martes, 28 de febrero de 2017

Crónica del #plegramenet de Febrero. Cinco horas de funcionarias, organigramas, fuegos, nabos y castañas ocultas...

Son cinco horas con gente hablando. Cinco horas en los que no para de hablar gente. Gente muy formada, gente común. Gente, personas hablando e interrumpiéndose. Gente que tiene cinco minutos para hablar. Gente que tiene que decir algo y que posiblemente no ha dicho nada durante años, pero que hoy tiene la necesidad de lanzarse, y lo dice. Gente que tiene voz y va a hablar. Gente que sabe lo que quiere decir, pero de lo que hay en la cabeza a lo que luego sale por la boca debe mediar un océano de interferencias cósmicas. Son cinco horas de pleno en los que solo se habla. No se canta, no se come, no se baila, no se ve una proyección, no se pasa un powerpoint. Son cinco horas hablando. Y cinco horas hablando dan pie a reflexiones brillantes y a cualquier otra cosa. A caras de espanto, a momentos de esconderse detrás del sillón, a hablar fuera del micro porque lo que dices mejor que no lo oiga nadie, a bostezar, a suspirar, a interpelar, a amenazar, a bromear, a asustar. Porque hay veces que uno, desde el público, pasa verdadero miedo. Miedo a que esas bocas se calienten y de verdad nos hagamos daño y esas miradas perdidas no se conviertan en algo más. Inspiración y locura, como el disco de Pata Negra.
Cinco horas de pleno que comienzan con dos intervenciones de Miguel Ordóñez y de Diego Arroyo, como si fueran las trompetas del Apocalipsis. No por el tenebrismo, por el tremendismo, por que anuncien el fin de nada. Son dos intervenciones de Miguel Ordóñez y de Diego Arroyo para abrir boca, lo que marca un tono y una intención. Son cinco horas que pueden hacer que tu corazón lata a dos mil pulsaciones si es que existieran o que tu mente viaje a paraísos que pueden estar en el Sahara, en Andalucía o en la propia Magaluf. De lo particular a lo concreto. De Venus a Marte. Del fuego al hielo. De lo sincopado a la planicie.
Como quiera que esto se va a hacer largo, planteemos de qué va todo al principio y luego escojan si tienen ganas de seguir o celebrar la presumible llegada de la primavera. El tema es el siguiente: mientras la cosa va de que yo digo algo y los demás asumen el mensaje, todo va bien. Concordia, abstención, no tengo nada que decir, asumo lo que hay. Cuando torcemos el carro, sacamos el arma nuclear. Así que ayer el PSC, equipo de gobierno local con la alcaldesa al frente, tuvo que enfrentarse de nuevo a una oposición que ya no está por aportar y enriquecer el zurrón oficial y quiere su parte.
El PSC dice que es así. Y los demás decimos que ya no es así. Que puede ser de otra manera. Unos con un lenguaje más técnico y otros con más visceralidad. Ciudadanos tiende siempre la mano, muestra su colaboración, sus ganas de ser tenidos en cuenta, pero sabe que así no sale y tiene que decir también la suya, a veces con consecuencias un tanto nefastas. El PP local, con un David Zambrana cada vez menos Zambrana por mor de la barba recortada de abajo que ya sabemos que no le sienta bien a nadie, lo dijo claramente en un diálogo de banquillo con Dimas Gragera de Ciudadanos: aquí no pintamos nada.
Comienza todo con la información trimestral de las gestiones efectuadas para la creación de recursos asistenciales para la Gent Gran. Toma la palabra Miguel Ordóñez de SOS Gent Gran. Hace un par de bromas para intentar... pero estamos tan acostumbrados a un Ordóñez tan abrupto que cuando sale a hablar vamos todos con el escudo puesto y no sabemos cuando reír o cuando... Así que cuando acaba de hablar, refiriéndose a que la plataforma SOS Gent Gran ha hecho el grueso de la movilización y que el papel institucional no puede primar sobre el esfuerzo de la gente, todos respiramos aliviados al no resultar dañado nadie. Absolutamente nadie. Sobre la respuesta de Diego Arroyo, teniente de alcaldesa del tema, podría decir muchas cosas. El otro día ví Interstellar. La peli del espacio. Mientras salen naves y planetas y pasan cosas, la película es fascinante, pero cuando hablan de cómo llegar hasta nosedonde, de lo que es tal o cual fenómeno, de cosas cuánticas, me pierdo, desconecto, voy a lo mío. Este blog da para lo que da. Así que eso. Que todo va más o menos, que los pisos tutelados van a ser para gente mayor pero también para otros perfiles, los de Sos Gent Gran decimos que el Miguel Hernández no parece el mejor sitio, y así vamos estirando el hilo. La Generalitat no quiere, pero no puede ponerse de culo. Y entre unos y otros vamos estirando. Del hilo.
¿Es aquí cuando apareció lo de Naps & Cols? Durante un buen rato 'mesclar Naps amb cols' se utilizó por parte de Aitor Blanc i Esteve Serrano y mi mente viajó hasta un despacho de abogados llamado 'Naps & Coles' o algo así. Soy muy gracioso si quiero. Pero quiero poco.
Ayer, por cierto. Metapleno volvió al pleno. Un pleno detrás de otro pleno. Una cosa. Y el Dani a mi lado, como en los viejos tiempos. Se fue un momento y volvió al cabo de una hora o así. Qué misterio de hombre.
Ahí va el primer punto. Y ahora el segundo. La municipalización del servicio de limpieza municipal a debate. Limasa. Hace unos tres años una moción del Ajuntament con el PSC a la cabeza dijo que se iba a municipalizar estoy la 'deixalleria' municipal. Ahí seguimos. El caso es que un informe técnico dice que lo de municipalizar es como las siete plagas. Y las trabajadoras están moscas. Bastante. Y el consistorio vuelve a iniciar la licitación del contrato de limpieza. Recientemente, el grupo muncipal de ICV EUiA se reunió con las trabajadoras, para informar e informarse del proceso de municipalización. Recientemente, Som Gramenet hizo una acción en la plaza de la Vila por la municipalización. Bien. Incluso desde Som se encargó un estudio al prestigioso Col·lectiu Ronda por la municipaliación. Como si llueve. Como bien dijo Alexandra Sevilla, podemos hacer los informes que queramos, podemos analizar, vestirlo de domingo, lo que sea, que si no hay voluntad política de hacer las cosas, no hay qué. Y no hay qué. A una intervención del teniente de alcaldesa Esteve Serrano terrorífica, espeluznante, abracadabrante sobre el escenario de una posible municipalización (ese momento, 'gente mayor de 40 años sin formación a la que será difícil encontrar trabajo... uff) , y después de escuchar la explicación sencilla del porqué de los beneficios de la municipalización por parte de Alexandra Sevilla y otra más técnica (demasiado) de Aitor Blanc, Núria Parlon vino a zanjar el tema con la aseveración más concluyente escuchada por estos lares. 'No queremos municipalizar'. Y punto. Dijo más, y me voy a extender.
'No vamos a funcionarizar el servicio'. Que una socialista exprese el término funcionarización en esos términos es un desprecio tal a la función pública, a los trabajadores públicos, que hace daño. Hace daño escuchar en boca de una supuesta 'ala izquierda' socialista, que gestionar desde el Ayuntamiento el servicio de limpieza sea como 'funcionarizar' el servicio. Como si no hubiera otras fórmulas (trabajadores de empresas públicas no son funcionarios). Funcionarizar. Qué cosa tan mala. Un funcionario. Si esto lo dice Ciudadanos, en su nuevo giro liberal, uno se lo cree y lo asume. Si esto lo dice el PP, siempre partidario de la gestión privada y tendente a estigmatizar al trabajador público como un vago sin remisión, uno calla y otorga. Pero quien se erige como... en fin. Lo de siempre. Que al final, rascando, se ve el plumerete. La cosa se fue calentando y acabó con las hachas arriba cuando Patricia Lafuente fue obligada a reafirmar, retirar, constar en acta, como se diga, que la contratación de Limasa venía precedida de alguna irregularidad. El tono. Cuidado. La alcaldesa y Esteve Serrano se lanzaron a reclamar ostensiblemente que diera el paso, que lo afirmara... nos vemos en los tribunales. La judicialización de la política. Momento de tensión, sí.
Que la Sevilla dijera que en lugar de un informe de Som lo que quizás se esperaba era un infome de Zambrana, sirvió a éste para asomar la cabeza y afear el comentario que éste no entendió, para que el regidor del PP utilizara un argumento que bien recordaba a otros utilizados por el PSC: 'pues hazlo en los sitios donde gobiernas tú'. En fin.
Después de esto, puntos de más o menos trascendencia hasta llegar a la adición de dos nuevos cargos de confianza que sirvieron para una nueva trifulca entre Alexandra Sevilla y el equipo de gobierno municipal con el argumento de que estos nombramientos vienen a reforzar la estructura socialista en el ajuntament... y seguimos con lo que pasa en cinco horas de pleno: aparece el pleno organigrámicamene. Casi nada. Jesús, de Podem, De SOM dice que los nombramientos pueden servir porque regidores como Jordi Mas con sus intervenciones sobre la gentrificación han perdido la confianza de la alcaldesa. Ea. Y ya tenemos a Jordi Mas haciendo sus intervenciones con 'si la alcaldesa me da la confianza'... Las bonificaciones fiscales a según que empresas también derivaron en discusión, dado que algunos grupos no consideraban plausible que, empresas que logran un beneficio económico evidente de su actividad, tengan que disfrutar de bonificaciones. Pero...
A un punto sobre la Uned que sirvió para que corriera la bola, llegó la adhesión de Santa Coloma como miembro de pleno derecho a la Xarxa de Municipis de l'Economia Social i Solidària. Se trata de una red de municipios impulsada por Barcelona, por Ada Colau... ya se imaginan. Nosotros decimos que el PSC va a remolque, que a ver si esto sirve para hacer algo tangible en materia de... y entonces Nuria Parlon vuelve a entrar en ebullición, no espera a acabe el turno y dice que son ellos los que nos piden consejo a nosotros y... ah, pedimos que le pongamos a la CIBA el nombre de Ada Colau si esto sale bien. Ciudadanos se abstiene, porque eso es otro chiringuito más, dentro de su línea de que menos es más. Y el PP se abstiene sin mucho más...
Una modificación de crédito que parece que no tiene mayor importancia, sirve para una nueva discusión entre David 'Money Man' Zambrana y Esteve Serrano, como si estuvieran en el Club Ecuestre. La coletilla aquí es 'y voy más allá'.
Es en uno de estos puntos, donde a) Ciudanos hace una mención al tema de la prostitución que es acogida con caras de disgusto por parte de casi todos los presentes y b) a raíz de unas supuestas quejas de equipos de fútbol sobre las condiciones del campo donde juega el Arrabal... habla Dani Salgado.
Nuestro concejal de deportes, jugador todocampista del Catgas, heredero bajo mi humilde opinión de Belfort y Marcelo hace su primera intervención en un Pleno en dos años, para decir primero: yo no te he visto por el Fondo... y luego para reclamar 'dime qué equipos son esos que te han dicho eso'. Antes o en medio o durante ha intervenido de manera formal diciendo estar nervioso como si fuera a tirar un penalty. No te lo crees ni tú. Como se lance, los plenos prometen.
Me he perdido y me he perdido mucho. Estaba en el punto número 7 y me quedan seis. Pero estos seis puntos me los voy a llevar por delante así sin anestesia ni nada. Cosas de complementos de productividad, modificaciones del PERI... en fin. Ah, y lo de las bonificaciones de Ibi y IAe... era antes, lo cuento ahora, en fin.
Venga, las mociones y nos vamos.
Moción para la creación de la agrupación de voluntarios de protección civil en Santa Coloma. El PSC vota en contra. Sale a hablar el señor Miguel Mas, de la asociación en cuestión. Es una moción del PP y Ciudadanos pero votamos a favor. El PSC no lo ve esto. Y dice que ya... Al lío.
Dos mociones sobre el día de la Mujer que es el 8 de marzo. Una del PSC y otra de ICV-EUiA con SOm. La una es digamos que sesgada, hace alusiones a la prostitución y a la derogación de según que leyes. Algo partidista. La nuestra es más genérica. Sale aprobada la del PSC. Mireia González hace la exposición de una. Alexandra Sevilla la de la otra. Una y otra votan en contra cada una de las del banco de enfrente. El voto de Alexandra SEvilla con el apoyo de SOM es por que la moción socialista es demasiado de partido. Según Mireia González, la otra moción es... y se mete en un jardín de explicaciones y de vueltas y de justificaciones por las cuales finalmente 'no es no'. No porque no. Alexandra Sevilla entonces pide que su moción, los acuerdos, se sigan en la comisión de seguimiento de mociones... la alcaldesa enfurece y enciende de nuevo a los suyos, que no, Alexandra Sevilla dice 'venga va' que si, que apoyen unos presupuestos sociales para..., la alcaldesa la llama maleducada... el resto de grupos... María de Ciudadanos defiende su postura. Un beso para María de Ciudadanos.
Moción para exigir el cumplimento de los acuerdos de paz en Colombia. Joan Pastor de Som presenta la moción. Son las once ya, pero siempre hay tiempo para un momento de reflexión, ¿verdad? Como quiera que Joan Pastor tampoco habla demasiado, cuando coge el micro... Y Petry Jiménez defiende la postura socialista que, tras muchas vueltas, vota en contra.
Estamos acabando. Moción para la promoción de la Marca Santa Coloma, una moción del PP para apoyar acciones de respaldo al comercio local y demás. Votamos en contra. Intervención de Pedro Cano. Así como otras veces uno diría muchas cosas, esta vez no voy a decir nada. Ni a favor ni en contra. Como si no hubiera pasado. Pedro Cano parece dolido por el hecho de que no se apoye esa iniciativa consensuada también por el PSC. Y lo muestra descarnadamente. Y no hace falta ir más allá. Y cada mochuelo a su olivo.
Y no hay risas al final. Porque todo ha sido demasiado bronco.
Y es lo que pasa cuando se toma conciencia de que las cosas no son como uno quiere, sino que debe ser todo más... una gestión más mireia y menos núria de las cosas. Por decirlo de alguna manera.
Decir cinco horas de pleno de alguna manera.  

