ferias literarias su nombre era respetado e incluso algún autor culto había pronunciado su nombre con respeto. Pero cuando Monstruos IV salió a la calle, todo era pasado y aquellos mozos que habían dedicado su juventud a las espadas, los kronkers, los gramerrsbergers, los prieweleres, o los mendrelssttreons, ahora querían acabar cuanto antes el Máster y empezar a trabajar. Nazario Femobedici quiso sacar un nuevo Monstruos V, pero terminó escribiendo una nueva historia sobre unos jóvenes que se trasladan al centro de Manhattan a vivir y... un rollo.

Impresiones de Raphael Von Buren sobre el trabajo biográfico realizado por Helmut Boeing sobre la figura de Luis XV. 'He de reconocer que he leído el libro de Boeing un poco a salto de mata, pero yo entiendo que el tal Luis XV tuvo una vida. Vamos, que nació, vivió y todo eso, y en el libro de Helmut Boeing se nos agobia constantemente con unas enumeraciones de objetos muy bonitos que aparecen en estanterías que, bueno, servidor no tiene porqué conocer.'. Impresiones de Helmut Boeing sobre la crítica citada.'Bueno, es que la vida de Luis XV, ya es un poco eso'.


viernes, 21 de noviembre de 2014

Miscelánea

Menudo revuelo hay en el pueblo con la estatua del Manelic. El pueblo en armas. La histórica plaça del Manelic, conocida popularmente como la plaza del Borreguito, ha sufrido una remodelación total. Tan total, que el monumento original ha sido sustituido por otro que, siendo el mismo, es diferente. Y la gente comenta, y se enfurece y opina y no entiende. Y siendo esto justo, no podemos olvidar que hay, muy cerca de esta plaza del Borreguito, otro elemento decorativo urbanístico que debería hacernos reflexionar. Ahí lo tienen, en la plaza Catalunya de Santa Coloma, un indisimulado homenaje al Playboy. El conejito de la popular revista en mitad de la plaza. Hay otro más en el suelo, que sirve para... y luego ya este. Nos echamos las manos en la cabeza porque la fuente del Manelic, que ya no es fuente, no tiene fuente y porque con esos picos puntiagudos de chapa se puede matar alguien, porque no hay un poquito de verdecito en esas escaleritas..., pero nadie parece preocuparse porque el Playboy tenga esponsorizada una plaza. Bueno. Debbie Harry, de Blondie, fue portada del Playboy. Qué bien traído. Denis es una versión, pero es muy buena. Mucho.
https://www.youtube.com/watch?v=ahGxiSV_LH0

Ha sido una semana extraña y terrible porque una personita pequeña y muy simpática nos ha abandonado. Qué lástima y qué puta mierda es todo. Momento para la reflexión, pero interior. Sería bonito iniciar aquí un precioso y enrevesado debate sobre si merece la pena, si no, si esto o si lo otro. No voy a entrar en si hay cielo, si hay una especie de vida más allá reservada para quienes en esta de aquí no lo han tenido demasiado fácil, si lo que haces en este mundo lo pagas en el otro, si en el otro recibes algo bueno. La verdad es que todo eso puede estar muy bien para una larga conversación, precisamente de vela, por ejemplo. Qué costumbres tan bestias. Una noche en vela. Toda la noche. En fin. Sea como sea, si hay alguna vez algún lugar al que vayamos una vez que se ha decidido que en este puto rincón del universo ya no tenemos que hacer nada, espero que suene música. Y esa música, si puedo pedir, ya que estoy, que sea celestial. Y celestial en plan Spectrum. Ya saben. Esa música que trasciende. Hoy me he levantado con esta melodía en la cabeza. Silbándola. Muy agradable. Luego que si la gente se asusta, que si no. The Drunk Suite.
https://www.youtube.com/watch?v=smgJayObM-U

Canciones más bonitas que el sol. Una de Stevie Wonder que, los que ya han seguido este espacio, saben que tarde o temprano cae. Si no es en esta versión original, es en la de los Beach Boys. I was made to love her. Like a sweet magnolia tree... fíjate, como la colonia de ayer, que lleva magnolia. Al menos eso pone en la etiqueta. Qué bien olía la colonia de ayer. Qué bien ayer. Stevie Wonder a mí no me gusta. Claro. Cómo me va a gustar el tío que canta la de i just call to say i love you... o... cualquiera de esas de Stevie Wonder ochenteras que dan tanta grima... Qué paleto. Qué patán. Stevie Wonder es una de esas asignaturas pendientes. A mi amigo M., le gusta mucho Stevie Wonder, los discos esos de los setenta, como el Inner Vision o el... discos que se ve que tienen mucha chicha. Lo que pasa es que uno no se acaba de fiar. Aquí le tenemos en 1967 con este pedazo de I was made to love her. She's been my inspiration... like a sweet magnolia tree... qué pedazo de canción, copón.
https://www.youtube.com/watch?v=ODsPdP50ND0

El número especial de la revista Rockdelux en el que aparecen los 300 mejores discos de los últimos 30 años, sitúa en el número uno, nada menos que al It takes a nation of millions to hold us back, de Public Enemy. Este disco, precisamente este disco, no lo he escuchado. Tengo, comprado original, ojo, el otro. El Fear of a black planet. Y la verdad es que tampoco me mataba, excepto la primera canción, la de Fight the Power. En este disco, el premiado, el galardonado, aparece esta Don't Believe the Hype. Esta es muy buena. Bueno, lo de siempre, la base de una guitarra funk, con una batería o caja de ritmos. No te creas el subidón, no te creas el éxito, que no se te vaya la pinza, que no se te suba la tontería a la cabeza. Esta es muy buena. Ojito con los que van dando lecciones de superioridad moral, que puede que un día se les gire la tortilla y los caminos suelen tener dos sentidos, uno de ida y otro de vuelta. No te creas que eres tan listo. No te creas el éxito. No creas que los demás estamos muertos.
https://www.youtube.com/watch?v=LK8sxngSWaU

Ya la he encontrado. Ahora que llega el frío. He encontrado la mítica canción de Lee Perry & the Upsetters, la del Sha la la la la, nu ru nu nu nu. Bestial canción que resulta que es la primera que aparece en la mágica caja de tres cdes que se llama Arkology y que, como ya hemos dicho alguna vez, es la biblia de los que quieren música jamaicana sin tener que pasar forzosamente por Bob Marley. Dub cabezón y también dub saltarín. Aquí tenemos la parte más cabezona. O bueno, que está entre la saltarina y la cabezona. A mí me gusta más la cosa densa y cabezona del dub, del reggae, los bajos bien graves y saturados. Aquí no están tan así, pero mola. Sha la la la la, na na na na nana. Tu turu turú... En el vídeo se emperran en poner fotos de Bob Marley, que no pasa nada, pero que oiga, hay más cosas. Y lo saben. Qué buena. La canción, que se me pasa decirlo, se llama Dub Revolution (Part I). Ahora, ahora hablamos de la revolución. Más abajo.
https://www.youtube.com/watch?v=U_q8BRosmG4

La revolución es muy bonita porque me lo han contado. Somos todos revolucionarios en esta sala, supongo. O somos todos socialdemócratas. A gusto del público. Hoy soy muy asambleario, mañana puedo ser partidario de una lista cerrada. Hoy me erijo en el campeón de los demócratas y al día siguiente abogo porque no se puede ir tan deprisa en la conquista del poder. Así nos luce el pelo. Hoy tengo muy claro que vamos a salir de la OTAN y otro día tengo muy claro que tengo que consultar primero con... y hablar claro con... y luego consultar con... y de lo que te dije, ya veremos. De entrada, no. Ya veremos. Hoy somos un método, mañana somos lo mismo pero en un color diferente. Lo que nos pasa, básicamente es que no sabemos bailar, tampoco sabemos recitar, tenemos que decirlo todo leyendo, con largas pausas para medir las palabras. Para pensar qué queremos decir para que al otro le duela de verdad. Pues tenemos que estar preparados, entonces, para lo que viene. Preparados. Sabemos bailar, sabemos recitar y tenemos unas hermosas voces. Seguimos. Hay partido. Estamos preparados. Temptations y Get Ready.
https://www.youtube.com/watch?v=A3Ix4hKSnxQ

