miércoles, 31 de diciembre de 2014

Miscelánea - Enjoy yourself

Nuevamente vienen los hermanos Molinaguer a amenizar la velada con su ronda de youtubes de las fiestas. Efectivamente, somos los brasas que dedicamos buena parte de la nochevieja a poner vídeos para demostrar lo mucho que sabemos de música y lo bien que nos conocemos... empecemos. La noche empieza siempre en la ducha con los Specials a toda ostia recordándome que es más tarde de lo que creo. Que hay que disfrutar y que el tiempo se echa encima. Creo que dicen eso. Igual dicen que me tengo que formar, que me tengo que instruir, que aproveche el tiempo, en definitiva. De eso se trata, año tras año. Aprovechar el tiempo. Adquiere conocimiento, sabiduría y entendimiento. Ve a la escuela, entiende las reglas y no seas un mierda. Los Specials en directo en Japón, es más buena y más movida la versión en disco, te hace moverte más. Se trata de eso. De empezar con ganas la noche, que no decaiga. Aprovecha el tiempo, copón.
https://www.youtube.com/watch?v=t2fupqLdYZw

No puede faltar jamás una canción de Rafaella Carrá. Otros pondrán Fiesta, o la de para hacer el amor... no son canciones. Son sucedáneos de la canción. La única canción de Rafaella Carrá que puede sonar en una Ronda Youtube como dios manda. Rumore. El vídeo es indiferente, pero por favor, uno en el que salga ella cantando y bailando. Cuore, bate il cuore. Rumore, la canción que hace feliz a los jevis, a los punkis, a los amantes del progresivo, a los simples dilettantes de la canción ligera. Rafaella Carrá, elemento insustituible para que los invitados no están ante unos frikis que van de epatantes. No, somos personas normales. En una Ronda Youtube de nochevieja no vale hacerse el listo y poner cosas noruegas muy molonguis si no las va a conocer nadie. En una Ronda Youtube hay que conseguir que la tropa se mueva. No mi sento sicura, sicura, mai. Dios, qué mujer.
https://www.youtube.com/watch?v=61zXKspRqDI

Esta canción puede catalogarse entre las que nadie discute y aquellas que la gente pone mohín de disgusto. Ya que vas a poner una canción de Donna Summer, coño, pon... pues no. Se pone siempre y se pondrá siempre por los siglos de los siglos que han sido y que serán, I feel love. No hay más. No puede ser de otra manera. I feel love. Porque somos personas. Porque somos personas que queremos a las personas y que de vez en cuando, somos afortunados con sentir el amor de las personas. Donna Summer desplegando sus brazacos y acogiéndonos en su seno para darnos todo el amor que tiene. No intenten hacer los falsetes. Griten como si les fuera la vida en ello. I feel Love. Y querrán además a Giorgio Moroder toda la vida. Moroder para siempre.
https://www.youtube.com/watch?v=C2q2bis6eLE

Seguro que me voy a dejar más de una. Material patrio. Una de Raphael. Y como siempre, si se tiene que poner una de Raphael, en durísima pelea con Como yo te amo, que es menos de bailar y por eso siempre se queda en la cuneta, aunque luego aparezca en los bises y siempre y cuando las normas permitan repetir artista o bien haya un listo que la ponga como si fuera de Rocío Jurado... en fin, que hay que poner Estuve enamorado. De ti. Sin tilde en la i. Una de las antiguas de Raphael. Puede que Mi gran noche también esté en la terna, pero seamos sinceros, no se puede estar a todo. Estuve enamorado se canta sola. Se canta casi sin ganas. No hay que poner mucha cosa para que todo rule. Raphael ya lo hace por nosotros, él solo ya pone todo el entusiasmo. La letra duele. Camisa roja y saltironets.
https://www.youtube.com/watch?v=MaApo5E_tWw

Una de Brasil siempre tiene que caer. Y tiene que caer una que demuestre un poquito lo raritos que somos y luego que sea suficientemente digerible para que la gente pueda bailar. Así que siempre ponemos en cualquier circunstancia Minha Menina de Os mutantes y a bailar. Con ese pedazo de Jorge Ben. Porque son Os Mutantes y también es Jorge Ben. Y Os Mutantes son muy peligrosos, pero si entramos en la droga dura de Jorge Ben... no saldríamos de casa en toda la noche y hay que salir luego a ver qué se cuece por las calles de la ciudad que está al lado de la ciudad condal. Os Mutantes y Minha Menina es una canción tan buena que uno... llora. Yo hace tiempo que ya no canto. Simplemente me decido por los coros. Porque en los coros está la esencia de la música. De todos los tiempos. Sólo unos cuantos lo sabemos. A bailar.
https://www.youtube.com/watch?v=SEpSFOibJho

Nos queda sólo una, que no se trata de hacer todo el trabajo. Algo de iniciativa para los demás. No sé realmente qué poner cómo última canción. Al final siempre acaba uno poniendo canciones que no tienen que ver con el objetivo primero y chafando la fiesta y nos vamos a santacolomear con cara de, todos los años lo mismo. Vamos a intentar irnos con la cabeza alta. Vamos a irnos con los imperecederos Hidrogenesse... no. Nos vamos a ir con Astrud, con el mitiquísimo tú y yo a la fiesta, tú y yo, toda la noche. Una canción que no es suya ni puñetera falta que les hace. Con ese Manolo con esas manos en los bolsillos, como un campeón. Esa es la actitud. Si señor. El compañero Manolo. Y el mago Genís con su pinta de antes de. Tú y yo a la fiesta. Toda la fiesta. Es tan grande Genís en este vídeo.... en fin. Ya me quedo yo con la broma.
https://www.youtube.com/watch?v=WEE4wZcp59I

Y nada más. Que tengan todos ustedes una feliz entrada de año, despedida de este, como se diga. Disfruten, que es más tarde de lo que pensamos.