lunes, 27 de febrero de 2017

Andalucía

Sevilla. Azahar. Montadito. Cerveza fresquita. Salamanquesa. Villanueva del Arzobispo. Santiago de la Espada. Cantores de Híspalis. María del Monte. Canal Sur. Lo nuestro. Canal Sur 2. Bar Córdoba. Bar El cruce. Cruzcampo. El Alcázar. Alhambra. Granada. Carlos Cano. Verde y blanca. Betis. Silvio. María de la O. Francisco Alegre. Juliana Garrido Vallejos. Antonio Molina Martínez. Olivas. Cerro de la Virgen. La estación. Estepero. Cuesta Gomérez. Curro Jiménez. Despeñaperros. La carretera del Jardín. Santana. Baza. Guadix. Puerto de Tíscar. Sierra de Cazorla. Torredonjimeno. Torreblascopedro. Guarroman. Cádiz. Carnaval. Chirigotas. El Yuyu. Los bordes del área. Hijoeputa. Cipote. Tonto. Soletón. Cenacho. Vuelcaorzas. Balate. Ser de trapo. Bar Onubense. Pescaíto frito. Virgen del Rocío. Hermandad de nuestra señora de la Virgen del Rocío. Dulce Nombre de María del Castillo. Virgen del Castillo Madre Mía. Marinaleda. Cañamero. Gente del Pueblo. Prima Conchi. Prima Juli. Prima Aurora. Prima Juani. Primo Paco Luis. Choquero. Boquerón. Malaguita. Paco. Fernando. Rafa Paz. Gordillo. Sánchez Gordillo. Felipe Alcaraz. Felipe González. Alfonso Guerra. Camarón de la Isla. Julio Anguita. Barrio Colorado. Tito Valentín. Tita Petra. Tito Fernando. Botellines. Tortilla de camarón. Tortilla de espárragos. Mostela de espárragos. Cerro Muriano. Jaén. Vilches. Lopera. Porcuna. Andújar. Bailén. Tito Martín. Tita Antoñita. Prima Elena. Primo David. Primo Jesús. Linares. Tito Antonio. Tita Cati. Primo Jesús. Prima Ana. El Porrosillo. La Tita Cándida. Tita Josefa. Benicia Lozano Sevilla. Francisco Juanes García. Autos Quico. Tito Bibiano. Tita Maribel. Chacho José. Chispicos. Lagartos. Mojácar. Almería. Cazón en adobo. Coquinas. Chocos. Huevos de Codorniz. Pringá. Jarapos con Liebre. Andrajos. Gachas Tortas. Gachas Migas. Migas. Leche Pájaro. Calor. Mucho calor. Chopped Crismona. Justo Molinero. Ciudad Badía. Tito Basilio. Tita Loli. Primo Edu. Primo Juan. Prima Ana. Arañazo. Mucha calor. Semana Santa. Nazareno. Cristo de la buena muerte. Mantilla. Encajes. El Peatón. Fluido Rosa. Upsetter. Calle Elvira. Albaicín. El mirador de San Nicolás. Realejo. Pepa. Marina. Isabelita. Marijose. Manolo. Robin. Rocío. Algeciras. La Marquesa. La Fernandina. Serranía de Ronda. Mijas. Jérez. Tomasito. Huelma. Guadaortuna. Huércal Overa. Huetor Tajar. Alpujarra. Bérchules altos. Bérchules bajos. A-92. A-4. Renfe. El catalán. El Platanito. Tomatito. Enrique Morente. Flamenquito. Sevillanas mix. Isabel Pantoja. Juanito Valderrama. Manolo Escobar. Junta de Andalucía. Infoca. Baños de la Encina. La Esperanza Cubana. Maestro escuela. Guadalén. Botella de Tío Pepe. Juerga. Fiesta. Vino. Ole. Señorito. Cortijo. Señoritos a caballo. Andaluces levantaos, perdón que no me levante, es que estoy mejor sentado. El Kichi. Teresa Rodríguez. Maíllo. Convocatoria por Andalucía. Partido Comunista de Andalucía. Sindicato Asambleario de Trabajadores. Candidatura Unitaria de Trabajadores. La Mano Negra. Casas Viejas. Santuario de Nuestra señora de la Cabeza de Andújar. Carchelejo. Noalejo. Mágina. Úbeda. Fiestas de la Virgen. Fiestas de San Gregorio. Los Mesones. El Indalo. Costa del Sol. Gunilla Von Bismarck. Sotogrande. Barbate. Caños de Meca. Zahora. Zahara de los Atunes. Vejer de la Frontera. Qué pueblo más bonito. Bocadillo de queso. Concierto en una plaza. La orquesta. Alcalá de los Gazules. Es un pueblo muy bonito porque yo ha estado allí. La Alcaidesa. Playa de la Caleta. Crema en el pecho. Arena en el pecho. Papelina de lomo. Cartucho de boquerones. Pepe Marchena. El Arahal. Montilla. Montilla Moriles. Ramón y las colmenas. Pontanilla. Coria del Río. Japón Sevilla. Fali. Rafi. Cani. El Alosno. Flamenco. Flamenco Rock. No me pises que llevo chanclas. Los Planetas. La del Bute. Alegrías de un incendio. Solynieve. El bar aquel donde trabajó Pepa y que lo llevaban unos guiris y ella era portuguesa o angoleña y hacían feijoada y que no sé cómo se llama. El parque del Triunfo. Tablones. Lanjarón. Órgiva. Sierra Nevada. El Mulhacen. Muley Hacén. Boabdil. Benjumea. Pericones. Arquillos. Arquillos el viejo. Hortalanca. La Decauve. El milquinientos. Andaluces de Jaén. Aceituneros altivos. Reincidentes. Orquesta Chasis. La leona o la tigresa o la pantera de la orquesta aquella que eran jevis. Van a comer retama. Rafael Escuredo. El Beckenbauer de la Bahía. Los Hermanos Mejías, Juan José. Kiko. Bien Tubo, Bien Pisha. El FRAC. La Niña de la Puebla. Los Varales. Feria de Abril en Can Zam. Santa Coloma Octava provincia de Andalucía. La Martirio. Kiko Veneno. Pata Negra. Ketama. Fernando Hierro. Manolo Hierro. Joaquín. Cañas. Monsalvete. Ubrique. Sergio Ramos. Luquitas. Los marismeños. Siempre Así. Antonio Molina. La Fenwick. Linares-Baeza. Rosca de Jamón. Tercios. Mahou. Mahou con la etiqueta roja. Las Chapas. La piscina. La cuesta de la piscina. Cipotarrón. Mescuecen. Sestroza la liebre. Juan Román. I. Amos. A. Gazilopá. La Carolina. Aldeaquemada. Copla. Juan Ymedio. San Juan De Aznalfarache. Bollullos del Condado. El Coto de Doñana. Capileira. Pampaneira. Rota. Iliturgi. Baesucci. Cástulo. Caracolillo. Vestido de Flamenca. Disfraz de flamenca. Partido Andalucista. Partido Socialista de Andalucía en Catalunya. Peña Flamenca de Badalona. Juan el Camas. Smash. Blas Infante. Blas de Infante. Quiepo de Llano. Utrera Molina. Arias Navarro. García Lorca. Federico. Rafel Alberti .Raphael. Los hermanos malasombra. El Brillante. Palomo Linares. Jesulín de Ubrique. Los Evangelistas. 091. Lapido. Los Automatics. El Lagarto Rock. El Zaidin. El Espárrago Rock. Berrinche. Fiesta del Dragón. Toros. Osborne. Autovía de Andalucía. Francisco Molina Juanes, Isabel Juanes Lozano. Francisco Molina Garrido.

domingo, 26 de febrero de 2017

Crónica de un carnaval colomense. Haciendo poco, es mucho.