Ha salido esto hoy muy bien y muy bonito. A ver si el fin de semana es igual. Que no lo será. Pero bueno. Que tengan un muy buen fin de semana todos y cada uno de ustedes en sus respectivos domicilios o destinos, etc.


miércoles, 19 de noviembre de 2014

Karpov

Éste me está mirando porque tengo mala cara. Me estoy fijando en el cristal que tiene detrás todo el rato y tengo un careto que da miedo. Me veo tan mayor. Me veo tan flojo. Mira qué brazos. Mira qué brazos blancuchos y flojones. Mira qué brazos tan lechosos. Y que no escarmiento. Con el tiempo que está haciendo y yo con manga corta. Y si apoyo los bracitos en la mesa, me da frío. Pero con la chaqueta ya me he cansado de jugar. A este le voy a ganar la partida y no sé ni cómo le estoy ganando. Porque estoy jugando fatal. Estoy jugando tan mal, pero tan rematadamente mal, que cada vez que muevo me dan ganas de levantarme e irme. Pero este es un tocho de mucho cuidado. Es lo que me queda. Ir jugando en torneítos de estos de pan mascado. Chess Club and nosequé. Y este fulano no sé ni quién es. No me suena su cara de nada. Pero de nada. Yo con este buen señor no he jugado nunca antes y este buen señor tiene cara de tener también una edad. Y yo no lo he visto en ningún sitio. Me dijeron, ven y participa en este torneo, que está empezando, que necesita un empujón para arrancar, que te vamos a pagar, que va a venir Viswanathan... aquí no ha venido Viswanathan ni nadie que yo conozca. O son señores con pinta de jugar a esto los fines de semana, o algunos críos que... y ahora qué mueve este hombre... qué ha hecho. De verdad que no entiendo qué ha hecho. Este hombre ni juega en serio... o es que no sabe jugar. Yo que sé. Me siento un poco como un mono de feria. Me pasean por los torneos, que si señor Karpov, que si señor Karpov..., les interesa más hacerse la foto conmigo que jugar la partida. Lo noto. Este señor se está aburriendo. Yo estoy jugando mal porque estoy jugando sin ganas, pero este señor está jugando mal porque no sabe jugar. Y yo aquí. Y mientras estoy aquí haciendo el tonto, el ajedrez va por otro sitio. El ajedrez de verdad. Y yo ya estoy mayor para jugar de verdad y me tengo que conformar con esta mierda de torneo. Que sí, que me darán un dinerito y todo lo que quieras, pero el ajedrez va por otro lado. Mira qué cara. Si es que me miro en el cristal ese y me dan ganas de levantarme y de irme. Pero si me levanto y pierdo la partida, esto puntúa... qué va a puntuar esta mierda de torneo. De verdad que me estoy poniendo negro. Yo que sé, voy a mover a ver qué pasa. Esto mismo. A ver lo que hace este... hasta aquí podía llegar la broma. Me voy.

martes, 18 de noviembre de 2014

Wagner abierto

Nos estábamos alejando tanto de nuestra labor que, la verdad, a veces no sabe uno ni donde está. Bueno. Recopilando de aquí y allí, casi a la desesperada, nos hemos fijado en un pequeño texto de Olofred Zepphauser que aparece en la revista Huye y que se titula 'Wagner abierto'. Si ustedes lo entienden, pues lo comentan.
'Los invitados por el patronato nos fuimos sentando en los asientos que estaban señalados con la marca de la P. La P de patronato. Y una vez situados, me dí cuenta de que la señorita Falkenhayn estaba tres asientos más para allá y que no tenía ninguna posibilidad de conversar con ella durante toda la obra. Los Nibelungos, de Richard Wagner. Nunca había ido a la ópera, no me gusta la música clásica y me aburro si no hablo, así que la cosa pintaba bien. La invitación del Patronato nos reunió en la puerta de la Ópera y en cuanto la vi me pegué a ella. Empecé hablando del frío cuando hacía calor y eso le llamó la atención. Me gustó. Hayer y Martens me dijeron que la señorita Falkenhayn era la sobrina de uno de los mandamases del Patronato y que era muy buen partido. Lo obvié, hice que me diera igual, y me fijé únicamente en su belleza y encantadora sonrisa. Muy amablemente la invité a pasar delante de mí cuando pudimos ir pasando y torpemente luego me di cuenta de que mi afán por estar cerca de ella y literalmente 'darle la ópera', iba a resultar vano. Sentado entre el señor Potocky y el no menos señor Razinsky, me dispuse a pasar no sé cuántas horas de música clásica sin ninguna gana de estar allí y mirando indisimuladamente a la señorita Falkenhayn, que no dejaba de reírse acompañada por la señora Razinsky y la señora Potocky.
Empezó la ópera y yo estaba pensando y pensando en cómo hacer para... No sé cómo se me ocurrió, pero le dije al señor Potocky que si las óperas eran siempre iguales. El señor Potocky me miró e hizo como si no me oyera. Me puse insistente. 'Oiga, mire, es que yo conozco mucho de arte contemporáneo y resulta que hoy en día existen obras que uno va a ver sin determinar, es decir, que llegas al sitio y no sabes qué vas a ver, porque la obra está sin escribir, se va haciendo sobre la marcha. Es más fresco, natural y sorprendente. Mucho mejor que esto. Porque claro, uno viene a ver esta obra y ya sabe que todo el mundo se la sabe. Que conoce el argumento, a los protagonistas, a los cantantes... y eso no es moderno. No debería ser. De hecho...'. Me levanté. Me levanté y a gritos empecé a decir que todo aquello estaba muy desfasado, muy muerto. Que Los Nibelungos ya estaban escritos y que era una vergüenza que la dirección del teatro nos engañara programando obras que ya estaban escritas, preparadas, planificadas, cuando lo verdaderamente moderno y útil para todos hubiera sido que los Nibelungos se hubieran hecho sobre la marcha allí. Cada día de una manera. Con alguien distinto, a determinar, a decidir por todos nosotros. Mucho mejor.
No tardaron ni cinco minutos en venir unos miembros del Patronato a llevarme a rastras para la calle y señalarme el camino de mi casa para que no volviera a interrumpir jamás una Ópera.
Días después, la señorita Falkenhayn me llamó por teléfono para interesarse por mí. Que le había pedido el teléfono a nosequién y... bueno, Pues eso.'