martes, 30 de diciembre de 2014

Los Libros de 2014

El repaso anual de los libros que he leído. Este presuntuoso espacio se debe a un reto que un redactor de La Página Definitiva se propuso hace unos años, leer unos 50 libros y comentarlos a final de curso. Bien, he intentado cumplir este reto en la medida de mis posibilidades y algún año he llegado a superar los 30 libros, si no recuerdo mal. Ya el año pasado hubo un descenso sensible en el volumen de lectura, pero este año ha sido escandaloso. Oprobio y vergüenza. No es cierto. Si no he leído más durante buena parte del año ha sido porque no ha podido ser. ¿Es mejor leer mucho o vivir? Elijan ustedes la respuesta.
1- Joseph Roth - La llegenda del Sant Bevedor. Un libro precioso. Austrohúngaro. Un borrachín de origen centroeuropeo en París, que no tiene nada, se encuentra milagrosamente con una cantidad de dinero que emplea en seguir bebiendo y viviendo a pecho descubierto. Las consecuencias son nefastas pero que le quiten lo bailao. Me da la sensación de que hace mil años que leí este libro.
2- Sergi Pàmies - Cançons d'amor i de pluja. Un libro de cuentos de Pàmies nunca defrauda. Tendrá cuentos que no y otros que sí. Hay cuentos con referencias a historias de su propia familia. Recuerdo un cuento en el que dice que uno de sus tíos era un figura, un crack, un dandy y que era del Athletic de Bilbao y que muere en la Guerra Civil por una tontería. Siempre es un valor seguro Pàmies.
3- CK. Chesterton - Cómo escribir relatos policiales. De este libro tengo un recuerdo vago. Se trata de un compendio de diversos artículos y ensayos de Chesterton sobre la novela policíaca y detectivesca. Con muchas referencias tanto a sus obras, de las que he leído más bien pocas o ninguna. ¿El hombre que fue Jueves? Creo que la empecé. Sea como sea, el libro está bien para conocer qué piensa un escritor sobre lo que escribe y porqué lo escribe. Ya es algo.
4- Stefan Zweig - El mundo de ayer. Memorias de un europeo. Uno de los libros del año y quizás de la vida. Los que me conocen ya saben que le tengo mucha fe a Zweig, a sus biografías sobre todo y a todo lo que escriba, en general. En este caso es su propia autobiografía, con reflexiones sobre la Europa de finales del XIX y principios del XX, con los dramas que suponen para él la Primera Guerra Mundial y el inicio de la Segunda. Un libro para enmarcar, para tenerlo en casa. Porque este buen señor podría no ser de los míos, pero yo quisiera parecerme a él un poquito al menos. Alguien que quiere a la gente y que quiere que viva tranquila, digna y en paz. Nada menos. No lo consiguió.
5- Javier Tomeo - El cantor de Boleros. Marina me recomendó a Javier Tomeo. Me recomendó otro libro, pero no encontré el ejemplar en la Biblioteca y empecé por este. Es una historia un tanto tristona, también. De barrio, con algo de fantasía o de misterio. Me gustó, pero no seguí leyendo cosas de Tomeo. Un chico vive sólo, no parece estar muy bien, le van tomando el pelo, en fin.
6- George Simenon - La noche en la encrucijada. Sólo dos libros de Simenon en un año. Así estamos. Este libro lo protagoniza de nuevo Maigret. Un crimen en un lugar solitario, por el que pasan unos cuantos coches y que habitan personajes que no parecen tener relación entre sí y al final están más liados que... Lo mismo de siempre con Simenon. Las personas por un duro o por una locura de amor, somos capaces de caer hasta el mismo infierno.
7- Ricardo Piglia - La invasión. Primer libro de Piglia que me leía y me gustó mucho. Pero mucho de verdad. Porque tenía de todo lo que me gusta. Historia argentina del siglo XIX, rollo peronista, Buenos Aires y la gente rara que puede aparecer en un libro sobre Buenos Aires y sobre Argentina. Pero ahí me quedé. No he seguido adelante. Sé que en este libro aparece un personaje que luego protagoniza una serie de novelas. Pero no he podido leer más.
8- Lev Tolstoi - Felicitat Conjugal. El diable. Estoy fatal. Ayer estaba pensando en este libro y pensaba que era de Turgeniev. Libro cortito con dos cuentos. Uno en el que una chica joven se casa con un señor mayor. Todo tiene pinta de que va a ir muy bien, pero ya sabemos que no va a ser posible, porque cómo va a ir bien. No recuerdo cómo acaba. El diable es la historia de enamoramiento de un petimetre con una sirvienta que le pone malísimo desde siempre. La cosa acaba mal. ¿Porqué se me ha metido en la cabeza que este libro era de Turgeniev? ¿De Turgeniev sólo leí algo el año pasado? De verdad, qué cabeza más mala.
9- Adrian Goldsworthy - Julio César. La biografía definitiva. Bueno, otro de esos libros que te dan para casi medio año. Repasando, quizás pensarán que claro, leyendo según que libros, debe ocuparle a uno prácticamente la vida terminarlos. No es verdad. Se tarda, se van leyendo, pero no es tan grave. No hay excusa. Biografía exhaustiva sobre Julio César. Cómo se construye un personaje, cómo va ocupando espacios de poder, cómo está a punto de ser lo que fueron otros, pero no le dejan. Porque lo matan. Fin. Lo normal, mientras estabas leyendo este libro, sólo hablabas de César. Cuando me leí el de la Segunda Guerra Mundial, pues lo mismo. Así son las cosas.
10- Graham Greene - El nostre home a l'Havana. Este libro lo tiene en casa todo el mundo. Yo lo tengo en una de esas ediciones de bolsillo del año catapún que me dejó un señor que venía a rehabilitación de la rodilla y al que le sobraban en casa. Como uno es un prejuicioso, pensaba que Graham Greene escribía novelas de intriga, de espías, con tufillo anticomunista. Pues no, este libro es muy divertido y deja igual de mal a unos que a los otros. A los suyos no los pone muy bien. Unos tontainas de tomo y lomo. Un vendedor de electrodomésticos pasa a convertirse en agente secreto por unas cuantas libras y se mete en un lío de mil demonios, claro. Pero él no tiene la culpa, que son los de arriba, que están como cafeteras.
11- Emmanuel Carrere - Limonov. Otro libro. Este también tuvo su miga. Limonov, personajazo. Ruso nacionalbolchevique. Empiezas a leer y descubres a muchos Limonov posibles a tu alrededor. Mucho héroe de la clase obrera, mucho intelectual hecho cisco del tarro, mucho revolucionario de los alardes. Pero como Limonov, pocos. La biografía de Eduard Limonov, desde su infancia soviética, hasta su vida lamentable en América, su estrellato como zumbado ruso oficial y su pequeño ocaso y autoparodia de sí mismo. Gente abollada. Me acuerdo tanto de tanta gente...
12- Francisco González Ledesma - Las calles de nuestros padres. A González Ledesma le descubrí el año pasado y me gustó mucho. Barcelona. Postguerra. Etc. Pero no ha ido posible ir a más. Este libro es muy entretenido. Un asesinato, las conexiones entre el lumpen y las clases altas barcelonesas, el policía Méndez y su cara de reptil. Policías, periodistas, empresarios, hijos de papá, buscavidas, etc. Están ahí y mejor no tenerlos demasiado cerca. Y son los que mandan.
13- David Byrne - Cómo funciona la música. Este libro me lo regalaron para mi cumpleaños. La San. Qué libro tan bueno. David Byrne, líder de los Talking Heads, explica en este libro cosas sobre la música muy básicas. Dónde escucharla, porqué la escuchamos así o así, porqué se hace música, qué es la música, cómo funciona un grupo, qué hacer en un escenario, y un sinfín de cosas, a veces más técnicas otras veces más de cajón, que hacen de este libro una lectura obligatoria para los que quieran decir 'pues esto es mono, o esto es estéreo', y que te miren como si fueras Einstein. Qué pena.
14- George Simenon - El puerto de las brumas. El segundo libro de Simenon creo que me lo iba leyendo en el pueblo. No recuerdo nada más. Un tío en un barco, una especie de contrabando, algo. No me acuerdo de nada de este libro. Me parece que es también un libro de Maigret. Si, como siempre es el norte de Francia, mucho frío, las brumas, etc. De eso me acuerdo. Pero no del qué.
15- Antony Beevor - La Segunda Guerra Mundial. El libro gordo de Petete. Más de mil y pico páginas con todo lo que pasó en la Segunda Guerra Mundial. Prácticamente todo. O casi todo. No sé. El caso es que ir narrando batallón a batallón las batallas, los desplazamientos, las tácticas, los problemas, los cómos y los porqués de la Segunda Guerra Mundial, a veces puede resultar un poco pesado. Con el paso del tiempo no le he ido guardando demasiada simpatía al libro, no sé. Como si hubiera sido demasiado trabajoso al final terminarlo. Como si acabar el libro ya hubiera sido una cosa obligatoria más allá del placer de la lectura. Tiene anécdotas y situaciones y reflexiones muy buenas, pero ya digo, al final, estás un poco agobiado con el tema.
16- Lleó Tolstoi - La sonata a Kreutzer. Libro maquillaje. Este libro me lo terminé ayer. Libro cortito de Tolstoi en el que incide otra vez sobre las relaciones conyugales y de pareja. Un señor en un tren se mete en una conversación sobre el amor y los matrimonios de conveniencia. Termina contando su propia historia. La historia tiene miga. Un vivalavirgen se casa con una chica que le gusta pero que no le gusta tanto como parecía y están todo el día de bulla hasta que entra en escena un músico y ya se imaginan cómo sigue la cosa. Pero mal.