Yo me lo paso bien si vosotros os lo pasáis bien. Si el año pasado mi participación en el Carnaval fue testimonial, meramente decorativa, en esta ocasión no he querido ser menos y me he buscado un buen constipado así como una función que nuevamente me relega a la oscuridad de la camioneta donde se escoge la música, para que nadie me viera disfrazado por la calle. O al menos, no mucho.
El Carnaval en Santa Coloma. Tres días hay en el cielo que lucen más que el sol colomense: Reyes, Carnaval y el tercero sólo lo sé yo. Son días en los que los colomenses ocupamos la calle para ver a otros colomenses bailar, reír, cantar, danzar, sincronizar bailes y máscaras, ver si conocemos a alguien, al vecino, al del colegio, a la madre que nos encontramos en la granja, a los compañeros de colla que se han disfrazado, a la alcaldesa, etc.
Este año participamos en la comparsa de SOS Gent Gran en demanda de una segunda residencia para la gente mayor así como un centro de día. Una demanda a la Generalitat que ya lleva unos meses en danza y que se pensó que la rúa sería el altavoz ideal para la reivindicación, como el año pasado fue la rúa de la Plataforma en defensa de la Serra de Marina i Can Zam. Este año éramos menos, pero no muchos menos creo, la gente de la ANC iba por su cuenta. Sea como sea, este año he participado mucho menos.
Honor y gloria a los compañeros que se lo curran. Que desde hace tres semanas si no más, llevan ya preparando la camioneta, buscando la ropa, ideando patrones, cosas, buscando motivos, pintando, recortando, preguntando a qué hora se abre el local para hacer… honor y gloria para la Loli que ejerce de directora de orquesta, como muy severa, pero que manejas luego como quieres. Para el Fermín, eterno cascarrabias, jaenero incordio, pero siempre ahí. Para el Héctor, que con la espalda como la tiene no para. Para todas las cantaires que tuvieron que sufrir al borde del de las gafas que, como jaenero incordio también, se metió en su grabación. Para todos y para todas ellas, un abrazo grande, porque con gente así, con ese entusiasmo, se puede ir a cualquier parte. Y de la misma manera que uno ve esto en su comparsa, lo mismo se puede decir de las demás.
Más de 40 comparsas, lo que supone un número espectacular de participantes, de gente preparando cosas, moviéndose, organizándose, no es fácil sacar tiempo, ganas, gente, para todo eso. Santa Coloma, con tal de salir a la calle y armar follón, pone lo que haga falta.
El día de ayer comenzó con un corretapas que viví de lejos. De pasada. De camino a casa. Ya había gente en la calle, en los bares, estupendo. Verás qué cuerpo cuando a las tres haya que ir a vestirse. A las tres ya está el local de la calle Sagarra con gente a medio vestir. Con gente vestida, gente maquillándose. Hay una señora mayor que viene a todas, que es entrañable y ya va medio vestida. No lo hago, pero dan unas ganas de abrazarla todo el rato… me da bajona. Qué gente, qué fe tiene. Viene el Salva Bolancer y se viste también. No lo he dicho. Vamos de niños pequeños. De niños con pañal que piden a la plaza de residencia para el 2069 porque al ritmo que vamos. Se lo pedimos a unos ‘políticos’ que son el Andrés Bolancer, el Fermín, el Miguel Ordóñez y el Luis. Nuestro otro Luis conducirá el camión. Se retrasa porque ha pinchado una rueda. No nos pasan más cosas porque no nos pasan más cosas. Vestidos, trenzas, atrezzo, un hullahop que regalamos porque no lo sabemos hacer usar, un chupete, más trenzas, la Clari peinando a todo dios y la Marga pintando caras. Me visto, me pongo mis mallas, mi térmica, me pintan la cara, fotos y más fotos. Benditos los móviles que nos permiten hacer fotos y más fotos.
Nos vamos, a las cinco hay que estar en la plaza del Reloj. Llegamos con la camioneta, somos los quintos. Aparcamos, vamos avanzando. Cerdas. Vemos vestirse a unas collas de latinos que se ponen unos vestidos estupendos, sobresalientes, increíbles. Cerdas. Unas chicas nativas pasan por la otra acera y les llaman cerdas. Qué asco. A nuestro Luís también. Mientras vosotros os lo paséis bien, yo me lo paso bien. Vemos al Aitor y al Miqui. Van de Pobreza energética. Vemos a las Fridakahlos a lo lejos. Había apuestas y hemos fallado. Viene la Patricia y dice que ella viene con nosotros pero que no se disfraza, solo va a dar propaganda. Bien. Me meto dentro de la cabina, ruidaco de la burra, no veré nada. Adiós.
El amo de las llaves del laberinto. El dueño del sonido. El que decide qué suena. Ahora una de peret. Ahora todo Rafaela. Ahora reguetón. Ahora infantil. Qué artista. Para, corta esa de hidrogenesse y pon ya la… El repertorio viene a ser el mismo del año que viene con la adición del piky piky, la de tremendo culo que me hace gracia, la de la bicicleta, y alguna novedad de este año. Un cd con canciones infantiles. Adelante. Y el repertorio clásico que no sabe uno si… lo sabe. A la tercera canción, un compañero de la PAHV me dice que ponga música de bailar y todavía no hemos salido. La madre que me trajo qué presión. Eso sí, de volumen este año, bien. Niños tapándose los oídos, es buen síntoma.
Salimos, vamos andando y cuando paramos ponemos la canción y hacemos el número. Me van avisando. Gente a tope en la calle por lo que veo. Bailar y bailar. La canción que ponemos es una adaptación de maría Isabel de los Payos que ha hecho la Inés, un encanto de mujer. Chiribiribí. Qué gente tan bonita. El Jonatan. Qué hartón de bailar. Qué crack. Qué hartón de bailar y de hacer bailar y de hacer reír a la gente. Qué tío. Así da gusto. Me mola no tener que estar en la calle porque no me podría mover como el Jon. Y la Ale, y la Clari y la Alba, tan guapas. No sé, hoy todo el mundo mola. Qué blandura de texto.
Pero es que es así. Gente bailando por la calle cuando suena la sevillana de los bloques. Niños cantando el piki, hola don pepito, cumpleaños feliz, etc. No veo nada. De vez en cuando me asomo y veo a la gente. Mola verlos así. Calle Jacinto Verdaguer, Jacinto Verdaguer, Jacinto Verdaguer, hasta llegar a avenida Generalitat y de ahí a la Plaça de la Vila. Me comentan un oscuro asunto con una botella. Prefiero no imaginar. Vamos andando, mola mucho pero me entero de nada. Solo veo bailar al Jonatan. Al Bustos con la peluca rubia. Mola
Santa Coloma en la calle. Llegamos y me bajo de la camioneta para entrar en la plaza con los míos. Entramos y cantamos la canción. Bailo y hago el tonto delante de las autoridades. De eso se trata. De hacer el tonto ante la autoridad y esta vez con motivos. Luego me dicen que me han visto desatado. Ea. Toda la tarde encerrado en la camioneta. Sin ver a nadie. Sin ver trenzas, ni caras pintadas, ni mallas, ni nada. Y de ahí a dar la vuelta, a cambiarnos, a vestirnos, a irse que toca elpako en el Línea. Y antes a montar la camioneta otra vez.
No sé. Con lo tuso y cenizo que es uno, lo que le pueden estas cosas de hacer movidas en comunidad. Aunque no haya cogido una tijera en tres semanas. Ni un triste nudo. Nada. Qué grande. Pero haciendo nada, es todo mucho.
De vuelta a casa veo una comparsa creo que de bolivianos que llevan un ritmo de tambores contagioso. Tambores y trompetas. Si han estado las dos horas así… también veo la comparsa de Yolanda Valero, que van de churros, disfraz controvertido. Pero es que el A. le saca controversia a todo. Carnaval mal planteado, debería ser más fácil. En fin.

Mola el carnaval. No sé yo el año que viene qué me puede pasar. Hernia, constipado… igual me quedo preñado. No me hagan palmas. Qué blandito todo. 

viernes, 24 de febrero de 2017

Miscelánea

Si con lo que está pasando no nos echamos todos a la calle y los echamos a todos, es que no tenemos sangre en las venas. Vamos a ir, y vais, que diría la Marina. Deberíamos estar todos en la calle. Qué hacen los políticos que no ha dicho nadie nada de este tema. En este país nunca pasa nada. Ahora. Ahora mismo. Ayer viendo el Sálvame me enteré de una cosa. Resulta que la tiara que llevaba la Infanta Cristina el día de su boda con Iñaki Urdangarín era un regalo que le hizo Francisco Franco a su madre, la reina Sofía, en nombre de todos los españoles. Te vas a casar y no se te ocurre otra cosa que llevar puesta esta tiara, pudiendo llevar cualquier otra cosa, pero cualquier otra cosa de verdad. Eliges esto. Tú imagínate que estás en Alemania y Hitler le regaló a nosequién una tiara, y tú te la pones el día de tu boda. Y te haces fotos y no pasa nada. Si con lo que ha pasado esta semana no salimos a la calle y empezamos a cortar cabezas y que se vayan todos, no sé qué va a pasar. Gracias al Sálvame me enteré de que la infamia es aún más grande. Que el bofetón que nos dan es con la mano aún más abierta. El día de la boda de la Infanta, en Barcelona, la gente se echó a la calle. Pero para verla. Con la tiara que le regaló Francisco Franco, el Generalísimo, a su madre. A veces decimos unas cosas que...
https://www.youtube.com/watch?v=CfV7eSoRpCk

Sale el abogado de la Infanta y primer abogado del Caso Palau en la radio y hace una brillante exposición de porqué la gente común no tiene ni puñetera idea de lo que está hablando. Comentan unas palabras de Ada Colau y ya el cachondeo es total. La gente, el vulgo, no tiene ni puñetera idea de lo que dice, la gente, el populacho, es que es cansino repetirlo una y otra vez, no sabe de lo que habla. No maneja los conceptos y habla de cosas que no entiende. Pau Molins se llama el abogado. No se puede decir que la Infanta ha sido condenada porque bla bla bla, no se puede decir que el Caso Palau sea la leche porque comparado con tal, es una minucia. Cuánto daría, dice, porque estuviera aquí Ada Colau para decirle que no tiene ni puta idea. Pues eso. Un tertuliano le llama valiente, porque venir a decir eso en antena, es de tenerlos como... Hoy, mientras iba camino de, un chico con el mono de faena estaba apostado en las escaleras del Múnich hablando por teléfono. Le iba diciendo a su interlocutor lo siguiente. Según tú me vayas diciendo, ya te entenderé. Pues eso. No hace falta que me digas que los conceptos, que el procedimiento, que no manejo el léxico. Ya te voy entendiendo. Gracias por venir y hasta la próxima.
https://www.youtube.com/watch?v=J2lxJ4S-2-M

Ella no sabía lo que hacía él. Él pensaba que estaba haciendo el bien. La culpa es del de las gafas, que les enredaba. En el mismo sitio y a la misma hora, Blesa y Rato también son condenados, pero seguro que el hecho de que la medida de las cuartillas en las que está escrita la sentencia ha pasado a mejor vida y no se encuentran nuevas remesas de papel... que ya te digo yo que... en fin. Se acaba de abrir un paraguas en el bar. Un señor intentando sentarse ha abierto el paraguas sin querer. Es el fin. Salgamos a la calle y hagámoslo todo polvo. O no. Quedémonos esperando a que el PSOE vea la luz y haga algo que no ha hecho nunca. Riámonos de la vida y de los intentos de construir un espacio nuevo y transversal, quedémonos en nuestro mundo de comer bien y hablar de libros, de vinos, de vacaciones en tal sitio o en el otro, pero no molestemos demasiado. Quedémonos esperando a que la cosa sea como cuando era antes y el mundo giraba en torno a saber de muchas cosas que nos hacían entender los procesos por los cuales nos estaban enculando sistemáticamente. Quedémonos esperando a que lo que nosotros queremos venga por la acción de otros. Del tendríamos que salir todos a la calle y hacer polvo esta mierda de país a una especie de intelectualismo de mierda que se ríe de la gente porque escribe medio regular.
https://www.youtube.com/watch?v=Fc2TcHuoE7k

No quisiera dejar de citar el partido del Athletic de ayer. Eliminados de la Europa League por un equipo lamentable, el Apoel Nicosia. Problemas en el área. Habrá quién diga que son problemas en las dos áreas. Y una mierda gorda. Somos incapaces de marcar un gol. Incapaces de verdad. Miles de ocasiones, llegadas al área, balones desperdiciados, uys, ays, etc. Nada. Desesperante, Bueno, es un poco metáfora de todo. Vas jugando, vas a trompicones, tu juego no es demasiado así, no es que seas el Ajax de Cruyff, la Holanda de Cruyff, el Brasil de Pelé, pero vas jugando. Y llegas al área, con todos los problemas y con lo que cuesta. Y cuando llegas al área, desperdicias la ocasión. Una y otra vez. Es una metáfora un poco rancia, verdaderamente. Realmente. Lo que iba diciendo es que pasan los años y pasan los partidos y pasan las competiciones y... ayer un chavalito que vino a ver el fútbol, que viene a todos los partidos, estaba realmente jodido. Afectado. Porque una cosa es ir perdiendo con quien sabes que tienes que perder, pero otra cosa es irte comiendo marrones como este. Ayer jugamos contra el Apoel Nicosia y después de ir con un resultado a favor, nos dejamos meter dos goles y no somos capaces de marcar nosotros. Vas al cole al día siguiente y... pues eso es todo. Vamos a salir a la calle a pegarle fuego a la vida.
https://www.youtube.com/watch?v=YgSPaXgAdzE

La vida. Una mierda. Lo que parecía una alergia que anunciaba el glorioso advenimiento de la primavera, se ha convertido en un constipado de asustar, Si vais a romper el sistema hoy o mañana, no contéis conmigo porque estoy de aquella manera solo. Esta noche he dormido lo justo. Tengo que contarlo. Hace unos días soñé que me robaban el portátil. Que estaba en un centro cívico o en un bareto haciendo algo y tenía que salir por algo y al volver me quitaban algo. El caso es que al cabo de un rato volvía a pasar lo mismo pero en esta ocasión lo que me volaba era el ordenador. Un tío salía del lugar en cuestión con mi portátil en la mano y se iba corriendo. Y yo intentaba perseguirle pero no podía alcanzarlo. Y empezaba a pensar qué haría yo sin el ordenador. Y qué iba a hacer yo. Y así. Como supongo que ese sueño viene derivado del hecho de que me voy poniendo malo, un anuncio de algo, no le doy importancia. El ordenador se me puede perder. Tengo la voz como Phoebe cuando cantaba Smelly Cat. Además tengo la sensación de que hablo más alto, y de que por fín tengo voz de hombretón, no de pito como siempre. Habla como un hombre, compórtate como un hombre. Voy a volver a dejarme bigote mañana mismo para imponer algo más.
https://www.youtube.com/watch?v=XNXIZuIBJKs