lunes, 17 de noviembre de 2014

Una historia para Rubén

Fue una Semana Santa de hace tres años. No es normal que alguien se alegre de verte. Que alguien esté contento durante todo el rato que estás con él, porque no está acostumbrado a que alguien vaya a verle, que le pregunte, que le diga, que le haga cosas, que le celebre. 'Hola, tú quién eres. Eres el pequeño Rubén'. La visita de rigor a la tita y de repente aparece el pequeño Rubén, acompañado de su madre, mi prima preferida Juani. 'Bueno, bueno, bueno'. El creador. Desde que apareció riendo, nervioso perdido, tan contento porque había venido alguien a verle, y le preguntaba y estaba rodeado de gente... 'bueno, bueno, bueno'. Desde que apareció diciendo eso, ya no hay día que uno no diga lo de 'bueno, bueno, bueno'. Qué gracioso. Que tendría tres añitos y hablaba como un viejecillo. 'Madremía, madremía, madremía'. Qué gracioso el Rubén. Qué contento estaba porque venía gente que no conocía. Yo soy tu tío de Santa Coloma y aquí el compañero es también tu tío. Vamos, que somos tus tíos. No nos conoces porque somos unos mantas que nos cuesta la vida movernos de aquí e ir a Jaén a verte, aunque estás malito y seguro que si te hubiéramos ido a ver antes, te hubieras puesto igual de contento y nos habría hecho gracia ir a verte ya siempre, como nos hizo gracia después, como nos hará gracia siempre. Siempre había que sacar un momento durante esos meses de agosto tan largos en el pueblo para ir a ver al joven Rubén. 'Bueno, bueno, bueno'. 'Madremía, madremía, madremía'. Qué gracioso.
Ese verano, volvimos al pueblo y después de una noche de las fiestas mi prima me dijo que estaban en un bar tomando algo y que si quería verles que subiera. Con un cuerpo lamentable me fui a verles. Allí estaban, con el joven Rubén, que todo lo estaba preguntando. Mamá, mamá, mamá. Julián, Julián, Julián. Mamá, mamá, mamá. Le dijeron, mira, el Toni, el tito de Barcelona, anda, dile qué es lo que hacía el tito Toni. Y el cabronazo se echó las manos a los bolsillos de atrás y se puso a andar como lo hace servidor de ustedes. Me había visto una vez y ya era capaz de imitarme. Una vez durante una media hora. 'Bueno, bueno, bueno'. 'Madremía, madremía, madremía'. Al cabo de un rato subieron mis padres y como suele ser norma, mi padre empezó a dibujar en las servilletas pajaritos, señores calvos con bigote, más pajaritos... se sentó al lado el joven Rubén y vio que lo que le estaba dibujando mi padre no le gustaba. Quería bailar. Y ahí estaba su tío Toni para bailar. Los dos bailando en el bar delante de todo el mundo. Cada uno a su ritmo, es muy posible que yo bailara mejor que él. Aquel día estaba yo sandunguero, pero no tenía la cabeza en condiciones. Al joven Rubén le gustaba que le contaran historias. Mi prima me dijo que le contara un cuento. Y yo no sé qué le conté que al Rubén no le interesó demasiado. No sé. Me vino a bote pronto alguna historia de Urlstan Chulpadalasang, pero no tendría yo el día florido, o que la historia fue un peñazo.
Este año vino a comer a casa. Con sus padres, con sus tíos, con sus primos. Qué contento estaba. Estaba tan contento que no sabía qué hacer. Qué contento. No se bañó, pero se iba a bañar. Se durmió su siesta y todo. Qué contento. Podría repetir el año que viene.
Todavía a día de hoy se le debe una historia al joven Rubén. Puede valer esta mismo.
'De todos los niños que estábamos en aquel lugar, sólo el joven R. tenía una cosa en la cabeza. La tenía desde hacía tiempo. El resto de niños de aquel lugar, flotábamos en el espacio sin mayor complicación, pero el joven R., se estaba reservando. Porque tenía algo en la cabeza. Alguna cosa le rondaba que no le dejaba flotar como a los demás. El resto de niños estaba convencido de que ellos tenían todas las cosas en su sitio y que nada les hacía falta. El resto de niños deambulábamos de aquí para allá, algunos jugábamos, otros llorábamos, muchos estábamos muy preocupados con unas cosas que el joven R. no tenía en la cabeza, aunque estaba pendiente de todo y no se perdía nada. Se sabía las marcas de los coches, que es muy importante. Se fijaba en lo que hacía la gente. Pero no le daba importancia. El resto de niños íbamos haciendo y algunos nos dábamos cuenta de que el joven R. no nos acompañaba, aunque se reía, aunque hablaba, aunque bailaba, aunque preguntaba siempre a sus padres, que no tenían tiempo de flotar porque estaban con el joven R. El joven R., tenía algo en la cabeza. Un día, por la mañana, el joven R., se volvió a sus padres y les dijo 'ya'. Y todos los que estábamos flotando y vagando por el espacio, caímos al suelo. Nos tenía a nosotros en la cabeza. Era eso. Ahora nos toca a nosotros demostrarle al joven R., que no era para tanto, que sabemos flotar sin él.'.
Estoy convencido de que al joven Rubén le hubiera parecido otra mierda de historia que no le hubiera interesado ni esto, pero había que intentarlo.
Qué gracioso, el Rubén. Tan chico.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Miscelánea

Las bicicletas son para el verano. Noviembre no es mes para andar en bici, pero la intención es buena. Acaban de llegar seis bicicletas eléctricas para ponerlas a disposición de los técnicos y trabajadores del Ajuntament para sus desplazamientos, con el objeto de ahorrar en combustibles fósiles y al mismo tiempo, actuar como ejemplo de que es necesario cambiar la mentalidad de la población, dejar de utilizar tanto el coche y ponerse manos a la obra en defensa de la calidad del aire, tal y como viene recogido en el Plan de actuación del mismo nombre. Hacía un frío de mil demonios en la Plaza de la Vila. Daban ganas de subir a la bici aunque sólo fuera para moverse un poco. Caritas de frío y miradas al cielo porque empezaba a llover. Regidores en acto de servicio, alcaldesa también. Todos pensando que nos podíamos subir a las bicis y no, porque nadie llevaba casco. He tenido todo el rato esta canción en la cabeza, Bike, de Pink Floyd. De los primeros Pink Floyd. De cuando le molaban al Soldat. De cuando estaba Syd Barret. Una canción que viene pero que ni pintada.
https://www.youtube.com/watch?v=SmW17QvUhRM

Hay unas cuantas canciones sobre bicicletas. Está por ejemplo esa canción de Queen sobre querer montar en bicicleta, pero no me gusta demasiado. También había un recopilatorio de de canciones de la época buena de la psicodelia que se llamaba White Bycicles, pero la canción en sí que daba título al disco, no sé, bien, pero no tan bien. El grupo se llamaba Tomorrow. A ver, que la canción no está mal. De hecho aquí en esta versión suena un poco más dura que en aquel recopilatorio. Qué bueno era aquel recopilatorio, caramba. Salía Pink floyd, y Eric Clapton cantando Crossroads, y Fairport Convention, y había al final de todo una especie de versión del Brasil, que era la mar de apañada. En fin. Esta canción de Tomorrow tiene su punto. Canciones de esas de los sesenta que uno piensa que tiene muy escuchadas y que cuando vuelve a acercar la oreja, descubre que tiene golpes escondidos.
https://www.youtube.com/watch?v=7JhZqWCqKs8

Siempre se dice que si hay un grupo o una banda ciclista por excelencia, es Kraftwerk, porque creo que a Florian Schneider le apasiona ir en bicicleta. O le apasionaba. El caso es que de toda esa pasión por las bicicletas, Kraftwerk sólo tienen una canción dedicada a las bicicletas. No vamos a hacer la gracia de poner la versión de Señor Coconut y su Conjunto, por muy graciosa que sea, porque igual se nos enfada alguien. Así que pondremos la original, el Tour de France de Kraftwerk, que hicieron creo que como sintonía de la ronda gala. La ronda gala, qué vocabulario florido. Durante muchos años, la gente esperaba con impaciencia cuál iba a ser la música de la vuelta ciclista a España, aquellos años en los que el grupo Azul y Negro hacía esas canciones tan bonitas... Pero esta de Kraftwerk gana. Quizás es la última canción medio buena que hizo Kraftwerk antes de entrar en hibernación.
https://www.youtube.com/watch?v=Yt3p-F2x7rY

Ir en bicicleta. Hace mucho que no voy en bicicleta. Viajar. Desplazarse. Canciones raras. Canciones frikis, dicen. Si hay alguien friki o lo hubo en esta vida era Poch. No era un friki, ni mucho menos, era una persona con sus cosas. Y hacía unas canciones brutales. Esta canción habla de viajar, de desplazarse, pero sólo por países pequeños. Es una canción tan bonita, que un grupo de canciones bonitas como La Buena Vida tuvo que hacer una versión. La Buena Vida, relación compleja con este grupo. A mí tenían cosas que me gustaban, quizás porque una vez les pillé unas versiones en la radio muy chulas y me cayeron bien. Y si se atreven a hacer una versión de este Viaje por países Pequeños, mucho más. Si en San Marino quiere usted bailar el pogo no lo podrá hacer sin caer al Vaticano. La versión de La Buena Vida es más suave que la original, pero merece mucho la pena. El vídeo es cuando menos, extraño.
https://www.youtube.com/watch?v=9Dt6SK0ugec