Y eso es todo. Habrá a quien le parezca mucho y otros que verán que es poco. Yo creo que es poco. Ahora, no ha habido ni uno malo.

lunes, 29 de diciembre de 2014

Baal

En las estrellas. Allí tampoco se encontraba la respuesta. Bajé a la calle y alguien lo había cambiado todo de sitio. Para empezar yo no tenía porqué bajar a la calle, porque vivía a pie de pista, en primera fila y me encontré bajando unas escaleras que me llevaron a un portal que no era el mío. Empujé hacia dentro y se abría hacia afuera. No me metí en el bar de siempre porque al abrir la puerta de mi casa ya estaba en el bar y tampoco era lo mismo. Estaba en otro bar, aunque los camareros fueran los mismos de toda la vida. Todo había cambiado. No me hizo falta encontrar sitio en la barra porque me invitaron a sentarme unos trabajadores de la brigada que estaban desayunando y sin tener que pedir me trajeron un café con leche y un bocadillo pequeño de queso. Era como siempre o era diferente. Cuando acabé no recuerdo si pagué o me invitaron. Salí y no sabía si tenía que ir a algún sitio, pero antes de que me diera tiempo a pensar nada ya estaba camino de un lugar al que tenía que llegar a toda prisa. Ya iba tarde, me iban a meter un paquete que me iba a cagar. Seguro que lo estaba echando todo a perder por no tener claro a dónde ir. Estuve trabajando delante de un ordenador que tenía un sistema operativo completamente nuevo para mí y que sin embargo manejaba con soltura. Durante muchas horas conseguí olvidarme de todo. Esa era la respuesta. Todo era diferente porque estaba olvidándome. Creía estar contento volviendo en autobús a casa cuando me di cuenta de nuevo de que no estaba yendo a casa y que estaba caminando por una calle mojada y no había llovido. La calle estaba como recién hecha. Como recién pavimentada. Alguien a lo lejos me hizo señas con la mano. Era Baal.
En las estrellas. No miré a las estrellas durante todo el día. Había conseguido olvidarme de buscar la respuesta. Y allí estaba Baal. No era nadie. No me estaba haciendo señas. Simplemente brillaba en el suelo y esa era la señal. Y no me hizo falta que me lo dijera.
- Oh, Baal. Cuando el mundo cree que tiene que creer eres tú el que hace creer o descree. Oh Baal. Si yo pienso y si yo siento y si yo estoy, no es verdad. Eres tú. Oh Baal. Qué importa que yo haga o que yo diga o que yo piense o que se cambie todo de color o que las mesas se dispongan de otra manera o que me afeite o que el trayecto lo haga feliz o disperso. Eres tú, oh Baal, el centro de todo y todo. No hace falta que me digas nada, Baal, Si esta es la respuesta, si alguna vez hice alguna pregunta, si me interesa conocerla, en ti está el misterio.
Y dijo Baal:
- Mortal, vives demasiado pendiente del brillo, de las cosas, de cómo están y a qué responden. Cierra los ojos, ya no hay cosas, nada brilla, da igual.

viernes, 26 de diciembre de 2014

Miscelánea

Las tradiciones son para mantenerlas. Soy una persona muy tradicional, muy de hacer siempre lo mismo. 26 de diciembre, día de San Esteban, Saint Stephen. Hay que escuchar la canción de Grateful Dead. Por narices. Si no, el día no está completo. El día ya viene bien servido de cosas y de momentos que recordar, pero la tradición es la que es. Saint Stephen aparece en el Live Dead, pero es una canción anterior. Aquí escucharemos hoy la versión en estudio. Es una canción tan bonita y tan rara que no se cansa uno jamás de escucharla. En directo es más salvaje, pero esta la verdad es que no desmerece. Saint Stephen con la rosa. Esos dos baterías compitiendo por ver quién hace más ruido. Saint Stephen, la tradición. No nos ha dado tiempo a escuchar el disco entero, pero ya hemos cumplido.
https://www.youtube.com/watch?v=Xa8ImA_wSKI

Tradición. Hoy es el cumpleaños de la señorita Mari Pepa Vives, de Matilda Parker, de la persona más mala del mundo. De un ser humano espantoso. De lo peor que puede uno echarse a la cara. Pero los peores seres vivos también tienen derecho a cumplir años. No es que tengan derecho o no, es que es algo físico, es el tiempo que pasa y que coinciden las fechas. Nada más. No tiene más. A la señorita Matilda Parker le gusta mucho Rachid Taha, porque, como digo, a la gente mala le gusta la gente mala. Sólo somos unos pocos buenos a los que nos gusta también lo malo. Lo oscuro. De Rachid Taha nos gustan casi todas las canciones, pero con Matilda Parker nos entusiasma interpretar como si nos fuera la vida Habina. No os acordáis, pero aquel día en las fiestas de Santaco bailando Habina, fue un día glorioso. Aquí vemos a Rachid Taha en mitad del éxtasis interpretando Habina con todo su arte en el festival de Montreaux. Niños, no hagan esto en sus casas. Ganas de bailar Habina con la persona más mala del mundo otra vez.
https://www.youtube.com/watch?v=aAwLeHEa7qA

Peticiones del oyente. Se ha muerto Joe Cocker y me dicen que ya que eso, que podría poner la de You're so beautiful. Y sus deseos son órdenes. Joe Cocker tiene canciones. El otro día, hicieron un especial en la radio y se destaparon con unos temazos bastante importantes. Con la versión de los Beatles, quizás ya hubiéramos tenido bastante, pero no, tiene más. La del streptease, la de... bueno, quizás no son tantas. De Joe Cocker se dice que era un poquito de derechas, no sé dónde lo escuché. Y que como persona era bastante difícil de llevar. No compuso nada, sólo interpretaba. Bueno, escuchen la canción y luego valoren. Eres tan bonita. Eres tan guapa. Así se me pasan los días a mí últimamente. Y no me da demasiada vergüenza. El vídeo sí que es un poco ñoño, más que nada porque no he encontrado ninguno mejor. Uf, es que el vídeo es muy ñoño, de verdad. Y qué más da, cierren los ojos, piensen en... y que le den al vídeo.
https://www.youtube.com/watch?v=spsVigJCvNU

Hay una canción que me tiene enganchado estos días y que es más simple que un zapato. Qué puedes esperar de mí si yo solo puedo estar pegado a ti. La típica canción de los Planetas a la que no das ninguna importancia hasta que te das cuenta de que no dejas de tararearla, de tenerla en la cabeza, de dar vueltas en la cama con esta canción. Es de las canciones antiguas de Los Planetas, de cuando éramos jóvenes. Creo que es del Super 8, esta canción. Seguro que me equivoco, porque yo de los Planetas, como saben, soy muy fan y muy así, pero no controlo las canciones con los discos. Es raro, porque mira que soy yo cositas para esto, pero con Los Planetas por una cosa o por otra, no consigo hacerme con el repertorio en serio. Cómo le cambia la voz a Jota en esta canción, si parece que canta otro y todo. Pero no han dicho otra como esta. Qué puedes esperar de mi, si yo solo puedo estar pegado a ti.
https://www.youtube.com/watch?v=7R6W9XidLY8

El otro día escuché una canción muy chula de un grupo que he descubierto que se llama Tiger and Milk. No encuentro la canción. Creo que se llama Dicen de ti, y tiene una letra que es un partidón de reir. No la encuentro. No la tienen colgada en ningún sitio parece. Es un grupo así de esos simples, que hacen una música sencilla y agradable, sin estridencias, y que de repente se desmarcan con un 'mira que hijadeputa', 'mira que mala amiga', que te deja seco. Tiger and Milk deben deberle el nombre a Belle and Sebastian, que tenían un disco que se llamaba Tiger Milk, creo. Han sacado nuevo disco los de Belle and Sebastian. Tienen canciones así como disco que al principio te chocan un poco, pero que luego molan. Mucho. Esta es la primera, creo. The Party Line.
https://www.youtube.com/watch?v=3vS1Hf3CVGs