Vamos a tener que salir a la calle todos juntos y echarles a patadas. Por lo pronto mañana es carnaval y vamos a salir disfrazados de niños pequeños. Y no vamos a echar a nadie a patadas, pero vamos a pedir algo, vamos a exigir algo. Luego, por la noche, el inasequible elpako vuelve a las andadas en el Línea. Si alguien se quedó con ganas de más después del tremendo concierto de Sven, este sábado tiene una nueva oportunidad pero con otro perfil, esta vez como Esteban Svenson, en el Línea. En este caso, ya es Krautrock total. Si esperaban melodías, armonías vocales, canciones con... pues no. guerra al frío, hola maquinaria pesada. Alemania, qué país. Imaginen a la presidenta Merkel luciendo un vestido que ha encontrado nosedonde y que perteneció a Eva Braunn, y sale en todas las portadas de las revistas y que no pasa nada. Y que no pasa nada. Y que hay elecciones y que gana un partido que puede cambiar las cosas y que no las cambia. Y que se vuelve a presentar y vuelves a confiar. Y que viene el presidente de Argentina y se monta una recepción que da vergüenza. Mucha vergüenza. Y asco. Acercar la monarquía al pueblo demostrándole quién manda aquí. Patio, salvas de artillería, vivas... pfff.
https://www.youtube.com/watch?v=zdeIN3sYcfk

Esto es. Disfrácense. Vayan de concierto. No hagan nada. Salgan a la calle para echarles a todos. Pero no digan que van a hacer algo y luego nada. Para eso, mejor... buen fin de semana.

jueves, 23 de febrero de 2017

Calle Gaspar, Calle Wilson, Calle Florencia. Arriba y abajo.

Un viaje no es un viaje si… chorradas. Un viaje es un viaje te pongas como te pongas, vayas donde vayas, sea quien sea. Viajemos por territorios explorados o por lugares desconocidos, siempre extraemos algo. Algo que solo se extrae en los viajes. O cuando te cuentan un viaje.
En fin. La calle Wilson no comienza donde el ignorante caminante pretende saber que comienza. Así que lo que uno pretendía un agradable paseo por la calle Wilson se convierte en un agradable paseo que comenzará por la calle Gaspar. Así es. Se trata de viajar por toda la ‘calle Wilson’ se llame como se llame. Como empezamos el viaje en la Avenida Pallaresa, el viaje es por la calle Wilson. Si hubiéramos comenzado por la calle tal, el viaje hubiera sido otro. Digo más, si hubiésemos seguido la línea que de manera natural conforma la Avenida Ramón Berenguer, todavía estaría caminando.
La Calle Gaspart sube. Y cómo sube. A nuestra derecha, el Pallaresa o Juan XIII. En mis tiempos de colegial, el Pallaresa era nuestro campo en los últimos cursos. Grandes mañanas de fútbol escolar. Cuando fui algo más mayor, ay, el ridículo. Una mañana decidimos ir al Juan XIII a jugar en lugar de saltarnos como siempre la valla para jugar en el Trueta. La valla del Trueta, mal que bien, ya la tenía por la mano, pero la del Juan XIII no. Así que en uno de esos momentos en los que uno sabe que la vida va a ser difícil, dura y complicada si persiste en querer hacer cosas que no, me quedé colgado de la valla, sin ir para atrás ni para delante, ni salté ni dejé de saltar. Creo que aquel día no llegamos a jugar.
Hay que subir. Asfalto de aquel listado, supongo que para no resbalar. Y palos de la luz en la acera. Ese primer tramo ocupado por el colegio termina en el cruce con Prat de la Riba. Hacia la izquierda, el Numancia, el pabellón y el camino a Torribera y La Bastida o Sant Jeroni. Hacia la derecha, camino a lo trillado y ya conocido. Sigamos para arriba. Qué cuesta, qué palos de la luz. Qué acera tan estrecha. Una subida infernal. La calle Gaspar termina aquí. Casitas bajas, algún bloque, palos de la luz. Y qué cuestas. Por el amor de dios. Una vez arriba del todo, hacia abajo tira la calle Nord y hacia arriba, la promesa de la Calle Wilson. Supongo que este Carrer d’en Gaspar se llama así por algo y Carme Garcia lo sabe.
Una ligera curvita hacia arriba nos señala el camino. El esfuerzo debe merecer la pena. Qué encontraré arriba. Creo que jamás he ido andando por ahí. O sí. No lo recuerdo. Quizás un paseo reciente por el barrio de Riera Alta hace unos meses, pero subí más arriba, no pasé por la calle Wilson. Subiendo y subiendo, con una cuesta que… casitas bajas. Muchas casitas bajas. Unas son más antiguas que otras, unas de construcción más formalita, otras más anárquicas, unas parece que tienen solera, otras parece que son de gente de posibles. Pasa un autobús. El b-81. En un acelerón me trago todo el humo que despide, lo que hace de mi subida por la calle, una experiencia mucho, mucho más agradable de lo que podía imaginar. Con la bocanada de humo encima, llego a un tramo en el que la calle relaja la tortura. Atravieso calles como Washington y Lincoln y ya en el tramo donde la calle llanea, encuentro el primer bar. Bar, que es el primer establecimiento de algo que hay en todo ese recorrido. Llámenle barrio tranquilo si quieren. Justo al lado del bar, que no tiene nombre, no se llama de ninguna manera, tendrá un nombre por el que será conocido en el barrio, pero yo no lo conozco. Cambio de acera para ver el toldo. Nada. A su lado una farmacia, la farmacia Riera Alta. A su lado, una fleca. Y ya está, no hay nada más prácticamente hasta llegar al final de…, miento, yo he pasado por ahí, ahí vivía Pedro el Viejo, una o dos veces fuimos a su casa a algo, alguna fiesta. Una vez. No me acuerdo demasiado bien. Dicen que el asfalto de esa calle, al final, por el paso de los autobuses, no está bien. Dicen.
Este tramo llanete acaba en el cruce con la calle Santa Eulàlia. La de veces que subí en un año la calle Santa Eulàlia camino del insti. Yo al insti le llamaba la Bastida. Y no era la Bastida, que la Bastida era donde se hacía la FP. Años después, volví a subir la calle Santa Eulàlia para ir a Santa Coloma Ràdio. Qué viajes al insti. Mirando a ver si subía la chica que te gustaba, si no, si sí, si no. Y así un año. Sigo hacia delante y la calle Wilson continúa subiendo, entre el parc de la Pau a la derecha y a la izquierda otro parque con bancales o toboganes, o… en la esquina una casita baja que… una casita baja. La cuesta le hace a uno tambalearse, qué habrá más adelante, qué misterios encontraré si sigo la línea recta que dibuja esa calle, qué tal si cuando la calle Wilson se transforme en otra cosa, bajo para abajo hacia el mundo que conozco. La calle Wilson, Woodrow Wilson, presidente norteamericano que dibujó el mapa de las naciones después de la Primera Guerra Mundial. El saber no ocupa lugar.
La calle Alpes, el final de la línea del b-80, creo. La cima. Comienza la calle Florencia y empiezas a bajar. Allí dónde primaban las casitas bajas más o menos bien, comienzan a sucederle los pisos. Siguen habiendo, naturalmente, una profusión de palos en la acera que pueden hacer pensar que hay una intención oculta en todos esos palos. Algo relacionado con algo, tecnología, ciencia, algo. Tantos palos de la luz en la misma acera, debe querer decir algo. Aceras estrechas desde que empiezas a caminar por la calle Gaspar. Poca gente allí, poca gente más arriba, poca gente en general. No es ni temprano ni tarde. Empieza el descenso.
Más palos en las aceras. Una chica sube hacia arriba con un carrito de bebé. Una pareja de señoras mayores hablan de sus cosas. Hay una tienda que se llama ‘de ellas’, un centro de masajes, un kiosko cerrado, van cayendo las calles que atraviesan, como la Roma, la Perú… en alguna de ellas miro por si está cerca el Centro Cívico del Llatí, pero no lo localizo. Estoy demasiado lejos, creo. Hay una casita blanca, ahora no recuerdo a la altura de qué calle, una  casita blanca muy mona, con dos o tres estadios antes de llegar a la casa propiamente. Quién vivirá ahí. Me dan ganas de estar ahí un rato más. Pero tengo que seguir bajando, tengo qué seguir viajando. No hay tiempo.
No sé porqué digo que no hay tiempo. Claro que hay tiempo. No tengo la sensación de pasar por la puerta de muchos bares. Hay una panadería ‘el pa de paul’, pero está cerrada. No hay muchos bares. Hay un Frankfurt ‘la pujada’, que está cerrado. Siempre miro por fuera de los bares a ver qué gente hay. Voy llegando al final. O no. No sé porqué cambio de acera para ver el nombre del parque en el que parece terminar la calle. Cuando me acerco a la placa, veo que es de Badalona. Ya no me interesa el nombre de la placa. Me asusto tanto que giro por la calle Sicilia y doy por finalizado el paseo. Mentira.

Sigo hacia abajo pensando que la calle va a continuar, pero no. Ya se llama Avinguda Mònaco. Vaya diferencia. Badalona. De tanto probar los límites, me he pasado de frenada. 

miércoles, 22 de febrero de 2017

Líbranos del mal - Scott Derrickson

Si no me equivoco demasiado, fue antes de ayer cuando vi anunciada una película que, mientras estaba viendo de que iba se me figuró como una especie de continuación o de readaptación de El Exorcista. De hecho, estaba convencido de que al final del trailer iban a decir 'demà a les tantes, L'Exorcista reloaded' o algo así. Pero no, la película se llamaba Líbranos del mal y, aunque la daban en TV3 hablaré de ella en castellano, por no meter mucho la pata con la ortografía y demás.
En fin, mientras veía el trailer, creí entender que el protagonista iba a ser un sacerdote, un cura, como el padre Damian Karras del Exorcista (Exorcista, Exorcista, Exorcista todo el rato). Así que cuando llegué a mi casa ayer de deambular y toda vez que el partido de la Champions había acabado, una vez que me comí una reponedora sopeja, me senté a ver la tele y estaba empezando la película en cuestión.
Un poli, que era el que yo pensaba que iba a ser el sacerdote, interviene en un caso de malos tratos. Una mujer con la cara hecha polvo y el marido machote sin camisa. El tío da muestras de estar hecho cisco de la cabeza y parece ser que es veterano de guerra. El poli, interpretado por el actor Eric Bana, que recuerdo de haber visto en Troya y en Hulk, no sé ni cómo ni porqué se mete a investigar este caso, porque al parecer el tal veterano de guerra se ha escapado.
A ver. Aparece un cura... tengo lagunas. No sé a qué me dediqué yo ayer mientras veía la película pero me faltan muchas partes, como si hubiera estado pendiente de otra cosa, que ya ves tú de qué cosa vas a estar tú pendiente ahí solo en casa sin más distracción que la tele. Aparece de repente un cura latino con melenita que le ayuda a investigar porque lo que le pasa al marido maltratador igual no es que esté loco, igual es que le pasa otra cosa.
El poli tiene mujer e hija. Pasa un poco de ellas. La hija escucha cosas en casa, debajo de la cama, como que rascan. El marido maltratador tenía las uñas destrozadas.
Vamos, que la cosa deriva en posesiones demoniacas. Al parecer (Exorcista, exorcista, exorcista), el veterano de guerra estuvo en Irak, se metieron en una cueva y ahí había un demonio. Y poseyó a un amigo del marido. Y este es el malo de verdad. Y hacen inscripciones en las paredes en persa y en latín, invocando al diablo.
Y hay una chica que iba caminando por un parque y se encuentra con el veterano malo de verdad y ve el mensaje escrito en una pared y también es poseída.
Y había una peli con Denzel Washington en la que el diablo cantaba una canción de los Stones y aquí aparece una canción de the Doors...
Bien, la investigación del cura y el poli. Encuentros con los poseídos, ruidos incesantes en la cabeza del poli que empieza a estar algo tocado por el tema, ruidos en la casa del poli, ruidos, el diablo chillando, la chica poseída encerrada en una celda, trastornada, transfigurada, babeando, chillando, mordiendo.
Hace mil años, vivía con mis padres pero estaba solo, daban en la tele El Exorcista. Me cagué de miedo. Aguanté la película. Pero así como otras veces esa peli no me impresionaba, ese día, solete, me hice algo de caquita.
Pues bien. El poli y el cura enganchan finalmente al demonio malo, lo meten en una celda y empiezan a practicar un exorcismo. Doce y veinte de la noche. Solo en casa.
Y me fui a la cama.