Ayer entrevistaron en la radio a un grupo catalán, que se llamaban Univers. Pues me gustaron mucho, pero mucho mucho. Pusieron canciones de la banda y sonaban a ruidazo y a rollo molón. Lo que pasa es que no me enteré bien del título de las canciones. Pero bueno, buscando por ahí he encontrado canciones bastante buenas. Esta por ejemplo, que se llama Cavall Daurat. El caballo. No vamos a hacer analogías gilipollas entre unas cosas y otras, seamos serios. No podemos hacer ese tipo de analogías, es una gilipollez. Y sin embargo, a uno le puede decir idioteces. Y hacer el símil. El caso es que durante la entrevista, uno de los que hablaba del grupo parecía ser de Granada o tener vínculos. O a lo mejor es que estaban entrevistando a dos grupos a la vez. Quién sabe. Últimamente está uno que no sabe si sube o baja. Lo dicho, estos Univers, molan bastante.
https://www.youtube.com/watch?v=NdvH-EM1JSc

Está quedando una cosa muy rara hoy. Muy como el día. El día de hoy es un día invernal después de dos días de mucho sol, de calorcito, de buen día, de que la gente te mande mensajes diciendo que hace muy buen día. Hoy no. Hoy es un día gris, de frío, de que va a llover y no acaba de arrancar para romper del todo el asunto. Viernes y este frío. En fin. Con qué canción podemos despedir la Miscelánea de hoy. Después de tantos días sin Miscelánea, han habido muchas canciones que han ido pasando por la cabeza. Muchas. Y algunas de ellas simplemente iban pasando sin tener ninguna obligación de quedarse. Poco a poco, algunas de esas canciones han ido dejando poso y... ah, si. Una de Colomo ya que estamos, de homenaje a quien está ahí para escuchar y para dar hierbas cuando se necesitan. La dona negra de Colomo es un pedazo de canción. Muy buena. Bicicletas y hierbas.
https://www.youtube.com/watch?v=5Vhq7nqLfTo

Y se acabó. Una nueva semana que dobla el gorro y a esperar el fin de semana con la vista en el cielo. Será lo que sea. Que tengan todos un buen fin de semana.

jueves, 13 de noviembre de 2014

Mercadillo

No acostumbro a pasear por el mercadillo pero esta mañana, acuciado por una serie de necesidades en forma de un algo para ponerme así como por encima cuando es necesario ir con un suéter de los llamados 'de bonito', he decidido darme una vuelta. En realidad ha sido la segunda vuelta en una semana. En realidad, puedo decir que ha sido la tercera vuelta en un mes. Sigo sin encontrar esa especie de sudadera que te quita del apuro, pero sí que he conseguido enterarme de algo.
Me he enterado de que le quedaban muy pocas medias ya, que se las estaban llevando todas y que eran ya las últimas que tenía, y que si se las llevaba se las iba a dejar por un euro cada una. Una auténtica ganga, me ha parecido, eso de unas medias a un euro. No descarto no haber escuchado realmente lo del euro. También me he enterado de que ella le quería dar un morreo al marido de la otra, así, delante de la propia mujer. He deducido que era una forma de halagar a la pareja y de ahondar si cabe más en el calificativo de 'guapo', que le había lanzado ella así de sopetón. Tras una serie de apuntes sobre lo que es la vida más o menos convencional en las parejas de cierta edad, finalmente la mujer que quería propinar un morreo al susodicho varón, ha conseguido vender un calendario por dos euros, que era de lo que se trataba. Un calendario de los grandes, ojo, nada de esas tarjetas... no, un calendario desplegable. Luego he visto un poco más allá que había otra mujer también con otro calendario desplegable, dispuesta a venderlo. Debe ser que se acerca la fecha de ir colocando calendarios, números de lotería. No descarto haberme inventado también lo de los dos euros por calendario. Me he enterado también de que los dos que han bajado muy seguros por la calle abajo dispuestos a comerse el mundo, se han parado en el puesto de uno de los que vendían zapatos, zapatillas, bambas que parecen j'hayber pero que no lo son, zapatillas de nuevo, y una especie de zapatos bajos de tapa plana que no los tienes en negro con un cuarenta pero que sí que los tienes en gris, pero en gris no los quiere nadie, pero los tengo en gris, pero en gris no los quiero... y que le han preguntado 'qué pasa nen', y no he podido escuchar nada más. También me he enterado de que se puede pagar con tarjeta de crédito. Que se acepta Visa en el mercadillo. Que ya no ha límite. Que todo es posible. También me he enterado de que la calle principal del mercadillo de los lunes ya no es la avenida de la Generalitat, que era lo que yo pensaba, si no una que baja por la Rambla Sant Sebastiá y que no he conseguido entender realmente cuál es. Vamos, que él el lunes iba a estar en la calle esa principal y que yo no he sabido bien bien qué era. Me he enterado de que hay dos churrerías en ese mercadillo y que no tengo ni idea de si en el mercadillo del centro hay dos churrerías también. El otro día yo me comí unos churros en ese mercadillo. ¿He dicho que es el de Singuerlín? ¿No se vé en la foto? Me he enterado también de que una señora tenía un problema en el hígado. No era la señora, realmente, si no que era alguien de quien hablaba esa señora. Pero a veces confundo las cosas. Me pasa muy a menudo. Creo entender una cosa. Luego es otra. Digo que me ocurre muy a menudo y no es verdad. Me hago el tonto. Me he enterado también de que ya no hay vendedoras de calcetines de la casa bayer, de los que no aprietan. Me he enterado de que el mercadillo este es más cortito que el del centro, pero tiene su punto. Me he enterado de que los bolsos que vende la chica son de piel. Me he enterado de que en el puesto de los discos y las cintas, una señora con voz de señora mayor, cantaba una copla muy así sobre una mujer que le decía al marido que se había ido y que había pretendido cumplir simplemente pasándoles la pensión, que ahora que quería volver que se podía meter el cariño y el amor por el... pero no he entendido el final.
En definitiva, que no he encontrado la sudadera. Que son todas muy cantarinas y que, aunque una chica ha mirado con avidez una con una especie de lobo con la boca abierta, me he ido con una mano detrás y otra delante.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Roxy Music - Roxy Music