Canciones de Paul Maccartney, canciones de John Lennon, canciones de Marvin Gaye, historias sobre música, sobre canciones, sobre composiciones, taladrar a la gente con una canción que dices que tienes en la cabeza, hablar de música. Hablar de música, contar cosas sobre canciones que son plagios de otras canciones. Canciones que son básicas, canciones que cómo no vas a conocer, canciones y grupos, no conozco a todos los grupos y todas las canciones, no me gusta toda la música, no me gustan todas las canciones, tienes canciones de estas, qué canciones son estas, tengo todo lo que tú quieras. Mr Sandman, por ejemplo. O la de los Chiffons. La de los Chiffons, por no poner la de Mr Sandman, que es demasiado bonita. Como quien yo me sé. Pondremos la de los Chiffons, la canción de la discordia. She's so fine. Qué bonita es. ¿Verdad George Harrison?
https://www.youtube.com/watch?v=5vQEy3J_DOQ

Y nada. Que es la hora de comer. Que tengan un buen día de Saint Stephen y que todo sea cuesta abajo durante estos días. Saluden si me ven.

martes, 23 de diciembre de 2014

Una crónica del #plegramenet. Solo no puedes, con amigos sí.

Con ayuda de mis amigos. Joe Cocker ha pasado a mejor vida. Tenía algunas canciones buenas, otras muy buenas y tenía fama también de ser más de derechas que el palo de la bandera. Hasta esta mañana no me he enterado de que había muerto. No pillo las indirectas. Veo a la gente comentar cosas así abstractas sobre Joe Cocker y digo, pues no está mal tirada esa, o, mira qué bien que sabe de música el otro... y ya al cabo de mucho, mucho rato, atas cabos y...
Por comenzar por algún sitio diré que el pleno empieza antes del pleno con la observación habitual en el Xòcala. Casta. Soy casta. Voy al Xòcala a tomarme un cortado. Allí, un colega me dice... '¿vas al pleno? ¿para qué?'. Decir que voy para escribir luego una crónica suena muy presuntuoso, así que lo dejo en un 'bueno, mejor que estar en otro sitio, ¿no?', medio cuela. Estaba hablando con el colega y no hacía más que mirar el reloj por si daban las siete y no estaba yo dentro. Quizás me quedase sin sitio. Había visto entrar al Goi con un grupo de gente y un grupo de gente, más otro grupo de gente... sin sitio. Pues no. Llegar y poder sentarte donde quieras. Mal augurio. Hoy no hay ambiente. Solo no puedes, con amigos sí. ¿Dónde escuché yo esta frase? Si, el otro día, en la Jornada Municipalista. Ahí la escuché. Esa y otras, ojo. Me vienen recuerdos.
El pleno empieza dando cuenta de acuerdos y decretos. Hoy está el ambiente flojo. No sólo entre el público, que hay media entradita, también entre los representantes de los distintos grupos políticos. Hay algunos de estos puntos que suscitan un pequeño debate entre Gent de Gramenet y el representante de la extrema derecha, entre el representante de la extrema derecha y él mismo, algunos tiritos de Gent de Gramenet hacia prácticas del pasado y tal, en fin. Los nuestros hablan poco o nada en esta primera parte. Carles Combarros, de CiU, por ejemplo, prácticamente no habla hasta el final del pleno. Como digo, poco ambientillo. Y mira que había temas importantes, qué digo, muy importantes para tratar y debatir, pero como que no hay ganas. No sé. O argumentos. Solo no puedes, con amigos sí. Estos puntos de decretos y acuerdos constan, por ejemplo, de la aprobación de un programa de ayuda a la alimentación infantil en los centros de educación infantil y primaria, continuidad de contratos, aprobar el acta de los premios Ciutat de Santa Coloma, modificar cosas, aprobar obras, etc. Como digo, en estos puntos puede suscitarse un debate cuando hay ganas de armarla, pero ayer no parecía el día. Y mira que hubo miradas que atravesaban la ozonosfera, pero nada más. Y mucho mejor.
Por quitárnoslo de encima pronto, decir que el representante de la extrema derecha estuvo muy perdido. Argumentos raros, más raros de lo normal y que no conseguían suscitar la atención del público. Nadie le hacía caso. Y si no le haces caso se pierde. Hubo una vez que citó a Venezuela ya buscando desesperadamente provocar y lo consiguió, pero muy poquito rato.
Vamos a lo gordo. Propuesta de aprobación de las ordenanzas fiscales y los precios públicos. Hay un pequeño debate, pero nada trascendente y pasamos a la Propuesta de aprobación inicial de los Presupuestos Generales del 2015. Aquí sí que hay algo más de tomate. Un momento. Que me he perdido hasta yo. ¿La intervención densa, oscura, impenetrable, del portavoz del PP local fue en Ordenanzas fiscales o fue en Presupuestos? Buena pregunta. Qué intervención. Necesitó dos turnos para acabarla. Y la conclusión fue... pues que no. Y que no sé si alguien se enteró de qué estaba diciendo. Es triste. Por nuestra parte, claro, que demostramos no tener ni ganas ni interés, porque es muy posible que la intervención fuera quizás la clave para el futuro de la ciudad, pero en fin. Lástima.
Antes de tratar el tema presupuestos, dos peticiones de palabra. Una, de la entidad Aupa'm, que ayuda a gente que lo pasa mal de verdad, para pedir un albergue para la gente que duerme en la calle. Es una intervención corta y sentida. Aplausos muy merecidos. El tema del albergue trae cola. Poner un albergue en Santa Coloma, para la gente que duerme en la calle, puede estigmatizar un barrio, eso deben pensar los que están en contra. A nadie le gustan los pobres. Pero es un tema que hay que tratar, porque se necesita. En la Jornada Municipalista, fue uno de los nuestros el que sacó el tema. y una enmienda de los nuestros en los pressupostos de la Generalitat también lo pide. Perdón por la cuña. Nosotros también tenemos derecho al marketing, también te lo digo ahora, cariño. Marketing. Podemos. Interviene también un representante de Podemos que en dos minutos, si no en un minuto pide presupuestos participativos y apoya a los de Aupa'm. Está allí un rato más mientras se debate la cosa y se marcha sin saber si sí o si no. Estelar. Fugaz. Como un arañazo en el sistema. Llego, la suelto y me voy. En el tema presupuestos Gent de Gramenet vuelve a introducir el tema de los presupuestos participativos y también la publicidad de los presupuestos, que no los ve nadie en ningún sitio. Sólo no puedes, con amigos sí. El PP dice eso de que hay que aliviar las cargas fiscales, que se introduzcan bonificaciones, que haya menos impuestos, que el dinero debe estar en el bolsillo de los ciudadanos y no... la murga liberal de siempre. Que fluya la pasta. Lídia Guinart del PSC, regidora de Hacienda, contesta a las distintas intervenciones. Que si tú baja el IVA, que si tú tal, que si tú (tu administración) me debes dinero de esto, que si aquellos no pagan, que si Gramepark... etc. Xavi Pujols de los nuestros nuestros, dice lo de la enmienda por el albergue, Raúl Moreno del PSC y regidor de Benestar Social habla sobre lo complicado que es esto del albergue. La alcaldesa Nuria Parlón también aprovecha para decir que ellos el año pasado...
Curiosamente, lo del albergue queda ahí. No sé. Como que ya el año que viene.
Propuesta de aprobación inicial del Reglamento de Participación Ciudadana. Ahora no sé si Gent dijo lo de la publicidad del presupuesto aquí o antes. Es lo que tiene no apuntar y ser una patraña de periodista. Que digo que tal es argentino y es uruguayo, por ejemplo. Sin documentarme. No me hagan mucho caso. Gent se abstiene, porque dice que llega tarde, que irá a un cajón, que de nuestro trabajo se aprovecharán los socialistas... que no. Lo de la extrema derecha que baje dios y lo vea. El PP dice que con ellos no han contado. Siscu Sànchez, que ha sido el encargado de presentar el tema, no entra al trapo menos con las cosas del PP que vaya con dios. Esta aprobación inicial, se aprueba, claro, pero como que eso, como que en estos tiempos de tanto alardear de participación y tal, nadie hace caso realmente de las propuestas de participación. Mira, te presento este proyecto, a ver qué te parece... 'sí, ahora, ahora ya no quiero'. Y así.
Los puntos 6, 7 y 8 tratan sobre modificaciones de urbanismo. El 9 habla sobre una modificación del PGM del recinto de Torribera y entorno por el tema de la Universidad. Gent habla de la Universidad mercantilizada, la extrema derecha del talento, el PP a favor. Yo que sé.
El punto siguiente es importante. Se presenta lo que se llama La Pinta Verda, un proyecto por el cual se reordenan los espacios verdes de nuestra ciudad para ganar espacio y hacer... vamos, que como tiene forma de peine... es decir, cojan un plano de Santa Coloma, pinten de verde las calles grandes que vayan al río Besós, pinten de verde el río Besós, ya está el plan. 'Tolya, eres un simplista del carajo y un tonto a las tres'. Bueno, pues será eso. Lo verde como bandera. Al menos en Can Zam se reordena espacio y se gana zona verde. Lo verde. Lo verde. Qué obsesión con lo verde últimamente. Una cosa...
Vamos que nos vamos. En este punto de la Pinta Verda, se suscita poco debate otra vez. Xavi Pujols habla de la participación para que la cosa avance. Unos se abstienen, otros se abstienen, en fin.
Mociones. Dos mociones nada más. Una presentada por los nuestros de ICV-EUiA, Gent, PSC y el apoyo de CiU que luego no queda claro si es apoyo o la presentan conjuntamente contra la Ley Mordaza. Ya saben. Salir a la calle a protestar se va a poner difícil. Molesta que la gente esté en la calle diciendo cuatro verdades. Es mejor debatir en la tele. Pues no nos van a callar. Xavi Pujols es quien lee la moción por nuestra parte. La moción la apoya también el representante de la extrema derecha con un delirante discurso sobre la disidencia que provoca indiferencia entre la gente que habitualmente está esperando sus palabras con ganas de jarana. Llega a citar a Huntington y a Toynbee. Yo que sé. El PP argumenta que hay cosas y cosas y que hay cosas... y que claro. Y que hay cosas en la ley que hasta nosotros votaríamos. Y que la ley... es que hay cosas. Se aprueba la moción.
Siguiente moción, que nos vamos. El PP la presenta para que se levante la incoación ¿? de expediente a aquellos medios que no pusieron el anuncio institucional sobre la consulta del 9N. Debate sobre la libertad de prensa con el PP, que minutos antes estaba a favor de restringir, ahora a favor de la libertad. Alexandra Sevilla, de los nuestros, hace una acertada intervención sobre la censura en medios donde el PP tiene el control, desde TVE a Badalona TV. La moción queda rechazada con los votos nuestros, de CiU, y de Gent. El PSC se abstiene porque en esto del 9N ellos como que no.
Y se acaba la cosa con unas preguntas y con los deseos de año nuevo y nadie se canta ni un villancico ni un nada.
Yo que sé. A ver el año que viene cómo se presenta. Con alegría, espero.
Sólo no puedes, con amigos sí.