martes, 21 de febrero de 2017

Karpov

Cuando eres joven, la sangre bulle por tus venas de una manera salvaje y sin control. Quizás haces cosas de las que, cuando eres mayor, deberías arrepentirte. Cuando eres joven, crees que tienes la razón. Que no hay techo para desarrollar tu fuerza, tu potencial, tu sabiduría. Cuando eres joven, la vida te parece un campo ancho y tú circulas por un carril estrecho que quieres romper. Cuando eres joven crees que nunca vas a llegar a viejo. Cuando eres joven te lanzas a por cualquier cosa sin pensar en las consecuencias, porque no tienes nada que perder, porque nadie depende de ti, porque eres joven. Cuando eres joven crees que vas a ser joven toda la vida. Cuando eres joven, no tienes tempo para la reflexión, eres todo acción. Cuando eres joven, las normas pasadas y presentes solo sirven para romperlas, para saltárselas, para cuestionarlo todo. Cuando eres joven no quieres escuchar a los que son más expertos porque su experiencia no ha servido para nada útil. Cuando eres joven, todo el mundo tiene la culpa de todo. Cuando eres joven, el mundo está mal pensado y solo tú eres capaz de remediar sus males. Cuando eres joven, no hay límites para desarrollar tu talento. Cuando eres joven, mueves las piezas sobre el tablero con la convicción de que nadie puede resistirse ante el empuje de un cerebro limpio y un espíritu vigoroso. Cuando eres joven no fes el vinal, perdón, no ves el final. Cuando eres joven, aprendes mucho y no quieres aprender nada. Cuando eres joven, consigues tus mejores marcas. Cuando eres joven, bebes mientras juegas. Cuando eres joven, sabes cuál es la respuesta a todo. Cuando eres joven, no crees en las partidas largas. Cuando eres joven, el amor parece lo único importante. Cuando eres joven, desconfías de quienes te tratan con simpatía, con condescendencia. Cuando eres joven, dormir es perder el tiempo. Cuando eres joven, pierdes el tiempo porque tienes tanto tiempo que no estás perdiendo nada. Cuando eres joven, no hay futuro. Cuando eres joven, siempre juegas con blancas. Cuando eres joven, te importa una mierda jugar con las negras. Cuando eres joven, los jóvenes son tus iguales. Cuando eres joven, eres joven. Cuando eres joven, es un pecado gravísimo sentirte viejo. Cuando eres joven, es un error espantoso creer que no estás siendo joven. Cuando eres joven, no puede ser que no disfrutes, ni te equivoques, ni saltes, ni corras, ni pruebes, ni te equivoques, ni te exaltes, ni te irrites. Cuando eres joven deberías ser joven. Cuando eres joven, no deberías odiar a quien parece joven. Cuando eres joven, no puedes odiar la vida. Cuando eres joven, no puedes darle la espalda a la vida. Cuando eres joven, no puedes odiar a la juventud. Y yo te odio tanto...

lunes, 20 de febrero de 2017

Mil amigos en Facebook

A lo largo de este fin de semana he alcanzado la mágica cifra de mil amigos en el Facebook. Precisamente, la persona que ha respondido afirmativamente a la solicitud de amistad, es una compañera que esta semana no ha vivido precisamente los mejores días, por lo que me acordaré siempre de quién fue. Del resto..
¿Mil amigos? No tengo mil amigos ni de broma. Nadie tiene tantos amigos. Ni conocidos. Ni saludados. De vez en cuando veo a gente que dice que va a hacer limpieza de gente en el facebook o en el twitter, gente que no sabe porqué es amiga pero ahí está. Yo no lo  he hecho nunca.
¿Por qué tengo yo facebook? En principio, no tuve facebook hasta hace pocos años debido a un interés méramente comercial. Estaba entonces en el trance de comenzar un proyecto de crowfounding para editar un libro. Yo, sí amigos, pese a todo lo que pueda decir, también he comenzado proyectos. Que no llegaron a nada, naturalmente, me acojoné y no seguí adelante. Abrí el facebook para dar a conocer el proyecto y todo eso. Creo que ya tenía twitter, no recuerdo bien. Como digo, el asunto aquel lo frustré porque me hice caquita y el facebook continuó.
¿Qué uso le daba yo al facebook? Hacía dos cosas. Colgar una canción que me molara, intentando no repetir y compartir lo que escribía en el blog. Como quiera que mi actividad en el partido también se relacionaba con la comunicación, el uso se fue aumentando. Cosas mías y cosas del partido. Como el grupo de música y la peña del Athletic también debían tener páginas y demás, pues más uso.
Y de ahí a ir compartiendo las cosas en los grupos de Santa Coloma. Y si alguien comenta o algo, más o menos de buen rollo, pues se le pide amistad. Y si te piden amistad, si no es alguien que ves que sale medio en pelotas (sea chica o chico), pues se la aceptas.
No sabría decir qué cantidad de esos 1000 amigos, son gente conocida de verdad. De hecho, amigos de siempre, de toda la vida, tienen una relación con el facebook escasa o nula. Ninguno de los tres sudamericanos del Seimar usa el facebook regularmente sin o es para piponear. El resto de amigos de Santako de siempre, usan facebook pero no es un constante publicar y publicar. Yo soy mucho más pesado. El blog, la canción, cosas del partido. Algún artículo sesudo sobre algo sin interés. Publicaciones en otras revistas o diarios locales. Y así.
Mil amigos.
Pensaba yo que si alcanzabas los mil amigos saldría algo, algún globito felicitándote o así, pero no. No ha pasado nada. Esta misma mañana, alguien, un bar creo, me ha pedido amistad. Le he dado que sí. Tengo conocidos que llegan casi a los 5000 amigos. De qué barbaridad estamos hablando.
Ayer en el Salvados se hablaba de lo hiperconectados que estamos, del enganche al móvil. Yo soy uno de ellos. Mirar el facebook, a ver qué se cuece. Mirar el twitter, a ver qué se cuece. Ahora también tengo instagram, pero no le hago mucho caso. Facebook. Lo que dice aquel, la pamplina de este, el artículo sobre tal cosa, esa foto mirando nosequé, los vídeos de gatitos o de niños, el partido, los críticos del partido, los del nuevo partido, lo que dice el equipo rival, la gente del pueblo. La importancia de la gente del pueblo. Gente del pueblo que te suena, te piden amistad, pasan unos días mirando la foto, al final le das. Gente de Santako que conoces de siempre, de vista, que no has saludado jamás, pero que en facebook te ponen cosas o te piden amistad y te preguntas... qué cosas. Y luego, en vivo, me cuesta hablarles. Supongo que nadie espera que hable.
Mil amigos en el facebook. No tengo mil amigos ni de casualidad. Y no es que sean mucho amigos tampoco. Bueno.
Decía el Zygmunt Bauman en el programa, que debió grabarse poco antes de morir, algo sobre la necesidad de no sentirnos solos, de no quedarnos fuera del mundo, de la sociedad. De lo que necesitamos estar en contacto con otros y saber que hay alguien al otro lado.
Mil amigos, ni de lejos. Ni quinientos. Ni cien. Cincuenta amigos... veinte. No sé. Amigos.
¿Qué es ser amigo o amiga?
Qué debate. Qué necesidad habrá.

viernes, 17 de febrero de 2017

Miscelánea

La típica foto con el mamut del Parc de la Ciutadela. No volveré a contar la anécdota que cuento siempre sobre una visita al Parc de la Ciutadela y la escena del mamut. Solo diré que no la conté tampoco el día de la foto. Porque no se puede estar contando siempre lo mismo todo el rato. Se puede, eso sí, y se debe, hacer una foto en el mamut cada vez que se tenga ocasión. Porque nunca se sabe cuándo se le va a ocurrir a alguien derribar el mamut, o que se le caiga un cuerno al mamut por la irresistible acción del paso del tiempo y una vez que se cae el cuerno a alguien se le ocurra que ahí podría ir otra cosa y entonces te acuerdes del mamut y vengan los llantos y los lloros. ¿Te acuerdas? ¿Te acuerdas de las excursiones al zoo y la subsecuente visita al Parc de la Ciutadela? Cantimplora, bocadillo de fuagras con queso, correr por detrás de la fuente, no sé a qué jugábamos en aquellas visitas a la Ciutadela, sí que me acuerdo de a qué jugábamos cuando pasó aquello. Jugar alrededor del mamut, la fuente, la visita al zoo, al terrario del zoo, a la sala aquella donde estaban los fetos de animales, qué cantidad de recuerdos. Qué viejo. Ayer, hablando, establecí una diferencia entre los viejos y los jóvenes, el lenguaje que utilizan los viejos y el que utilizan los jóvenes. Sobre todo los jóvenes que quieren utilizar un lenguaje diferenciado del que utilizan -ya no los viejos- sino el resto del mundo. O buena parte del mundo. ¿Te acuerdas? ¿Te acuerdas del uso de los guiones?
https://www.youtube.com/watch?v=Zth31OCAzvE

Elefantes y mamuts. No sé cómo ha ido lo de la sentencia de la Infanta y lo del Indurain. No sé si al final va uno al talego o van los dos o se libran los dos. No lo sé. Estoy leyendo cosas y creo entender que la Infanta se escapa y eso. Bien. Pasa lo siguiente. La sensación de impunidad que se contagia a la sociedad es tan grande... esa sensación de que tú puedes hacer realmente lo que te vaya viniendo bien y que bueno, pagar pagar por hacerlo mal, sobre todo por hacerlo mal a lo grande, no es tan fácil. Jodido es robar algo, robar algo así en plan he mangado pañales en el super. Eso es jodido. Los fachas dirán que los ladrones roban y no lo pagan. Pero lo pagan. En cambio, si eres capaz de ciscarte en el sistema fiscal, que es de lo que se trata todo esto, eres capaz de que la broma te salga como dicen a devolver. Bueno. Me vengo a referir a que sobre todo ahora vendrá la profusión de comentarios en plan 'este país...', 'es que este país...'. Y luego vendrán las elecciones y todo seguirá igual. Lo primero es lo primero, que no haya una familia que por el mero hecho de ser esa familia, tenga ya unos derechos desde el nacimiento que los demás no tenemos. Por ser vos quien sois. Y eso luego se va derramando por el resto de estratos sociales. Usted no sabe con quién está hablando. Cazando elefantes. La ley es igual para todos. Y para todas. Le sale a devolver, tiene gracia.
https://www.youtube.com/watch?v=1KLO_Nod2CU

Ya hace sol. Hace calorcete y empieza a sobrarte el chaquetón y el jersey. Si paseas por la calle, si vas con prisa a algún sitio, empiezas a sudar. Sudas y te confías. Te quitas la chaqueta. Los ambulatorios están llenos de gente así como tú que te quitas la chaqueta y ya piensas que está entrando la primavera con los rayos de sol por tu ventana, que haces fotos ya de pequeñas florecillas que van brotando de aquí y de allí, que haces ya caminatas por lugares donde parece que la vida va brotando. Y como todos los años, Dios nuestro Señor no da puntada sin hilo. Dios es cruel. Dios te da la capacidad de que pienses un poco más allá. De que no te lo tomes todo tan a la tremenda, de que reflexiones. Y que si a mediados de febrero hace calor, no te flipes. Vendrá el frío otra vez. Quizás esta misma noche. Puede que estés deseando que el buen tiempo llegue para volver a lucir cuerpo serrano, para quitarte de encima esas capas de ropa, para empezar a pensar en las cosas guapas que se hacen con el buen tiempo. Y el lunes estarás malo, enfermo, constipado, no sabrás porqué, pero te encuentras mal. Y los ambulatorios llenos. Y dirás que la Sanidad públicas es una mierda porque no se cabía de gente. Y así un día y otro día. Y un año y otro año más. Y todo es tan rutinario. Y Dios tan cruel.
https://www.youtube.com/watch?v=uJn8tr9LRH0