'¿Sabías que a Bryan Ferry le huele el aliento?'. Esta pregunta, formulada por Miguel Costas de Siniestro Total en la canción 'Más vale ser punky que maricón de playas', fue capaz de apartar al propio Bryan Ferry y a toda la Roxy Music de mis oídos y supongo que de los oídos de muchos durante décadas. Roxy Music era una moñada, Bryan Ferry un señor que cantaba como si hubiera salido de especular en bolsa y Phil Manzanera producía discos de Sau. Eso era todo.
Pues bien, en esto, como en todo, estaba uno equivocado. Se va acercando uno a Roxy Music con cautela, a través de Brian Eno, el estrafalario tipo de las plumas que sale en los vídeos de Roxy Music y que luego hizo carrera como productor y músico inclasificable. Productor de Talking Heads, de Bowie... te tienes que acercar. Primero a sus discos, y, perdida la vergüenza, a los de los propios Roxy Music.
El primer disco de Roxy Music, apabulla. Si sólo fuera por este disco, ya merecería la pena perder el miedo y desdecirse un poco de Siniestro Total. Año 1972, Roxy Music en plena época de esplendor del Glam, con Bowie, T Rex... y ellos. Ellos son unos raros. Aquí, en esta época, van vestidos como auténticos loros y cuesta reconocer en Bryan Ferry a ese señor antirock total que vemos en sus vídeos desde finales de los setenta hasta nuestros días. En este primer disco de Roxy Music hay ruiditos, hay una batería que suena machaconamente, violentamente, hay una guitarra que chilla como una mona torturada acompañada por el saxo que también chilla y las maquinitas de Eno que chillan mucho más. Canciones largas, petardazos, momentos de música perdida, trocitos de jazz rock, de progresivo, de protopunk, de todo.
Empecemos. Remake/Remodel empieza a toda castaña y va acelerando. Lo intento pero no puedo entenderlo. Una canción para empezar un disco. Lo de toda la vida. Si empiezas, que sea a lo grande, a lo bestia, sin timidez. Con todas las letras. Todas estas canciones ya las he comentado mil veces, no sé las veces que las he puesto en Misceláneas varias, me encantan. Y las recupero porque el otro día en un documental, el de Rowland S. Howard, este hablaba al final de una canción de Bryan Ferry en solitario. You are my sunshine, la clásica you are my sunshine, que la consideraba una canción tristísima. Y tanto que lo es. Y de ahí  a volver a Roxy Music.
Ladytron es una canción rara. Porque siendo una canción durilla, una canción con una letra que le remueve a uno, la canta Bryan Ferry como... como... si fuera bobo. No sé. En muchos momentos es verdad que Ferry parece bobo, pero... y si estuviera fingiendo. Finge. Una canción que empieza lenta y que acaba con un festival de ruidazo destructor. Una clásica del grupo. Me tienes en un vaivén constante y me dejas abajo. Baby, if you want to find a lover, then no look no further, because i'm gonna be the only. Con unas castañuelas que le quitan a la cosa dramatismo. O se lo dan. Según se mire. Y el ruidazo final. Más cosas chillando.
If There is something es otro cancionón. Que empieza trotona y acaba como el rosario de la aurora. Recordando cómo éramos de jóvenes. Con una batería que suena seca, violenta, que está siendo golpeada con fuerza, tremenda. Qué canción más guapa. Qué cosas le hace remover a uno. Y por si faltara algo llega Virginia Plain. La canción que más o menos todo el mundo conoce de esa época de Roxy Music. Porque Roxy Music tiene muchas épocas y no se parece lo del principio a lo del final. Virginia Plain es muy parecida, por decir algo, a Remake/Remodel. Rápida, con la guitarra que parece un cacharro o el cacharro que parece una guitarra. Ruido y cuál es tu nombre?
2.H.B. es una canción tranquila, la parte progresiva o jazz del disco. Muy bonita. Descubierta en un Late Night Tales de Flaming Lips, parece anticipar esa parte Avalon de Roxy Music. Como de cóctel. Es curioso, parece progresiva y puede ser música de cóctel.
Y ya está. El resto del disco tiene canciones muy buenas. Muy guapas, muy chulas, algunas muy intensas, como Sea Breezes, que va de una cosa y de repente la batería entra de nuevo en liza, machacando, sin piedad y todo gira en torno a su ritmo, marcial. Ahora que estamos solos... se le ponen a uno los pelos de punta.
Una música extraña. Cacharros, ruidos, guitarras que hacen punteos extraños, una batería que nunca parece delicada, que siempre está haciendo daño, y la voz de Ferry, que siempre está lamentándose de su mala suerte, o de que le hacen daño, o de que... pero no te lo crees. Porque Ferry es un tunante y siempre cae de pie. Aunque la Jerry Hall se la jugara que le quiten lo bailado.
En definitiva, un disco para disfrutar de arriba abajo, aunque ya les digo que las cinco o seis primeras, apabullan tanto que luego cuesta concentrarse.

martes, 11 de noviembre de 2014

Baal

El día o la noche. No lo recuerdo bien. No sé realmente cuándo sucedió todo. Creo que yo venía de comprar algo para comer. Algo barato. Algo que me sacara de un apuro. Estaba viniendo de algún sitio y recordé que no tenía nada en la nevera, o lo que tenía era de difícil preparación cuando vi aquella tienda abierta y entré para comprar algo. No sé si era de día o de noche cuando sucedió todo porque desde que entré en la tienda todo fue demasiado extraño para poder fijarme en el paso del tiempo. Hay ocasiones en las que el tiempo pasa de una manera muy diferente a como debiera transcurrir. Lo que uno piensa que es un día en realidad han sido meses. Lo que parece una hora, puede que sea un segundo. Esto, mucho mejor explicado, quedaría más claro, pero entiendo que la sensación al menos la podrán llegar a percibir. No sé dónde estaba yo buscando y rebuscando algo para comer cuando abriendo una de las neveras, un olor, no sé a qué o a quién, me hizo daño. Me sentí morir, de repente. Me sentí muy mal. Y Baal, como si hubiera sido invocado por alguien para que viniera a ayudarme, se presentó ante mí. No tenía forma humana, no había adquirido la apariencia de nada ni de nadie. Era Baal en toda su pureza y toda su grandeza, era Baal en todo su esplendor. Era la luz santa de Baal que me bañó y me hizo más suave la caída. Baal, a quien yo creía ya desaparecido y fuera de combate, estaba allí de nuevo para restablecerme de aquel impacto incomprensible. Yo, que siempre había creído en Baal como un Ser que nos señala las debilidades, que nos empuja a actuar por nosotros mismos, que no quiere que le confiemos nuestra voluntad, de repente estaba allí, en su magnificencia, ayudándome.
- ¡Oh, Baal! -acerté a decir-. Tú que parecías ajeno al sufrimiento humano. Tú que no admitías que tu gloria pudiera valer de nada. Tú que pudiendo alcanzarlo todo, te quedabas contemplativo y sin actuar. Tú que jamás hiciste nada por nadie. Ahora te me muestras como un Dios bondadoso y tierno, como un sanador del alma, como un proveedor de bondad... qué cambio has dado ¡Oh Baal!
Y dijo Baal:
- Mortal. Te contaré algo que... mejor no cuento nada, simplemente permite que por una vez utilice lo que tengo y lo que soy para que alguien esté mejor. Simplemente, accede a que lo que hago y lo que puedo, tenga una incidencia. No preguntes, no lo entiendas, simplemente acógelo.

- ¡Oh Baal! Cuando eras Baal, tu sabiduría era magnífica. Y cuando eres ahora otro Baal, tu bondad lo hace todo tan bello...
- Calla, mortal.

lunes, 10 de noviembre de 2014

El #9N. He vivido un día.