lunes, 22 de diciembre de 2014

Un concierto de Javi Jareño. No me caigo bien, me caigo mal.

Santa Coloma no es tan grande. Tras un concierto hace mes y poco en el Auditori, el cantautor local Javi Jareño se arriesgaba con una nueva actuación en la misma ciudad, en este caso en el Teatre La Colmena. Yo conozco a Javi Jareño. Es de mi calle. Pero Javi Jareño no me conoce a mí. No tiene porqué. Los dos somos de la misma calle, casi de la misma edad, nos hemos cruzado dos millones de veces, pero jamás nos hemos saludado. Mis padres si conocen a los suyos, creo. Pero nosotros, ni un arqueo de cejas, ni un nada. Y no pasa nada, ojo. Que mi calle es muy larga y vive cantidad de gente y no por ello tenemos que estar con el pum de confeti cada vez que nos vemos.
No me gusta toda la música y los que pasan por este espacio lo saben. Voy muchas veces a conciertos de grupos o cantantes que no me gustan, bien por interés periodístico, curiosidad antropológica o porque el 'anda, vente', suele ganar. Fui al concierto de Javi Jareño porque ahora me estoy dedicando a la política y me tengo que dejar ver. Esta es una posible forma de verlo, también. Pero como no soy el único que hace estas cosas, pues se siente uno más arropado. Y yo iba con alguien a quien sí le gusta Javi Jareño, ojo, ya lo había visto más veces.
Antes de este concierto, no había escuchado nunca a Javi Jareño. Ni un cd, ni una actuación, nada. Sabía que es un cantautor, que tiene letras comprometidas con lo que viene aconteciendo y que también canta a las relaciones personales y demás. Tengo una sensibilidad nula hacia estas cosas. Pese a haberme criado escuchando a Paco Ibáñez, Víctor Jara... no hablemos de mí. No tengo sensibilidad para estas cosas. Un señor, con una guitarra, cantando muy sentidamente a la revolución, a la esperanza, a las mujeres, al mar de Cádiz y a mí me ocurre que no consigo meterme en el ambiente, en lo que cuenta, en lo que siente. Es como si no creyera que lo estuviera haciendo en serio. Yo también canto y hago canciones, muy malas, con un grupo. Y me pasa que cuando canto algo que es más 'profundo', tengo que poner voz de falsete o chillar o hacer el payaso para sentirme cómodo. No me caigo bien, me caigo mal. Mucha presentación para hacer la crónica, bien pareciera que me estoy justificando de algo.
El concierto empieza con una presentación a cargo de un amigo del cantante, que explica cómo se conocieron y a continuación lee un poema. El amigo es argentino, Carlos Lema, y su dicción y forma de contar es perfecta. Presenta y Javi Jareño no sale de detrás del escenario, si no de arriba, de las escaleras por las que entra el público. Tres cuartos de entrada. Entra Javi Jareño. Me saca una cabeza de alto, tiene presencia y entra decidido al escenario. Comienza el concierto.
La actuación consta de canciones propias de sus cuatro discos, con adaptaciones de poemas de otros, con versiones y con duetos junto a su padre y su hermana. Las versiones son de Triana, de Toti Soler y de Manolo García. De Triana adapta En el Lago, canción del primer disco de la banda sevillana. Al ser una versión acústica y uno estar acostumbrado a la versión 'de grupo', parece que pierde algo, pero es que la canción es tan buena, que da igual. De Toti Soler interpreta Liebeslied junto a su hermana, Laura Jareño, en catalán, una canción muy bonita, la verdad. Como esta canción no la conozco, pero sí que le tengo simpatía a Toti Soler, que tocó con Pau Riba, me gusta. Fíjense en qué parámetros me muevo. Lo conozco, me gusta, lo puedo relacionar con algo mío, me gusta. Así son las cosas. De Manolo García interpreta Pájaros de barro. Ahí ya no. El público se desvive con la canción, todo el mundo la canta y hay quorum. No puedo con Manolo García y mucho menos con los Pájaros de Barro. Le dedica la canción a la alcaldesa, a Nuria, sin decir que es la alcaldesa. Ella está presente entre el público. Esas son las versiones.
El capítulo de duetos es el que más me gusta. Salpica la actuación con intervenciones de su padre, José Jareño, con el que hace duetos de guitarra que me recuerdan a los que hacía Pata Negra. Tres canciones, si no recuerdo mal, toca con su padre y las tres me gustan bastante. Sobre todo la primera, Papa Blues. Tocar la guitarra así me da una envidia insana. Pero tranquilos, que no pienso aprender.
'¿Lo estás pasando muy mal?', me preguntan. No. No, no. No lo estoy pasando mal. Estoy escuchando y de todo se extrae algo. De lo que no te gusta, también. Ojo, no me gusta a mí. Y no soy ningún árbitro de la elegancia. Como digo, estos temas instrumentales me parecen muy buenos. La canción que interpreta Laura Jareño, también está bastante bien. Muy sencillita y muy bien.
La temática social va dominando el discurso de Jareño, con intervenciones entre canción y canción denunciando la situación que vivimos. Una de las últimas canciones que interpreta, referente a esta temática, la dedica a la más que posible candidata de ICV a las municipales, Alexandra Sevilla. Bueno, una para cada una, no está mal.
El público está entregado. Muchos de los presentes se saben las canciones. Veo a un muchacho de delante mover la boca cantando 'Más mar'. 'Es que esta canción es muy bonita'. Habla de Cádiz, o de la sensación de estar en una de esas playas de Cádiz, o en Cádiz. Lo que representa Cádiz. Yo no tengo sensibilidad para estas cosas, ruego que me disculpen. No entiendo tanto rollo por Cádiz.
Intervienen en el concierto también una poeta de Barcelona que lee uno de sus textos, como digo, el propio Javi Jareño ha cantado uno de sus poemas. También Carlos Ladera sale al escenario para leer un fragmento de una obra de Ernest Hemingway ambientada en la guerra civil, que debe tener algo que ver con que los humildes siempre salimos (ojo, como si yo fuera humilde) escaldados de las contiendas sin saber porqué. Eso debe ser.
Algo que me sorprende y me agrada de las canciones de Javi Jareño, no entra en el rollo medio rumbero o aflamencado o sureño que podría hacerle más atractivo para el público. No es tan Manolo García como podría ser. Y aunque la propuesta sea diametralmente alejada de lo que me gusta, reconozco que la salpica de cosas que me gustaron. Y ver cantar a alguien al que le gusta lo que hace, no se crean que es tan fácil. Reconozco, como si necesitase alguien saber si sí o si no. No me caigo bien, me caigo mal.
Pues ya está. Javi Jareño despide el concierto agradeciendo la presencia del público, dado que hace poco actuó en la ciudad y siempre cuesta traer gente y a la gente del Teatre La Colmena, el Joan y el Andreu, que se están moviendo para traer propuestas guapas al Teatre y que la gente vaya. Aunque seamos políticos en precampaña.
¿Volveré a ir a un concierto de Javi Jareño? Si me lo piden, pues claro. ¿Me saludará Javi Jareño por la calle si me ve? Eso ya no lo sé.