Dios es cruel. Dicen que en la Biblia hay un montón de pasajes en los que se demuestra que Dios es alguien vengativo, que no se para en mientes para aplicar una justicia que calificamos de divina pero que en realidad podríamos decir que es más bien tabernaria. Haces tal cosa, piensas tal cosa, tranquilo que te va a llegar y cuando te llegue no vas a volver a responder. Dios es cruel. Dios te enseña que lo que pienses de manera más retorcida no llega a la suela de los zapatos a todo lo que su divina majestad puede alcanzar. Baal, el único y verdadero Dios, no es así. Baal, como ya sabéis, Baal es otra cosa. Baal no necesita hacer numeritos raros, Baal no precisa de piruetas ni de demostraciones de fuerza individualizadas para hacerse notar. Baal sabe cómo va a acabar la película, sabe cómo es todo y de qué manera va, hasta sabe que el mismísimo Dios no deja de ser parte de algo, algo que él sabe. Baal le puede a todo. Baal sabe que tú quieres y que estás ahí y te deja hacer porque no necesita actuar para que todo llegue donde tiene que llegar. Baal, ejemplo de todo, promoviendo la no acción, la no actuación, la dejación, la nada. Dios, en cambio, haciendo el ridículo queriendo hacer daño. Así no.
https://www.youtube.com/watch?v=dZbaW90pQDw

Pasemos a otra cosa. El mundo de los negocios o el mundo de los necios. El problema del lenguaje. En realidad estamos hablando todo el rato de lo mismo. El mundo de las nueces. El mundo de la lengua. El mundo del idioma. Jugar con el equívoco, con el doble sentido, con cambiar una vocal. Últimamente me dedico mucho a eso, a hacer este tipo de cosas, jugar con las letras. Para nada. Lo único que demuestra esto es que he perdido buena parte de la gracia que una vez tuve y que ya no recuperaré jamás. Jamás. Nunca. Y me quedaré solo. Solo, solo, solo. Como mindolo. Y los días pasarán despacito, como el fluir de los ríos que cuando llegan a su fase final ralentizan su curso y ya no tienen aquella fuerza que tuvieron antes. Esto me recuerda a... ¿lo veis? os hablaré de tú. Prefiero un tono más informal en este punto de la conversación. Me parece que es más conveniente no resultar demasiado peripuestos para lo que os tengo que decir. Tengo una noticia importante. Ayer, leyendo un texto de alguien que no recuerdo, creí leer una cosa y al leerla demasiado rápida creí entender otra. ¿no os ha pasado? ¿no os parece que la vida está llena de pequeñas cosas que hacen que cualquier pequeño detalle ilumine vuestro día? ¿empiezo a correr ya?
https://www.youtube.com/watch?v=wAkcSd5l9Qg

Mañana toca mi hermano en el Línea con los Sven. Inicia con este concierto una pequeña gira en la que tocará con varios grupos a la vez y que concluirá si no nos equivocamos el próximo día 11 con un concierto de eltoni, elpako & elchristian en Roketas. Digo yo. Acabo de recibir una mirada fulminante. Una mirada que me invita a meter la cabeza en el ordenador y dedicarme a esto y únicamente esto. Y nada más. Mañana mi hermano toca con los Sven. Los Sven tocan muy bien. No tienen mucho que ver con nosotros, porque ellos lo hacen mejor. Es el mismo balón pero es otro deporte. Vayan a verlo, porque por aquí no se hace mucha música como la que ellos proponen. Al menos, por ver otra cosa. Hacer cosas diferentes. Y hacerlas bien. El domingo, por otro lado, se presenta lo de Un país en Comú. Aquí se trata de explicar ya en dos o tres líneas de lo que va el tema. No se trata de juntarnos los que estamos en sitios y ver a ver cómo hacemos lo mismo que ya hemos hecho otras veces. Se trata de juntar gente que nos desborde, que no tenga que ver con lo que hemos hecho siempre y que no ha salido bien. No ha salido bien. Y hacerlo bien. El viejo Alberto, lo decía muy bien. No sé qué era lo que decía pero lo decía bien. Que no jodamos, supongo. Gente común, que no... que sí. Que sí. Por una vez. No querer parecer gente común. Yo que sé. Venirse el domingo a las 10 al Mas Fonollar. Lo queremos todo.
https://www.youtube.com/watch?v=S0DRch3YLh0

En fin. Pues poca cosa más. Que nos vemos. Por ahí. Buen finde para todos.

jueves, 16 de febrero de 2017

Borra borrosa

En la historia que te voy a contar hoy, hay mucho de autobiográfico y un poco de ficción. Lo que te voy a contar es una mezcla entre algo que me ha sucedido y que me gustaría que me pasara, aderezado con situaciones y personas que no se encuentran en este plano de la realidad. Lo que voy a empezar a explicarte ahora es una simulación de lo que de verdad está sucediendo. Te voy a ir explicando diferentes maneras de plantear lo que podríamos decir que es la vida, pero sin que lo que te esté contando sea la vida. Voy a hacer las cosas de manera que cuando te esté diciendo una cosa, no te has de confiar, no estoy contando esa cosa que estoy contando, en realidad es otra. Lo que te voy a contar a partir de ahora tiene algo que ver con lo que te estoy contando, pero lo que quiero que te llegue a la cabeza es otra cosa. Y no te la puedo decir. Porque si te la dijera, perdería la gracia. Perdería todo. Sería un diario. Aunque si te contase lo que me pasa en un día normal, podría parecer que estoy haciendo lo mismo que te dije que iba a hacer cuando te decía que te iba a contar algo que en realidad no es lo que te estoy diciendo. Que me lo invento. Voy a contarte algo ahora, a partir del siguiente párrafo, que es completamente real.
'Ayer bajé hacia la biblioteca desde la Plaça de la Vila y no desde el Carrer Major. Pensé que el trayecto por la Plaça de la Vila iba a ser más corto, pero me iba dando cuenta a medida que iba andando, desde la calle Vistalegre, que no iba por el camino más corto.'
A continuación, otra situación real.
'Esta mañana, al ir a ducharme y dejar correr el agua caliente, no salía el agua caliente. He dejado caer el agua más tiempo y nada. He apagado el agua. Me he vuelto a vestir. He dado el grifo de la cocina y allí sí que salía el agua caliente. He vuelto a apagar el grifo, he comprobado que el calentador hacía ruido y me he vuelto a la ducha. Salía el agua caliente'.
Y ahora te voy a contar algo que puede parecer real pero que en realidad quiere decir otra cosa.
No puedo.
Me he convertido en algo que no me gusta. Uno que escribe sin ficcionar. Alguien que escribe en torno a recuerdos. A un campo de fútbol sala, a una vez que fuimos a aquella casa y salimos pensando qué hacíamos allí, a con quién me sentaba en el colegio, a gente que me cruzo y que tiene una historia y la cuento y con eso voy tirando. A lugares que he visto y las cosas aburridas que me pasaron. A ir a sitios y luego decir que he ido a sitios.
No se me ocurren historias nuevas. No puedo hacer el esfuerzo de imaginar algo nuevo. No se me ocurre nada que tenga que ver con eso de contar algo que parezca real pero que en realidad no lo sea.
A ver.
'Andreas Palmasson se llama Andreas Palmasson porque su padre se llamaba Andreas Palmasson'.
Yo creo que es un paso.
Ahí te lo dejo.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Juego en el cuerpo

Patético esfuerzo el de Orizon Vandebelde por parecerse a lo que una vez fue. Aquí uno de los relatos que aparecen en su último volumen de textos bajo el título 'Enormidad'. El título del relato es 'Juego en el cuerpo'. Tiene delito.
'Jean Pascal Debryus tiene por costumbre fijarse en una mujer que entra a la taberna a la hora de la partida. Es la señora Kriens, la mujer del tendero de la esquina. Ella está en casa cuidando de la madre de su esposo y cuando ésta se queda dormida, baja rápidamente a la taberna para tomarse una copita de anisette. En ese momento, Debryus fija su mirada en la señora y continua la partida. Desde que un día la entrada de la señora Kriens le sorprendió en plena partida de dominó y se la quedó mirando, arrasando con las partidas posteriores, consideró por esos extraños mecanismos de la mente, que la señora Kriens era una suerte de talismán. Así, aunque jamás hayan cruzado palabra, Jean Pascal Debryus ha generado un sentimiento de afecto por la señora Kriens. Ambos son de la misma edad, aproximadamente, cercanos a la sesentena. La primera vez que la señora Kriens bajó a la taberna a tomar una copita de anisette, lo hizo para calmar una extraña sensación de vacío que se apoderó de ella al cumplirse el segundo mes como cuidadora de su suegra. Ella, que había sido tendera junto a su esposo, de hecho el negocio era suyo, se veía relegada a un papel que no le gustaba. Una mañana en la que la anciana se quedó dormida, no lo aguantó más y bajó un momento a la taberna de Francette. Como Francette se llamaba Francette ella pidió un anisette. Estaba nerviosa, hizo una extraña asociación de ideas y... rápidamente volvió para su casa. Cuando abrió la puerta de su casa, descubrió en el suelo del rellano un billete de cien francos. Pensó que se le habría caído a ella misma y entró en su casa. Al día siguiente, la señora Kriens volvió a repetir la operación y encontró de nuevo un billete de cien francos. Y así al día siguiente. Y el día siguiente otra vez. Día tras día un billete de cien francos en su rellano al volver de tomar una copa de anisette. Francette era una rubia oxigenada de unos sesenta años que había tenido años en los que no había varón o mujer que no se quedase tonto de remate al contemplar la belleza absoluta que representaba. HABÍA, perdón, había bailado en el Cabaret Frenchy que había girado por norteamérica durante décadas y con el dinero obtenido puso una taberna. Pero vendía igual que consumía. Su belleza se esfumó aunque de vez en cuando alguna mirada penetrante y según como diera la luz podía hacer temblequear al corazón más duro. Francette guardaba en un cajoncito una liga que le regaló la diva Orlange d'Hubrest durante una gira por el Canadá. Francette amó a Orlange tanto que fue capaz de abandonar la compañía al no poder soportar que Orlange amase a otra persona y no a ella. Cuando Francette se encontraba triste, sacaba la liga del cajoncito y la lamía. Cuando lo hacía, entraba la señora Kriens en la taberna y ella se daba cuenta de que Jean Pascal Debryus miraba a la señora Kriens. Que Debryus mirase a la Kriens y no a ella, la volvía loca de celos y no soportaba la situación. La alegría va por barrios'.