Había que ir a votar y había que cumplir con la vocación primera. Ir a votar. Ya lo he dicho. Había que ir a votar porque, como ya he comentado en alguna ocasión, si alguna vez me van a preguntar qué modelo de Estado es el que me gusta más, no quiero perder la ocasión de decir algo. Si, a la primera pregunta. No, a la segunda pregunta. Si, no. Luego entraremos en detalles.
La mañana no pintaba bien. Frío, mal rollo, mucho mal rollo, ninguna gana de ir hasta el Puig Castellar, pero finalmente uno se arma de valor y se arma también de otras cosas que un día si eso ya les explico y hacia el Puig con ánimo y decisión. Decisión de ir a votar que ya estaba tomada de antemano y ya que estás, echas una mano a los compañeros de coalición que estarán allí recogiendo firmas para denunciar al Gobierno de España ante Naciones Unidas y la ONU, perdón, la Unión Europea, para que nos dejen votar con garantías democráticas. Camino del Puig, por la calle Víctor Hugo, me doy cuenta de que hay más gente de la que yo esperaba camino del Puig. Por la calle Víctor Hugo. Voy deprisa y adelanto a gente que conozco. Voy a votar y me dicen que me he equivocado, que yo no voto en el Puig, que voto en Can Peixauet. Pues ya que estoy en plan fallón, me voy a quedar hasta la hora de comer con los de las firmas. No sé si estorbo, o piensan que qué hago ahí, o con qué cara me puedo meter dentro de la mesa a pedir firmas, bueno. No sé. El caso es que empiezo el día de la consulta. Un día para vivirlo. Para hablar con la gente, para ver caras conocidas, para hablar con mucha gente, para que te vea la gente, para ver a gente que te sorprende, para sorprender a la gente, para hablar con la gente, para explicarle a la gente lo de las firmas, para explicar una y mil veces que tú has votado que si-no y que no pasa nada, que no pasa nada, que no pasa nada, pero que has votado si-no y lo tengo que contar, que hay que hablar con la gente, con toda la gente, con los tuyos y con los otros, porque todos tenemos cara y a todos les tenemos que conocer y reconocer cuando nos vean.
La consulta es el momento más esperado en la vida política catalana de los últimos, digamos, cincuenta años, como aquel que dice. Con una consulta que unos llaman de chichinabo, otros butireferendum, otros una movilización, y otros un proceso participativo, y otros hacerle el juego a la derecha catalana, y otros... Lo que iba a ser una consulta, un referendum más o menos en condiciones, termina siendo una especie de manifestación a la que no está llamada a participar una buena parte de la población, la que votaría que No, porque nadie la ha movilizado. PP, Ciutadans... no han llamado a participar. Y son mucha gente. PSC, que en principio, sólo en principio, estaría por el Si-No, tampoco ha llamado a participar. Son mucha gente también. Así que se supone que sólo irán los del Si-Si a la independencia y poca cosa más. Yo pensaba eso, que iría poca gente. Los indepes del pueblo, y algún federalista que se ha enterado de que el Si-No, le encaja, como yo. Poco más.
Y mi sorpresa es bastante grande, porque en la mesa de las firmas empiezo a ver caras de gente que no son indepes, nacionalistas, 'de santa coloma de tota la vida', veo peña del barrio que sé que no son de estelada en el balcón. Ni mucho menos. Van saliendo cifras de participación y aunque no tienen nada que ver con las de unas municipales, la gente parece contenta. Estamos contentos. Yo veo a mucha gente, aunque alguna compañera me dice que lo que pasa es que hay pocos sitios donde votar y se concentra todo el mundo en pocos sitios. Yo sigo pensando que, con la poca chicha con la que han dejado todo esto de la consulta, en lo que se había quedado, iría poca gente a votar, lo dicho, los convencidos del Si-Si. Mi expectación iba en aumento.
A comer. No me voy a comer, ya que estoy me quedo allí. Versión oficial. El día es muy interesante. Versión oficial. Esto hay que vivirlo. Me pillo un bocata en la petanca. La petanca merece un blog por si sólo. Si alguien quiere hacer una entrada sobre el bar de la petanca de Víctor Hugo, está retado. Bocata de bacon enorme y buenísimo que me salva un poco la vida, porque caía desmayado. Recogida de firmas: si, estamos recogiendo firmas para que la Fifa cambie el tipo de cesped de los campos de fútbol... y contra el gobierno español; estamos recogiendo firmas para abolir el sistema métrico y contra el gobierno; estamos recogiendo firmas para presentar una denuncia ante la ONU y la Unión Europea contra el Gobierno.... no hace falta que digas más. Es nombrar al gobierno y la gente agarra el boli. Independentistas. Y personal enfurecido.
En Santa Coloma de Gramenet tenemos fama de no ser de aquí. Fama que a veces hemos fomentado nosotros mismos. Seamos sinceros. Independentistas de estelada en el balcón, de sentimiento patriótico, no parece haber muchos. Los hay, no quiero decir que sea falso y las cifras de ayer ahí están, pero pienso que hay mucho independentista enfurecido, antipp, anti corrupción, 'basta que no me dejen votar para venir y que se joda Rajoy'. Muchos así. Y son tan válidos como los que tienen todavía a Felipe V boca abajo.
Le estamos haciendo el juego a quienes nos matan, nos explotan, nos roban. Compañeros, ayer había que estar allí y ver que había más gente de la que nos creemos a la que podríamos llegar. Podemos llegar a los que fueron y a los que no. A todos. Pero no despreciar a una parte o la otra. No somos de todos, pero hay de los nuestros en todos los campos.
El día avanza, la tarde va pasando. Me encuentro hasta con cinco ex compañeros del colegio, de mi clase, del Seimar. A la Olga F., me cuesta mucho reconocerla, pero ella a mí no, porque dice que estoy igual. El resto sí que me reconoce rápido. Aquí, pasando el día. ¿Y os pagan o algo? No, nen, esto es por la causa. Risas.
He visto cosas. He visto al Mudo yendo a votar a una consulta que no vale para nada y que todos sabemos que van a copar los independentistas. He visto cosas.
Voy a votar a Can Peixauet. Vamos. Un detalle que se vengan conmigo. Vamos. Mucha gente por la calle, vamos comentando. Yo estoy flipando porque he visto a mucha gente que no habría pensado jamás que... Voto en Can Peixauet, hago el numerito de taparme la nariz para que me hagan una foto que no pienso publicar jamás. Quizá sea la última foto. Qué pena. Ya habrá salido en algún sitio. Yo también he sido de los que se ha hecho una foto votando. Qué risa. Gente que no te esperas que vaya a votar en un referendum, una consulta, una nada que han dicho que no vale para nada, pero que va, con su camiseta del Real Madrid, apretaíca. Esta gente no va a votar Si-Si, ni de broma. Y lo sabemos. Lo sabemos nosotros, pero no parecen entenderlo los voluntaris. O al menos todos los voluntaris. Y de eso se trata, que peña que va a votar que No, vaya y lo diga. Yo digo que No. Y muy bien que hacen. Desobedeciendo.
El recuento. Tápense los oídos si no quieren oír cosas feas. Los votos del Si-No y del No van apareciendo. Pocos, pero están. Gana el Si-Si, claramente, pero esos votos duelen mucho. No se puede ser arte y parte. No se puede estar contando los votos opinando sobre ellos. 'Es que esto es Santa Coloma'. Los votos del No-No se computan nulos, cuando creo que son un No claro y... 'Qué hubieran hecho la pregunta clara, o sí o no, ara que es fotin', dice un voluntari y otro le contesta que eso es cogérsela con papel de fumar. Van al montón de Otros y ya se decidirá. Una voluntaria que cuenta votos califica de burro al que ha votado 'no-si'. En otra mesa, el mismo voto. Les digo que puede ser un anarco, no quiere estado y sí que sea independiente Catalunya. Hay debate. Eso sí, sea como sea, dejan estar presentes en el recuento, no nos preguntan nada. Todo el proceso de recuento de votos, opiniones y tontunas aparte, es perfectamente homologable a lo que se hace en unas elecciones normales. Un poco más informal, si se quiere, pero no hay púas con los votos del no o del Si-No. Hay que decir de vez en cuando que uno ha votado Si-No, para que las formas no se pierdan. El respeto a la diferencia. Un poquito de por favor. Al salir, el voluntari que se mostraba reacio a considerar nulos los no-nos, nos dice que si hemos votado Si-no, es que somos de Icv-Euia. Era lo que pretendíamos. Somos los únicos que lo han defendido.
En Santa Coloma hay 17417 votos. De ellos unos once mil del si-si, el 63'4%. El 18'3% del Si-no. El 10'8% del No. El 7'5% de otros. ¿De dónde salen esos cuatro mil votos del si-si que no son de Erc, Ciu, o Cup? Alguno nuestro habrá, claro, pero... ¿De dónde salen? Enfurecidos. Gente que está hasta los mengues y que quiere algo nuevo, lo que haga cambiar algo todo esto tan así que tenemos. ¿La independencia? Sea lo que sea eso, se vota. Y todo lo que huela a PP, fuera. Eso es así. En el resto de Catalunya, en Catalunya a secas, han votado 2.250.000 personas. Creo que más. Este dato es de la una o así de la madrugada. 1.800.000 independentistas. Dicen que es el techo.
Hoy toca decir si son muchos, si son pocos. Respecto a qué. Respecto a quién. No nos ponemos de acuerdo, para unos es mucho, para otros poco. Para unos legitima, para otros pone freno. No sé.
Yo vi cosas ayer que no me esperaba, gente que no encuadraría jamas en un proceso participativo como este, pero que se mueven sólo porque el PP dice que no. Otra gente que debería moverse y que se quedó en su casa, con motivos muy razonados. O muy de tripas. De no sentirlo.
Celebración en la plaza de la Vila. Llegamos tarde. Ya no era el momento. Bufas por ser federalista, por haber votado si-no. Tolerancia y respeto. Que nos hemos equivocado, que eso no lo entiende nadie, que yo me quiero federar con Europa que debe ser lo más. Y ya está. Cada uno con su perra gorda.
Fue un día intenso el de ayer. Un día para vivir y para contarlo. Contarlo mal. Con el frío, con la lluvia, con hambre, con... Menos mal que yo sé porqué. Aunque esté mal, yo lo sé.
Lo demás es analizar datos, darnos cuenta de lo que estamos diciendo, de lo que estamos pidiendo, de lo que nos están pidiendo y de la gente que tenemos detrás. Del respeto, de la tolerancia, de que somos más diferentes de lo que nos creemos y que no podemos guiarnos por los tópicos de siempre. Aunque hoy nos digan que nada vale para nada y que todo es inútil. Y que habrá que hacer algo para que algo cambie.
Y no sólo el color de la banderita.