Fe de erratas: Carlos Lema no es argentino, es uruguayo.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Miscelánea - Doggy Style

Qué raro es todo. Esta semana me he sentido halagado al ser confundido con un perro, cuando, muy posiblemente, ni era yo el confundido, ni el confundidor tenía intención de citarme a mí, ni nos hemos saludado en la vida, caballero. El rastro de un perro, la vida de un perro. La trama. El perro eres tú. Seguro que eres tú. Todo el mundo se pregunta quién es el perro. Yo no puedo ser el perro. Jamás se me ocurriría hacerme pasar por un perro. No me gustan los perros. Me gusta más un jugador soviético de ajedrez. Son cosas. El otro día hablábamos de mi tita Filomena, en Torre Baró, quizás ahí empezó todo. Tenía un pequeño perrito que se ponía como una moto cuando me veía. Era yo pequeño. No me gustaba que me ladraran, que me mordieran el pie, que se tirara encima mío. Vida de Cachorro. Qué canción más bonita de Os Mutantes, del último disco de Os Mutantes. La canta la lechosa Rita Lee. Amor por un perro. Vamos fuera compañero. Ellos no entienden lo que siento por ti. Yo no puedo ser un perro. Cualquiera que me conozca lo sabría. No me gustan los perros. Me dan miedo.
https://www.youtube.com/watch?v=bHGSE0sgA0g

Qué importante me sentía, cuando me confundían con un perro. Qué bien. Me citan, me nombran. Qué bien. Qué nivel. Vida de perro. Hacer el perro. Vosotros, todos los punkis y todos los dreads, haced el perro. No el burro. El perro. Magnífica canción de The Specials que hay que poner porque sí. Qué vida esta. Santa Coloma en los periódicos. En primera plana. Volvemos a ser protagonistas de la historia. Otra vez el infausto caso Pretoria y sus consecuencias. Si las tuviera. En otros lugares estas cosas no tienen consecuencias, no se pagan, se hacen, se pone cara de 'esto es que lo hace todo el mundo y a mí porqué me buscan, es que me tienen manía'. Pues eso en otros lugares, pasa. Aquí, no, aquí la justicia está actuando muy diligentemente y todo va sobre ruedas. El que la hace, la paga. Santa Coloma en la televisión. Un alcalde esposado. Las noticias sobre el pueblo de uno suelen ser positivas. Aquí nos esforzamos mucho en poner siempre buena cara. Somos gente bien. Y de bien. Pero deberíamos cambiarlo todo del todo. Hagamos el perro. No el burro.
https://www.youtube.com/watch?v=mHpK8sx0lms

Ponte así profundo. Ejerce de literato todo el rato. Ponte así a escribir cosas con doble o triple sentido. Escribe, escribe mucho. Escribe todo el rato. Muéstrate muy fecundo y escribe todo el rato. Que te lean, que sepan de ti, que todo el mundo sepa quién eres. Tienes que golpear cuando es el momento sin pensarlo. Escribe, hazlo, escribe, escribe, escribe, sobre lo que sea. Hazlo como tu sabes. Lo haces muy bien y le gusta a la gente. Ponte críptico de vez en cuando y que la gente se pregunte qué coño es eso que ha escrito, a quién se lo estabas dedicando, a quién estaba dirigido, quién es el protagonista del relato que me suena tanto y no le pongo cara. Mira un poco por encima del hombro a los demás. Los otros que escriben. No son literatos, no lo merecen. El único que escribe soy yo. Los demás lo intentan. Pero ya me han dicho que soy muy bueno y ahora ya no puedo bajarme del burro. Me gustaría tener algo más de pelo para poder irme al Turó del Pollo y con la melena al viento hacerme una sesión de fotos mientras hago guitarra de aire con ese solo de Pink Floyd del minuto tres y medio o así. Imagínense. El éxtasis. Eso un perro no lo puede hacer.
https://www.youtube.com/watch?v=9lgOo8yEIPs

Mañana eltoni, elpako & elchristian tenemos un concierto más. Un concierto de nuevo en la Sala Pop. Hasta ahí parece que todo entra dentro de la rutina musical más absoluta. Pero no es un concierto normal. Desde el último concierto hasta hoy, o mañana en este caso, han pasado tantas cosas que no somos los mismos. Y las canciones que hacemos no suenan igual. Esto mismo lo podría haber dicho hace unos meses y me hubiera quedado tan a gusto. Repetir, ya saben, la rutina, lo de siempre, lo de toda la vida, hacer exactamente lo mismo sobre el escenario. Cantar Bigotín moviendo la mano así. Cantar Cobradora del Gas haciendo los mismos gestos de siempre. Canciones que ustedes no tienen ninguna necesidad de conocer. Quizás si vinieran mañana tendrían la oportunidad de aburrirse en el siguiente concierto porque ya habrían visto de qué va todo. Mañana tocaremos también Belladona, que, como muchos ya hemos visto, se parece sospechosamente a Black Dog de Led Zeppelin. Son cosas que pasan. Aquí todo el mundo fusila a todo el mundo y le roba las ideas, con una canción o con un parque.
https://www.youtube.com/watch?v=Fgm7F30EN50