martes, 14 de febrero de 2017

Santa Coloma de Gominola

Ya hace tiempo que pienso que resulta pesado y contraproducente hablar siempre de lo mismo, de la diferencia entre lo que se dice y la voluntad política de hacer cosas que padecemos en este municipio nuestro de Santa Coloma. Que parece que siempre hablo de lo mismo. Pero como lo que escribo tampoco tiene una gran importancia, aburrir a nadie no hace daño a nadie.
Ayer Santa Coloma recibió la visita de Catalunya Ràdio para celebrar el Día Mundial de la Radio y emitió el programa Els Matins con Mònica Terribas desde el Casa Pepe primero y desde Radio Tele Taxi después. Como no podía ser de otra manera, tuvo lugar una entrevista a la alcaldesa de la ciudad, Núria Parlón, como es lógico y normal en una ocasión como esta, realizada a medias entre Mònica Terribas y Justo Molinero, emblema de la radio catalana, en una improbable mezcla entre la molt nostrada onda de Catalunya Ràdio y el jaroteo de Teletaxi. El periodismo a veces tiene momentos en los que se rebaja el nivel de tal manera que linda con el publirreportaje.
El momento 'Casa Pepe' donde ya se nota 'que todo va mejor'.
El publirreportaje es lo que yo hago. Yo me he dedicado siempre a eso y que dure por muchos años. No soy un periodista de nivel, así que cuando alguien hace publicidad en antena, en la tele, en un diario, lo noto. Me doy cuenta. Lo de ayer, con todo derecho, no era más que un publirreportaje de un cuarto de hora en el que Santa Coloma apareció como la casa de la gominola, la calle de la piruleta de los Simpsons. Una Santa Coloma que cumple fielmente con el tópico y que se muestra encantada de haberse conocido. Si hubieran puesto avisadores de 'publicidad', hubiera sido irreprochable.
Pero no los pusieron. Así que era gato por liebre. Saludó la entrevista Justo Molinero con un imparcial y objetivo 'es la alcaldesa que Santa Coloma se merece' y toda una serie de halagos que, en fin. No pasa nada. Creo recordar que Justo Molinero ya apoyó al PSC en un vídeo electoral. Yo también he salido en vídeos electorales.
A ver si me centro. La entrevista consistió en el consabido 'Santa Coloma es una ciudad que tiene cantidad de cosas y donde se hacen cantidad de cosas (perdón por repetir) comprometidas'. A una pregunta sobre el tema de los refugiados que se saldó con una respuesta referente a la muestra de fotos de Samuel Aranda y una inquietante reflexión sobre 'hacer pedagogía explicando que si viene tanta gente qué haremos con ellos', siguió uno de los momentos que en directo me causaron estupefacción y reescuchando la entrevista, me obligaron a pensar si no sería conveniente volver a aburrir a la gente con el tema.
Justo Molinero, con ganas de dejar bolas a media pista a la alcaldesa para que se luciera, pregunta: ¿Cuál es el proyecto en el que tienes puestos los cinco sentidos? ¿El proyecto que te ilusiona, con el que sueñas, para sacarlo adelante? Y la alcaldesa contestó que le preocupaba visibilizar lo que se hace en Santa Coloma. La comunicación. Falla el circuito de la comunicación. Y la limpieza, pero ojo, rápidamente se tapó el tema diciendo que viene gente de fuera que dice que la ciudad está muy bien.
Acto seguido una serie de preguntas de autopromoción, sobre las gramas, sobre lo bien que se come en Santa Coloma y después el 'quién nos iba a decir que en Santa Coloma íbamos a tener un campus en Torribera', las aguas termales descubiertas y el balneario que se está estudiando... todo es maravilloso.
Una Santa Coloma de ensueño. Y sin emisora local desde hace... pero eso es muy caro y lo queremos todo.
Luego, preguntas sobre el Referendum y el tema Procés donde se apuesta por el silencio y no hacer nada.
Un cuarto de hora de entrevista en el que la alcaldesa nos dice que lo que le preocupa es 'comunicar'. Antes que hacer cualquier cosa. Comunicar, los circuitos de comunicación. Que las redes son muy importantes. Ya en las primarias socialistas en las que cayó derrotada, hacía hincapié en que el PSC vivía un problema de comunicación. No si el PSC había hecho o dejado de hacer o qué propone hacer. Sino contar algo.
Pongamos un ejemplo.
Las últimas semanas, hemos vivido las manifestaciones y concentraciones relativas al tema de la pobreza energética, los cortes de luz que ha vivido la ciudad, las subidas abusivas de las tarifas. La alcaldesa de Santa Coloma al frente de las manifestaciones, pero sin aplicar medidas efectivas. En el Full informatiu, su foto delante. En los diarios locales, la foto delante. Pero hacer, hacer...
Ayer nos encontramos, sin embargo, con una noticia: Barcelona, donde gobierna Barcelona en Comú, va a dejar fuera de los concursos públicos a las grandes empresas como Endesa o Gas Natural por no contemplar medidas contra la pobreza energética. Entre hablar y hacer, hay una diferencia.
Es más importante comunicar, ponernos al frente de manifestaciones o reivindicaciones de otros, decir, que la voluntad política de hacer las cosas.
Un cuarto de hora de entrevista sin hablar de pobreza energética, de hacer cosas. Solo proyectos 'bonitos'. Un cuarto de hora de autocomplacencia y de mensajes de ánimo para... ¿quién? ¿para quién hablaba?
No era el día, podríamos decir. Pues no sería el día. Otro día.

Foto: Jordi Corachán.

lunes, 13 de febrero de 2017

Promesa de libertad


Cambiando un poco el sesgo que estaba tomando esto, nos parece oportuno recuperar un texto sencillo titulado 'Promesa de libertad', obra de Paul Presentwinter y que aparece en una antología de autores norteamericanos recopilada por la editorial Floherty, de la que no hemos tenido noticias y que hemos encontrado en un baratillo del mercado de Sant Antoni, lo que nos hace dudar de su autenticidad pero nos ha tenido entretenidos.
'Edel Greenmaister cerró la puerta de su granja a las ocho y media de la mañana. Antes había controlado cómo iba la producción en su aparato portátil. Antes se había aseado. Antes se había levantado de la cama. Salió por la puerta y cogió su furgoneta. Se dirigió al pueblo. Compró algunas cosas de consumo personal y otras las encargó para que se las llevasen porque eran para procurar un mejor funcionamiento para la granja. En el establecimiento habló con una mujer que conocía y que se llamaba Evelyn Ashford, como la atleta famosa, pero no tenía nada que ver con ella. Siempre que se veían Evelyn le contaba alguna historia sobre confusiones que había vivido con su nombre. Se tomó un café en el Café de Bill Samspon y éste siempre le contaba historias sobre gente que confundía su nombre con alguien llamado Sampson. El café estaba hirviendo. Samspon le ofreció algo de comer y ella pidió un sandwich con todo. Estaba de buen humor y comió bien. Cuando acabó de desayunar, fue hacia otro almacén en el que encargó una serie de aparatos que necesitaba para cumplir con una normativa. Una vez que hizo el encargo, se paró a hablar un momento con Eleanor Fosswell que siempre tenía una fotografía de Eleanor Roosevelt en el despacho. Eleanor y Edel eran amigas desde la infancia. Eleanor se casó y Edel también se casó. Edel terminó de hablar con Eleanor y volvió hacia la furgoneta. Volvió hacia su casa y a eso de las doce ya estaba de vuelta. Se puso a trabajar con unos pedidos que le habían hecho. Llamó a unos cuantos clientes. Se reunió con Thomas y con Gregor, encargados de la granja. Estuvieron haciendo una serie de planes hasta la hora de comer. Edel y el resto de empleados comieron juntos, como siempre. Asado de ternera y patatas. Durante la comida hablaron de las cosas habituales. Temas de la granja, algo del partido de baseball, un poco de fútbol. Al terminar de comer volvieron al trabajo. El director del banco fue a hacerle una visita a Edel. El director del banco se llamaba José Alfredo Pontevedra y era un tipo muy serio. Hablaron de una manera muy formal de las distintas líneas de crédito que tenía Edel en el banco y luego, se hicieron el amor, como casi siempre, de manera un tanto abrupta, con mucho estropicio y celeridad. José Alfredo Pontevedra abandonó la casa de Edel a eso de las ocho de la tarde. Edel preparó algo para cenar y encendió la televisión. Daban una película de no se sabe cuándo, que se llamaba 'Promesa de Libertad'. Se aburrió a los quince minutos y se fue a la cama.'

viernes, 10 de febrero de 2017

Catgas 2 - Levante 0. Luz al final del túnel.

Luz al final del túnel para el Catgas, al que a partir de ahora volveremos a llamar Industrias para no liarnos. Después de un chorro de jornadas sin ganar, desluciendo una temporada la mar de ilusionante, el equipo de Óscar Redondo ha conseguido una trabajada victoria por 2 goles a 0 ante un Levante bastante flojo en un Poli Nuevo que registraba una entrada bastante decente.
El fútbol sala ha cambiado. Hacer una crónica de un partido de fútbol sala sin haber jugado a fútbol desde hace la tira de años, se hace difícil. Ni me acordaba de que se volvía a sacar con el pie, no recordaba tampoco la norma de las cesiones al portero, he querido hacerme el loco con las faltas y las acumulaciones de faltas… pero lo que me ha sorprendido más es que del fútbol sala que yo recuerdo haber aborrecido un poco, un fútbol sala de exceso de sobeteo de balón y de mecanicismos que convertían el juego en un tostón, se ha pasado creo a un juego más anárquico, algo más alegre, más entretenido. Así, pese a que el culo se te hiela en el cemento del pabellón, el partido se pasa en un suspiro.
Detalles estúpidos en los que se fija uno. Los entrenadores y segundos entrenadores, van de traje. Pero no de traje. De traje de traje. De traje como ejecutivos, como cuando vas de boda, como cuando te tienes que reunir con alguien muy muy importante. De traje. De punta en blanco. Pelo engominado. Un contraste con el resto de personal de todo el pabellón, que, no sé a qué se debe, pero queda excesivamente forzado. Como impostado. En fin. Las bamba. Me fijo en las bambas, en las zapatillas. Corvo, del Industrias, lleva mis Munich. Las azules. Las Azules guapas. Javi Rodríguez lleva un modelo parecido, pero naranja, con las suelas blancas. Muy guapas. Dani Salgado y otro compañero, llevan otra marca. Algunos jugadores del Levante también llevan unas Munich bastante molonas.
El partido comienza y es el Industrias el que ataca, son muchos partidos sin ganar y el Levante es de los últimos clasificados. Se nota que no es un equipo muy allá. En su quinteto titular aparece un defensa, un cierre creo que le llaman, alto y corpulento, que se mueve tan despacio… el Industrias debe ganar para seguir en la brecha, en los puestos de playoff, pero, pese a que juega algo mejor, no acaba de apretar al rival. A una ocasión bastante clara del equipo de Santa Coloma, le sigue otra del Levante, clarísima. Parece un toma y daca, pero es el Industrias el que parece jugar a algo. El Levante saca a un delantero corpulento, que es el único que no tiene un nombre inteligible en la espalda. Me vuelvo loco durante todo el partido intentando saber cómo se llama. Parece ser el único que puede causar peligro en el equipo visitante, pero tampoco define nada.
Es el Industrias el que parece que lo intenta con más decisión, elaboración. Juego. Dani Salgado, estrella local, parece incómodo, no parece acabar de encontrarse. Sin embargo, es una jugada protagonizada por él, la que, tras una serie de rebotes, le dejan el paso franco hacia el área rival siendo frenado por un agarrón como el Cubic de grande. Falta. La tira Corvo. Unos minutos antes, el portero visitante ha protagonizado una parada de mérito que ha celebrado como si hubiera ganado Roland Garros. Dios nuestro Señor nunca olvida un gesto de arrogancia y así, el tiro de falta de Corvo, con sus Munich guapas, consigue hacer que el balón pase por entre las piernas y las manos y el cuerpo del portero visitante. Gol. Uno a cero. Me acuerdo de Ñeco, el histórico portero del Industrias. En fin.
El partido parece aclararse algo para el Industrias, que aguanta las acometidas del Levante. Dani Salgado de nuevo lanza un pase largo a Maxi Rescia que peina hacia atrás de cabeza. El portero levantino sale a por uvas y se traga el segundo gol. Quedan menos de diez minutos para acabar la primera parte y todo parece ir viento en popa para el equipo de casa. Un par de paradas de gran mérito del portero local, Prieto, de parecido inquietante con el jugador de balonmano francés Nicola Karabatic, cierran el partido.
Concluye la primera parte, el público abandona las gradas. Antes de que comience el segundo acto, vuelven. Cuánto tiempo sin ir al pabellón. Intento reconocer a gente, inútilmente. Hay una especie de grada de animación, la Peña Industrias, un bombo, un megáfono, los clásicos improperios al árbitro. Hay un speaker, un animador que cada nosecuanto dice nosequé som-hi. Bla bla bla, som-hi. Qué fe. Claro, en las bufandas pone Som-hi Catgas.
La segunda parte supone un esfuerzo por parte del Catgas (industrias, por variar) para amarrar el resultado y conseguir ampliarlo. Estéril. En una jugada curiosa, un jugador del Levante recula y recula con un colomense pegado, llegando casi a la perpendicular de la portería, el colomense lanza la pierna, roba el balón y lo golpea enviándolo al palo a menos de un metro del mismo. El rechace lo recoge otro jugador del Industrias, que no lo aprovecha para marcar.
Minutos y minutos de ataques y contraaaques y todo acaba con un desmayado arreón final del Levante, a falta de tres minutos quitan al portero para atacar. Flojísimos.
Victoria, abrazos, y para casa. El Speaker se afana en pedirle al público que se quede para el aplauso final. Da los resultados. Dice que el próximo partido será el domingo a las cinco. La vida sigue.