martes, 4 de noviembre de 2014

Land of Hope and Glory

El domingo por la mañana fuimos a ver peces en el río. El río Besós pasa por Santa Coloma. Muchos hemos pensado durante mucho tiempo que el río Besós sólo pasaba por Santa Coloma y sólo con el paso del tiempo supimos que el río nace bastante más allá de La Roca del Vallés y desemboca en Sant Adrià del Besós. Este río ha sido durante muchos años una cloaca. La cloaca más infecta del universo, por decirlo de una forma suave. El domingo por la mañana, sin embargo, fuimos a ver peces en el río. Una actividad programada dentro del ciclo de actividades que el Centre d'Educació Ambiental Ecometròpoli lleva a cabo semanalmente para que el colomense se interese por lo que tiene alrededor. El domingo por la mañana plantaron sus cacharros en la orilla del río y se pusieron a pescar peces, pesca científica, para hacer un censo, estudiar lo que hay, y, qué narices, llamar a la curiosidad del viandante para con el río. Peces en el río. Había peces, y peces grandes y bien hermosos, carpas, bagras, e incluso anguilas. Sorpresa generalizada entre propios y extraños. Peces en el río. Incluso en espacios tan insalubres como fue en su día el río Besós, puede volver la vida. Trabajito está costando y no ha sido cosa ni barata ni fácil. Vean hoy el río, los márgenes, la gente disfrutando de un espacio tan verde, con tantas cosas que se nos escapan a la vista, capaz de ilusionar a la gente y de hacerla participar. 'Yo he visto tortugas más arriba', 'yo he visto carpas así de grandes', 'yo cogí una anguila un día...'. De repente todo el mundo había visto peces y los que no los habían visto no salían de su asombro. Peces en el río Besós. Todo es posible.

Cifras del paro. La mañana comienza con el agua cayendo a muerte sobre la mierdecita de protección que me pusieron encima de la lavadora. Me voy a quedar sin lavadora en dos días. Ya lo pronosticó mi padre en su momento. Tengo que ir a comprar un plástico o algo. Lleva sin llover un mes o más. Más de un mes. Te levantas y miras el twitter, las cifras del paro. Intentas poner algo gracioso para comentarlo. Land of hope and glory. Casi todos los contratos que se hacen son temporales. Contratos que ya no son basura, porque hemos tragado tanto que nada nos parece suficientemente malo. Si ayer no tuviste arrojo para llamar para lo de la plaza de técnico, llamas hoy. Todavía no se sabe nada. Seguiremos esperando, seguiremos llamando, seguiremos construyendo castillos en el aire sobre un puesto de trabajo. Cifras del paro. Se pueden hacer muchas cosas en el paro, se pueden tener muchos proyectos para cuando te quedes en el paro, estudiar, formarte, viajar, ayudar, ayudar mucho a quien lo necesita, implicarte, hacer lo que te apetece. Puedes también perder el tiempo. Puedes hacer todo lo anterior y pensar que estás perdiendo el tiempo, que aquí lo único que cuenta es trabajar, tener un puesto de trabajo, unos ingresos, buscarte la vida. Una conversación en el metro. Un chaval le dice a un señor que un amigo suyo es un manta, que vive muy bien cobijado con sus padres, que no sabe lo que es levantarse temprano para buscarse la vida, que si viviera en otro lugar, en otra ciudad, no vería tan mal rebuscar entre la basura y los desperdicios de los supermercados para poder comer.

En la radio entrevistan al portavoz de Podem en Catalunya. Podemos. No hablamos de otra cosa. El domingo aparece una encuesta en la que aparecen como primera fuerza en intención de voto. O primera fuerza en general. No sé. El miércoles saldrá la encuesta del CIS, también les colocan los primeros. El portavoz de Podem, Marc Bertomeu, perdón por no citarlo, da con la clave. Se trata de una propuesta política que tiene su centro en la cuestión metodológica. El método. El qué todos sabemos que está muy bien. El de casi cualquier partido, sobre el papel, es maravilloso. No todos tenemos porqué defender lo mismo, ni a los mismos, pero sobre el papel, todo se aguanta. La cuestión es el cómo. En el cómo, al parecer, no sabemos adaptarnos a los tiempos. Seremos viejos para siempre. El otro día fuimos (si digo fuimos parece que es mejor que decir fui) a un curso en el que Joan Subirats hablaba de algo muy interesante. Hay instituciones, elementos del paisaje, empresas, que han estado ahí y la gente ha utilizado de una manera concreta. Hoy en día surgen otras herramientas, que la gente utiliza porque las considera más útiles que las que ya existían. Quizás no son mejores o peores, pero las consideran más útiles. Si eres una herramienta inútil, la gente no te hace caso. Si la gente piensa que lo que haces ya está fuera, estás listo. Tenemos que ser útiles. Esa es la idea. Pero tenemos que ser útiles. Y muchos. Y se tiene que notar que somos útiles. Para hacerlo todo diferente. Útiles. Y capaces de hacerlo todo de nuevo.

Por comentar. Dos documentales sobre dos personajes que destrozan su talento por culpa de la heroína. En el primer caso, un rockero australiano, muy guapo, con mucho magnetismo, pero al que le faltaba... suerte, o ser Nick Cave. Se llamaba Rowland S. Howard, lo descubrí el sábado. En un momento de su carrera, justo al principio, tiene una canción muy buena y no le dejan cantarla, que la cante Nick Cave. Todo le irá más o menos regular pero podría haber sido de otra manera. O no. Se engancha. Sale, entra, se muere cuando estaba mejor. Madurar, crecer. ¿Porqué no maduras un poco? le pregunta su última novia. Te has equivocado de persona, contesta él. Escalofrío. ¿Dónde he oído eso antes? Johnny Winter toca muy bien la guitarra, es un bluesman albino, muy bien. Pero no le conoce nadie. Un día un artículo en Rolling Stone lo reivindica, estrellato, empieza a meterse, le dura la risa unos pocos años, luego a deambular. Se muere con mil años y viviendo en un autobús. Que se lo ha pasado bien... pues bueno. Pero no era necesario joderse la vida así por que sí. No sé.

Esto lo añado después de escrito todo. Esto es así. Ayer hubo movida en Ciutat Meridiana, en Nou Barris, desahucios. Todo va bien, unas cifras, unas encuestas, sólo tenemos que esperar a que esto caiga. En Ciutat Meridiana la cosa se cae a pedazos y no parece que importe. Importa a unos cuantos valientes que con el aguacero mundial se van para allá a ayudar, a dar palmas, a decir que sí se puede y a consolar al personal que van a echar de sus casas. Gente que no habla bien, que no tiene discurso, que no tiene nada. Que sólo tiene una casa o que ni siquiera la tiene, pero que deben vivir en algún lugar. Que tienen que vivir en algún sitio. Que son personas como usted y como yo. Casi como usted. Y hay gente que va para allí y dice, qué coño, este lunes por la mañana me voy a ayudar a esta gente, a darle apoyo, a dar palmas, a decir que venga, que se puede, joder, a hacer de escudo antes de que vengan los Mossos. Luego nada vale para nada, luego todo eso es filfa, luego parece que eso es inútil. No somos inútiles. No son inútiles. Viva la gente que quiere a la otra gente.