No tocamos Sucio perro del infierno porque somos incapaces de tocarla bien. Lo hemos intentado miles de veces pero nunca nos ponemos en serio. Igual en la nueva etapa que inauguraremos a partir del lunes nos lancemos. O cambiamos el repertorio. Quién sabe. Sí, efectivamente, son canciones sobre perros o que tienen el nombre del perro en el título. Canciones para que el equívoco se diluya, o para que haya quien piense que estoy dando pie, o quien sea aún más retorcido y crea que lo que estoy haciendo es aprovechándome del nombre del perro. Todas las hipótesis son posibles. La única cierta es que son canciones con nombre de perro, hoy. Con una foto de perro, hoy. No es ningún ejercicio complicado. Los grupos que aparecen son muy comunes, no hay un trabajo de investigación demasiado bestia aquí. Elvis Presley por ejemplo, diciendo eso de que no eres más que un perro y no se qué. Yo soy una persona con muchas limitaciones. Una de ellas es la de no poder ser un perro. O quizás sí. Bien, miremos con un poco de distancia. Un poco perro sí que soy. Y... bueno. Sí. Quizás sí. Si me paro a pensar, si.
https://www.youtube.com/watch?v=MMmljYkdr-w

Si hay una canción que habla bien a las claras de la situación en general a nivel socioeconómico es  'Ahora quiero ser tu perro'. No I wanna be your dog, que está en inglés y a saber luego qué dicen. Ahora quiero ser tu perro. Yo juraría que he visto una versión de esta canción en directo, pero no la encuentro. Da igual. La de los Stooges estaba muy bien, pero esos coros de Ana Curra con Parálisis Permanente, tengan cuidado, amigos. Ahora quiero ser tu perro. Ya saben. Has tenido que hacerme daño, has tenido que sacar el palo. Ahora quiero ser tu perro. Demasiada pasión por lo tétrico, por lo oscuro. Luego ustedes me ven ahí con mis suetercitos de pico fred perry y no lo parezco pero tengo mi lado oscuro. Déjame ver tu lado débil, decía una canción de Corcobado. Ostras, seguro que Corcobado tenía alguna canción sobre perros. Seguro. ¿La busco? ¿Da tiempo?
https://www.youtube.com/watch?v=LZmC3gM6TyY

Sangre de perro en los árboles artificiales de Navidad. Ojo, que no le estoy deseando el mal a nadie. Sangre de Perro, cómo no iba a tener Corcobado una canción de perros. Cómo este ser humano tan así, iba a dejar escapar a los perros para una canción. Corcobado, qué grande. Recuerdo, si alguno fue al concierto que lo diga, una noche en Can Roig i Torres, creo. No sé cuántos éramos. Tuve el cartel del concierto durante miles de años y creo que lo he perdido. Éramos muy pocos. Qué conciertazo por el amor de dios. La balada del afilador, yo que sé el rato que duró la canción aquella, qué pasote de concierto, qué ruido, qué bestia. Qué mal cantaba. Pero ese no es el tema. El tema es el ruido y las letras más chungas que uno haya escuchado nunca. O alguna vez. O siempre. Sangre de perro, labios repletos de púas... en el corazón de tu cabeza. En el corazón de tu cabeza. Busquen esa. No salen perros.
https://www.youtube.com/watch?v=mYf20J2ry2M

Pues ya está. Esperemos que no quede una tarde de perros... lo cogen? Bueno. Que tengan un buen fin de semana todos y todas. He tecleado smana y me he acordado de Smetana y he pensado, tendrá Smetana... bah. Lo dejo que no acabo. Buen finde. Que se me olvida. La foto del perro es de la Marié. Que luego no haya follones.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Te tengo que decir una cosa, Ché

Siéntate. Te voy a explicar una cosa, pero no te pongas nervioso. Te lo cuento así por encima. Lo primero es que sabías que no íbamos a ganar, que no íbamos a conseguirlo todo. Esto tú ya lo sabías y creo que de hecho te fuiste a Bolivia a dejarte ir porque veías que la cosa se estancaba y, bueno, que para estar así, mejor no estar. Bueno. No te pongas nervioso. No hemos ganado, pero hemos aguantado. Te acuerdas de lo del embargo. Te acuerdas que los yanquis nos tenían asfixiados y que si no llega a ser por lo poquito que nos daban los soviéticos y porque tampoco somos tan torpes, nos hubiéramos ido al carajo. Pues, no quiero que te pongas nervioso, ni que te emociones en exceso, porque de esta gente no te puedes fiar nunca, pero hemos aguantado. Sí. Hemos aguantado. Más de cincuenta años con el bloqueo y no han sido capaces de doblarnos el pulso. No me preguntes porqué ahora ceden. No lo entiendo ni yo. Hay quien dice que en realidad estamos perdiendo. Que lo del bloqueo era nuestra mejor baza, que sin el embargo, que sin la excusa victimista, nos quedamos sin nada que hacer. Que en cuanto abran la embajada, en cuanto empiecen a entrar capitales, que en cuanto empiece a venir gente aquí y 'fluyan las ideas', como le llaman, nos quedan cuatro días. No te lo pierdas, que nosotros también abrimos embajada allí. No sé si que vengan especialmente los norteamericanos nos hace más proclives a ceder que si vienen toda la masa de turistas y gente que viene de otras partes del mundo aquí. Pero en fin, que mucha gente lo ve así. Así que si te llega algo de todo esto en este sentido, tú, de verdad, no te pongas nervioso. Al parecer, te explico, llevaban negociando en Canadá y en el Vaticano (no mires así, en el Vaticano, sí) un huevo de tiempo. Me lo ha dicho mi hermano. Ojo ahora, que te digo una buena, el Papa también estaba de mediador. Alucina, sí. Es todo muy raro y por eso te he pedido que te sientes y no te pongas nervioso. Se ha negociado también lo de la liberación de los Cinco, ya sabes, esos cinco que tenían allí presos acusados de espionaje. Pues los han soltado. Nosotros hemos soltado a dos espías suyos. Mira, una cosa por la otra. Que no se diga. Chico, que se va a acabar el bloqueo. De verdad que después de cincuenta años dando la brasa, ahora tener que venir a explicar que no ha servido de nada, vaya papelón el del otro, pero oye, es lo que hay. Que no nos tenemos que fiar, pues claro que no nos tenemos que fiar, que esta gente es muy pero que muy larga, pero oye, así a bote pronto, parece que lo de aguantar y resistir nos ha salido bien. Que duramos dos días después de esto, oye, pues más tontos han sido los otros que han estado echándonos la mano al cuello toda la puta vida y no se han dado cuenta que de otra manera les había ido mejor. Y nosotros, pues que nos quiten lo bailao. Es que dicen que hasta en Miami la cosa está muy rara y que la peña quiere que la cosa se normalice de una vez. De verdad, que esto de vivir tanto tiempo para lo que sirve es para ver cosas de todos los colores y sabores. Esta yo pensaba que me moría sin verla y fíjate. Ojalá estuvieras aquí.