En movimiento

Volar, viajar. Hoy estás aquí y mañana estar allí. Un tren sale de Barcelona a una velocidad constante de 80 kilómetros por hora y a la misma hora sale un tren de Madrid a 100 kilómetros por hora. En ese tren hay dos personas. Hemos dicho que hay un tren que sale de Barcelona únicamente para pasar el foco de atención de un sitio al otro. Como cuando el Antoñito contaba aquello del balón. Desde que no me lees, no sé si repito las cosas o no. Creo que escribo bastante peor, con menos gracia. Esforzándome mucho menos. El Antoñito contaba que en un partido él era capaz de poner la pelota de aquí hacia allí. Se señalaba el pie, con la mano abierta como para que le cupiera el balón de fútbol sala y lo dirigía hacia el infinito. Estoy convencido de que he contado esto antes y aquí. Seguro. El otro día volví a acordarme de aquello, y de un combate de boxeo a las dos de la mañana. El tren de Madrid transporta a dos personas. Un poco como el tren aquel que llevaba a Lenin hacia Rusia, atravesando Alemania, sin parar, sin comunicarse con nadie. Esas dos personas llevan encima muchas carpetas con papeles y van repasando el contenido de las mismas, pensando que el mañana les espera, que el futuro es suyo, que hay un por delante amplio y extenso. Hay un camino que ha transitado la humanidad durante siglos y siglos, pero que esos niñatos de la ciudad consideran que es impracticable. Una auténtica vergüenza. En esas carpetas se encuentra la solución, cómo deshacer el entuerto. Ninguno de los dos sabe que ese tren va a estrellarse con el otro tren que viene de Barcelona. Ese tren es peor que el otro tren, porque en ese tren no viene nadie. Es un tren que ha salido antes por orden de alguien que todos conocemos para que se estrelle contra el tren que viene de Madrid. Uno de los que viaja en el tren de Madrid soy yo. Ya os figuraréis cómo termina la historia. Yo me salvo y me caso con la chica. La otra persona que viene conmigo muere espantosamente. Ambos estamos comentando cómo resolver el problema del camino intransitable. Del camino estrecho y bacheado que ha sido la pista por la que han corrido millones de personas y que ahora necesita adecuarse a los nuevos tiempos que demandan esas personas que vienen de Pollolandia y que claman al cielo porque no pueden vivir así, en esas condiciones. No llegamos a ningún acuerdo, porque el tren, a la altura de los Monegros, pasado Zaragoza, se estrella. Zaragoza. Faragofa. Es justo cuando le estoy contando a la otra persona que Matías Prats padre, que era cordobés, no podía decir Zaragoza porque le salía Saragosa y tenía que decir Faragofa y nadie se daba cuenta. No he dicho que eso pasaba durante las retransmisiones radiofónicas. Ahí nos estrellamos. Dicen que cuando te salvas, cambias. Como esa gente que se encuentra con Jesús. He puesto cosas del Barça por la casa. El Antoñito lo tenía todo forrado del Real Madrid. Desde que no te lees esto, da igual un poco todo.

jueves, 9 de febrero de 2017

Manifestación contra la estafa eléctrica a) y b). El orden de las cosas.


¿No han notado que hoy estaba todo un poco raro? ¿Como del revés? ¿Como patas arriba? ¿Como qu el orden no es el mismo? Tanto es así que, me he visto obligado a averiguar y finalmente, he sabido qué pasó. Y sin haber estado, me hago una idea. 
Ayer tuvo lugar una manifestación en Santa Coloma para seguir protestando por la estafa eléctrica. a) convocada por la Favgram y Confavc. b) convocada por l'Assemblea d'Aturats. No por este orden de importancia. Por la subida abusiva de precios justo cuando más frío hace. Para protestar por los cortes de luz en barrios enteros, justo cuando más frío hace. Para protestar por que no retiran los palos de la luz. Para protestar contra un sistema, oh, injusto. Usted, usted a lo mejor fue a protestar por todo esto y se conforma con protestar. Yo ni siquiera fui. Nos ponemos detrás de la pancarta. Cogemos el micrófono y decimos que estamos protestando y le vamos a decir a las compañías eléctricas que a ver si cumplen con los protocolos. Contra la estafa eléctrica a) o bien elige usted la opción b) la opción de protestar contra la estafa eléctrica y exigir que los representantes públicos, el Ajuntament, el de Santa Coloma porque el de Badalona ya lo hace, enseñe un poco la patita y asuste de alguna manera a las compañías eléctricas. Sancionando, amenazando con no pagar las facturas, buscando otras compañías que no sean tan piratas. Cosas así. 
A) y b). Ayer coincidieron en Santa Coloma las dos manifestaciones, los dos tipos de reivindicaciones. Y por primera vez en mucho tiempo, una no fue comparsa de la otra. Por primera vez, no todo se limitó a hacer de claca de lo que la Alcaldesa o el Alcalde de turno tuviese a bien encarnar. 
Como voy mucho a la Biblioteca, leo. La revista Historia y Vida dedica muchas páginas a Fernando VII. Fernando VII, cuando llegó a España de su retiro en Francia, dijo lo siguiente 'Marchemos francamente, y yo el primero, por la senda constitucional'. Y todos dijeron, ole el rey. Y luego el rey, tururú. Ni senda constitucional ni ostias. Los últimos días, al hilo de la manifestación convocada en primera instancia hace unos ídem por la Assemblea d'Aturats, habían sido prolijos en cantos por la unidad por parte de la Favgram, del PSC y del Equipo de Gobierno. Vayamos juntos de la mano, unidos, para reclamar ante... pero ya no cuela. La oposición de izquierdas en el Ajuntament, desde Gent y Podem (SOM) a ICV-EUiA, pasando por ERC, hicieron suya la protesta, no simplemente por la unidad y para que Endesa sea buena con Santa Coloma, sino para señalar la importancia de las puertas giratorias, la presencia de políticos de PP y PSOE (y la antigua CiU) en los consejos de administración, en las decisiones políticas de los partidos para favorecer siempre a los mismos. Para exigir que nos dejemos de buenas palabras y pasemos a la acción. 
Voluntad política. De nada sirven los brindis al sol, los retratos tenebrosos, descubrir que el sistema es malo, si no hacemos nada para intentar cambiar las cosas. La unidad, reclamada también desde algunos medios, para no hacer nada más que lo que se ha hecho siempre, ya no cuela. La unidad para seguir promocionando la imagen revolucionaria de nuestra alcaldesa, casi que ya no. 
Así, ayer las formaciones políticas de diverso cuño, consiguieron congregar nada menos que a casi 500 personas. El día anterior, con el veterano Fermín Chueco, discutíamos sobre las movilizaciones, la ausencia de gente, el eterno quejiquismo. Y sin embargo, ayer, vean las fotos, incluso vean la noticia en la cobertura impecable de TV3, hubo bastante gente. Cosa que invita al optimismo. 500 personas no serán muchas, pero el runrún... en las calles. En las plazas. Algo pasa. 
Desde la Plaça de la Vila, acompañados por los tambores que amenizan las manis cuando hay ganas de generar ambiente, fueron marchando hasta el Fondo. Una vez allí, Carlos Rosales, cogió el micro y hizo una intervención para cerrar la manifestación que él recordará y los demás le recordarán. Como no fui, no sé lo que dijo. Pero dicen que lo puso todo patas arriba. 
¿No lo notan? Eso fue.
Está todo patas arriba. Una maleta radioactiva y la necesidad imperiosa de pasar a otra cosa. Pasar página. Solo un día después. 
Dentro de nada, un nuevo proyecto, una nueva hazaña. Lo que sea, pero que no se note que la calle ya no tiene un solo dueño. Que la gente gana la calle. Que si hay que cambiar las cosas no podemos ir detrás de quien no trabaja por ello. 
Como no estuve, no puedo ir mucho más allá. Pero este puede ser el inicio de una gran amistad.  

miércoles, 8 de febrero de 2017

Memorias de un aguantador de puertas.

Recurrimos ahora a un archivo de historias recopiladas por Jofita Valdibeñas, en el que diversos personajes más o menos oscuros reivindican su valía y su posición en el mundo, un mundo pasado. El Archivo tiene el rimbombante nombre de 'Archivo General de Gentes que fueron Mucho y Más'. Otro día, ya pondremos otra cosa.
'No hace falta que me pregunten, porque nadie me pregunta, porque saben que cuando yo aguantaba la puerta, la puerta no estaba mejor aguantada. Y nadie me pregunta por mi labor en aquellos tiempos, porque todo el mundo sabe que desde que yo no aguanto aquella puerta, esa puerta está ahora al albur de cualquiera que quiera abrirla o cerrarla. Y no me pregunta nadie por mi tarea, porque saben que desde que yo me fui, nada ha sido igual. Y ahora, cuando pasa por esa puerta, se encuentra con dificultades sin cuento, con gente que no quiere abrir la puerta, con gente que busca continuamente una y mil argucias para que la puerta no se abra, como yo la abría, siempre. Y he dicho que me fui y no me fui, que ese es otro tema del que me gustaría hablar luego, cuando haya acabado de exponer mis méritos. Yo, que cuando llegué desconfiaba de mis condiciones para ocupar el cargo, al poco descubrí que, contra todo pronóstico, era el mejor. Y quizás el calificativo es algo rimbombante, que me da igual, porque si no me lo digo yo no me lo va a decir nadie, yo digo que era necesario. Era necesario porque hasta entonces había habido otros que aguantaban las puertas, decían que habían aguantado las puertas toda la vida y habían ejercido de hecho un monopolio sobre ello. Decían que ellos sabían, apelaban a aguantadores de puertas que se habían ganado su reconocimiento, y hasta que no llegué yo... yo vi su mirada. Yo vi y sentí su mirada cuando abría la puerta como nadie la ha abierto a su paso nunca más. Y cómo la aguantaba. Y me daba igual si me criticaban y me decían que aguantar las puertas no tenía mérito o que ella podía aguantarse las puertas sola. Yo era el que aguantaba las puertas y si no me llegan a hacer la jugada aquella que me hicieron, aún estaría allí, aguantando las puertas para que pasara. Aún hoy, en mi casa, me encuentro a veces con alguna puerta y la aguanto con el anhelo de que, algún día, volveré a aguantar las puertas como antes. Antes, yo antes, cuando aguantaba las puertas, recuerdo que la puerta parecía más nueva, más bonita, más mejor. Y no era fácil aguantar la puerta. Los que estuvieron antes que yo, madre mía, qué pisto se daban y muchas veces la puerta se les cerraba, incluso hubo alguno que llegó a perder la puerta. Bueno, no quiero hablar mucho de eso, quiero decir que aguantar las puertas no es ningún desdoro, no supone ningún menoscabo en mi persona. Que muy gustosamente volvería a aguantar las puertas cuando fuera necesario y sentir, de nuevo, por un instante, esa mirada. Lo recuerdo cada día. Yo, allí, firme, viendo pasar, sujetando la puerta. Pase. Explicándole a todo el mundo que aguantar las puertas no era fácil. Que era necesario. Que era por el bien de todos. Hasta que me dijeron que ya me podía ir. Que la verdad es que nunca había habido nadie que hubiera necesitado que le aguantaran las puertas Que me lo había inventado. Que no se necesitaban esos supuestos servicios que estaba yo prestando. Y me tuve que ir. Y yo aguantaba las puertas como nadie las ha aguantado. Y lo volvería a hacer. Porque aguantar puertas es necesario. El progreso humano. Es necesario que alguien aguante las puertas. Si no llega a ser por que yo aguantaba las puertas. Y me dijeron que no. Y me tuve que ir. Que me echaron. Nadie me pregunta pero es porque saben que...'