Hay peces en el río Besós. Lo que era una cloaca hoy es un espacio en el que uno puede sorprenderse viendo saltar unas carpas enormes. Las carpas son unos peces un poco raros, por eso. Pero ahí están. Tendrían que haber visto el río. El río Besós tiene ribera, porque hace mil años hubo unas inundaciones en nosedonde que provocaron que no se construyera en el Besós y eso nos salvó. Si no, Santa Coloma sería un charco. Fotos del río desbordado cuando llueve. Una explicación de lo que hay en el río. Una explicación de lo que nos espera. De lo que puede ser. Que nos hagan ir al río a ver los peces. Que nos lo explique. Que nos lo haga ver. Que lo veamos nosotros y lo contemos nosotros. También. Que hay peces en el río Besós. Yo creo que cada vez me explico peor.




lunes, 3 de noviembre de 2014

Círculo Projorelov XVIII

De entre todos los personajes estrafalarios que formaban parte del Círculo Projorelov había uno especialmente singular. Jean Geneviève Ausserbach nos visitaba de manera muy esporádica, aparecía por nuestro Círculo una vez cada año y medio. Todo el mundo sabía que había sido una persona muy importante en otro tiempo, que había vivido en las colonias francesas ocupando un cargo de mucha responsabilidad, pero que algo había ocurrido para que todo su mundo se viniera abajo. No sabíamos dónde vivía, ni a qué se dedicaba, ni qué pensaba de la vida y sus misterios. Porque jamás escuchamos a Jean Geneviève Ausserbach pronunciar ni una sola palabra. Para quienes lleguen a estas páginas sin conocer el funcionamiento del Círculo, decirles que nuestro mayor placer era escuchar las historias de esos viajeros que pululan por el mundo, que lo mismo viajan muy lejos que nos descubren lo que tenemos delante de nuestras narices y que jamás llamó nuestra atención. Y sin embargo, con Jean Geneviève Ausserbach nos ocurría algo extraño, si no era suficientemente extraño todo lo que rodeaba a los personajes de nuestro Círculo. Nos gustaba Jean Geneviève Ausserbach. Con su pelo canoso, algo largo y descuidado, su porte elegante pero con aire cansado y de vuelta de todo, con un rostro anguloso, mal afeitado las más de las veces, pero transmitiendo una sensación de paz... nos tenía en la palma de la mano. Esto es lo que ocurría cuando Ausserbach llegaba al Círculo.
Todos le veíamos llegar, abrir la puerta, saludar con ese gesto tan típico de tocarse la frente con dos dedos y sonreír, colgar su chaqueta de pana marrón en el perchero y caminar lentamente hacia el salón en el que se contaban las historias más increíbles que uno pudiera escuchar, o las más ridículas también. Ausserbach elegía uno de los butacones que estuviera vacío, sin preocuparle si era el que escogía siempre, si había otros mejores, cualquiera era bueno. Y una vez allí sentado, cruzaba las piernas, cruzaba sus manos en torno al pecho y echaba la cabeza hacia atrás. Con una sonrisa en el rostro, Jean Geneviève Ausserbach entornaba los ojos y... todos nos quedábamos mirándole. En torno a él nos juntábamos todos los miembros del Círculo, simplemente mirando como Ausserbach dejaba volar su mente, quizás dormía, quizás imaginaba, quizás simplemente recordaba sus tiempos en lejanos y exóticos lugares. Y nosotros le contemplábamos y... volábamos con él. Sin que nos contara nada, sin que abriera la boca, nosotros estábamos con él. Era una sensación casi mágica. Mística. No encuentro el término. Por ponerme yo mismo de ejemplo, la última vez que Ausserbach nos visitó, mientras él ensoñaba, yo ensoñé. Me vi en una playa inmensa, la arena fina no se me despegaba de la piel, una mano agarraba la mía, era inmensamente feliz. Nada más.
Cuando Ausserbach abría los ojos y volvía en sí, todos nos quedábamos en el sitio esperando que abriera la boca. Nunca ocurría. Recogía su chaqueta, se despedía con el mismo gesto de sus dedos sobre la frente y nos costaba tanto volver a la realidad...

sábado, 1 de noviembre de 2014

Frank Scheffer - Frank Zappa. Phase II The Big Note

Comencemos por un tópico. Hablar de música es como bailar de arquitectura. Esta frase es de Frank Zappa. Hablar de Frank Zappa es imposible. Atreverse a decir 'a mí Frank Zappa no me gusta', es algo muy osado. Mucho. Ayer vimos en cuadrilla el documental de Frank Scheffer sobre Frank Zappa. Se trata de la segunda parte de una trilogía de la que hemos visto sólo esta segunda parte.
Algunas consideraciones previas. Si todos sabemos inglés, no sé para qué llevan una traductora que interprete las palabras del director. Reírse de la traductora, hacer coñitas con lo que ha dicho, demuestra que la educación de este país está avanzadísima y ya no necesitamos ayuda. Que nos jodan, sin traducción. Somos tan listos. Otra, el documental comienza con más de media hora de retraso por que la copia que se iba a exhibir no era del agrado del director. Mal empezamos.
El documental, siendo uno un zote en casi todo, me dejó una sensación extraña. Veía caras de espanto en mis acompañantes que no estaban avezados en la obra de Zappa. Yo tampoco lo estoy, pero sé que su obra no es precisamente estimulante si uno viene de escuchar música convencionalmente pop o rock. Al ser tan variada, complicada, extraña, simple, cínica, cómica, seria... uno no sabe a qué atenerse y estamos acostumbrados a carreras lineales, disco a disco, concierto glorioso a decadencia... y esto con Zappa no pasa.
Vemos pasar a personajes que fueron importantes en la vida del músico, a otros compañeros músicos del artista... pero no sabemos quiénes son. Se han olvidado de contarnos quién es quién. Si ese fue su bajista, fue su batería, su teclista, su vocalista... no nos lo dicen y tenemos que imaginarlo. Cuando se habla de música, el documental crece en interés, si se habla de otras cosas o aparecen otras imágenes, nos perdemos en un limbo que provoca desastres de somnolencia en algunos de los nuestros.
Y sí, salen canciones, muchas canciones, trozos, pedazos, algunas actuaciones en vivo, retales. Falta algo más, para mi gusto. Falta esa linealidad. Decir... pues este disco fue la ostia. Pues en aquella gira... pero claro, uno es que es muy tópico. Muy convencional. Salen canciones del Hot Rats, que es el disco que todo el mundo debería escuchar si quiere, al menos acercarse a Zappa con simpatía. No es un disco sencillo tampoco, pero te ayuda. Sale el Captain Beefheart, un poquito. Sale Ian Underwood, explicando alguna cosa. Salen cosas, pero me deja el documental algo... no sé.
Falta algo. Falta algo, y no sé lo que es. Falta a lo mejor entender a Zappa, que uno lo entiende, que uno quiere entender que lo que hacía no podía catalogarse con las etiquetas que suele uno manejar, pero yo que sé. Faltaba... acercarlo a quienes no podemos asimilar tanto Varese, tanto Boulez... eso está muy bien. Pero los niños necesitamos algo más masticable y mejor explicado. Mejor explicado, eso es.
Zappa, un tipo que componía, que bajo esa pinta tan estrafalaria era un compositor serio, que se lo tomaba todo en serio (la anécdota con un Mick Jagger fumado es muy buena, le dice que si no va a poder hablar con él en serio porque va tocado, que vuelva otro día), que era autodidacta, que escribía y escribía, que le importaba una mierda si la gente se bufaba de él o no, y que, en definitiva, buscaba como todo el mundo que la peña se divirtiera y abriera un poco la cabeza a otras cosas que aunque parezcan complicadas, no lo son tanto si uno pone de su parte.
Al final, prácticamente, se le reivindica como guitarrista y salen imágenes de un concierto en el que toca nada menos que con Adrian Belew... brutal.
Bueno. El documental estrella del in-edit de este año y a más de uno le ha entrado por un sitio y le sale por el otro. Nos dedicaremos otra vez a rebuscar entre la obra de Zappa a ver si somos capaces de recuperar algo.