martes, 16 de diciembre de 2014

Círculo Projorelov XIX

Las visitas al Círculo Projorelov nos dejaban a muchos la sensación de querer más. Algunos de nosotros no nos contentábamos con los relatos que nos contaban los viajeros y pretendíamos querer saber aún más. Todavía más. Algunos, pocos, no saciábamos nuestra curiosidad con nada. Otros con lo que les contaban, ya estaban listos. Son cosas que pasan. No todos nos contentamos con lo mismo. En fin. El primer día de la Primavera, con lo bonito que estaba todo, llegaron desde un lugar que olvidé apuntar nada menos que Sebastiâo Pinto Barroso y su acompañante impenitente Ludovica Valmaisson. Formaban una pareja peculiar. Pinto Barroso era un personaje que parecía venido de otro planeta. Maravillado por todo y por todos, su cara siempre reflejaba un contento que podía sacar de quicio a quien no le gustase ver ni tener cerca a un optimista irredento. Pinto Barroso volvía de sus viajes siempre contento, siempre feliz. Pinto Barroso contaba algo que él creía que era lo que había visto, pero en realidad, la realidad, parecía otra. Y ahí entraba Ludovica Valmaisson.
Aquel día entraron como siempre, él delante, señalándolo todo y sorprendiéndose por lo que había visto ya unas mil veces, mientras que ella, sin un gesto, avanzaba hacia la sala donde su... ¿qué eran? Nunca nos lo preguntamos. Nunca supimos si eran pareja, si viajaban juntos, si... nada. No importaba. No importa ya ahora. Sebastiâo Pinto Barroso, se acercó al estrado donde realizábamos los relatos de nuestros viajes y comenzó:
'Y qué tiernos eran los bollos que comíamos en aquella pequeña taberna a la orilla del mar, mientras la brisa fresca nos acariciaba el rostro y los lugareños se sentaban a nuestro lado a contarnos bellas historias y leyendas de la isla. Todo era apacible y feliz. Todo era blanco y luminoso. Y con qué gracia los habitantes del lugar nos acogían en su seno y nos agasajaban con comidas fastuosas, que ellos mismos preparaban en sus cocinas, tan dignas y serenas. Qué lugar tan maravilloso. Llegamos allí una mañana limpia y radiante, con un sol bueno y santo, que a todos daba calor y vida. La vida. Era eso lo que allí hallamos. Vida para nuestros corazones cansados y sedientos. Vida buena y limpia. Qué paz en esa isla tan mágica. Qué vino tan fresco. Qué carnes tan sabrosas. Qué paisajes tan bien tratados por las manos de esos hombres y esas mujeres tan cabales y qué asombrosa su capacidad de interesarse por el forastero. Como si no fueran ellos protagonistas de una vida buena y santa (esto lo repetía mucho, Pinto Barroso, bueno y santo, buena y santa...), como si nosotros, impuros extranjeros tuviésemos en verdad algo que aportarles y no fueran ellos, tan angelicales, los que fueran a llenar nuestro recipiente del alma de todo lo grato y sencillo que ellos nos daban. Y qué pueblos tan recogidos, y qué casas tan blancas, y qué personas tan dulces, y qué afán en la labor, y qué alegría en las fiestas, y qué cantares tan sonoros y francos. Qué pueblo tan maravilloso, Qué gozada para los sentidos...'.
En ese momento y como era habitual, Ludovica Valmaisson tomó la palabra para bajar a la tierra.
'Mykonos, isla griega, un crucero, llegamos un día y nos fuimos al siguiente, un par de tabernas llenas de guiris, muchísima gente en todas partes, carísimo, unas playas muy bonitas, pero no pudimos tomar el sol porque yo me quemo enseguida y para pasar fatigas ya eso. Mucho sol, muchas piedras y la gente muy pesada o bien están también hasta los destos de los turistas. Pero bueno, peor es ir a Benidorm, que eso no lo cuenta éste y vaya viaje'.
Sebastiâo Pinto Barroso, entonces, se levantaba, seguía con su cara de felicidad caminando hasta la puerta, seguido por Ludovica Valmaisson y abandonaban el Círculo Projorelov, hasta una siguiente visita.
Dos ojos ven más que uno. No, cuatro ojos ven más que dos.

El Pujadas. Comer y vivir

Empezar cualquier texto con un 'no', resta puntos en el examen. Pero yo tengo que decir que no soy un cronista culinario. Jamás he hecho crítica gastronómica. No busquen aquí calidades de platos, valoración de producto, alabanzas al trato humano, puntuación del diseño. Miento más que hablo. Sí que he hecho esto, pero cobrando. Así que lo que aquí sigue es más una vindicación del Pujadas que otra cosa. Y, como siempre, una simple excusa.
Mis comienzos con el Pujadas fueron funestos. Cuando cerró la Pantera nos quedamos muy huérfanos. Nos habíamos quedado sin un lugar al que ir para ver el fútbol los domingos por la tarde. Casi nada. Gravísimo. Fue una época espantosa, al menos para mí. En la Pantera estábamos bien, conocíamos a gente mayor que nosotros que molaba, o así lo pensábamos nosotros entonces, veíamos chicas de vez en cuando, éramos parte del mobiliario. Al cerrar estuvimos bastante tiempo buscando nuestro lugar de fin de semana. Probamos varios lugares y todos nos parecieron horribles. El más horrible de todos, el Pujadas. Nos quedaba cerca de casa y no había demasiada gente, por qué no probar. Qué domingos por la tarde más tristes. Qué horror. En aquel tiempo daban todavía los partidos de las nueve de la noche, únicamente, domingo a las nueve de la noche. El ambiente entonces en el Pujadas lo recuerdo como tétrico. Espantoso. Gente, personas, nosotros, todos tristes, en un estado de domingo a las nueve de la noche, intentando parecer alegres unos, otros concentrados en unos partidos de fútbol infectos, otros arrastrando secuelas, algunos especializados en hacerte ver que tu vida es un carajo. Y va a ser un carajo como no espabiles. Recordamos especialmente un día, no sé si jugaba el Betis, el Sevilla, o el Betis-Sevilla, en el que un parroquiano nos estuvo amenizando la velada con silbidos seguidos de un 'betis, betis, sevilla sevilla'. Silbido 'betis', silbido 'sevilla', silbido 'betis, betis, sevilla, sevilla'. Como para ir al lavabo y terminar de una vez.
En el Pujadas no hubo cambio de dueño. En aquel tiempo nosotros jamás fuimos al Pujadas a comer. No lo sabíamos. Fue muchos años más tarde cuando recuperamos este lugar como espacio habitable. Consideramos que 'había cambiado mucho', pero quizás sólo habíamos visto una cara del Pujadas. La de la barra. Ahora ocupábamos las mesas. Empezamos yendo a cenar y luego probando para comer. Tremendo lugar.
Ahora pensamos que el local está reformado, que hicieron algo con él, que le lavaron la cara. Quizás no pasó nada de eso y simplemente nosotros tenemos otros ojos. Los dueños son los mismos, los hijos continúan con el negocio, los hijos ya estaban cuando nosotros íbamos a morirnos allí. Las camareras han cambiado. Las camareras cambian. Tengo muchas cosas que contar, se me van acumulando, no estructuro el texto...
Si van a comer al Pujadas, no se quedarán con hambre. Un tópico que sirve. Al Pujadas se va a comer. Exquisiteces culinarias, las hay, seguro, algún plato que otro parece algo más sofisticado, pero lo primordial es que plato que pidas, plato que te llena. Ojo, un bar de Santa Coloma sin bravas. Porque no es un bar de bravas, lo más cercano a eso es la patata al caliu que ponen con allioli por encima y listos. Al Pujadas se va a vivir. A comer y a vivir. Porque de ninguna manera ha desaparecido el ambiente del Pujadas. Eso que tanto se lleva ahora de 'los de abajo'. También hay otro tipo de personas, pero en el Pujadas coincidimos todos, los de la barra de toda la vida, los que vienen del Ajuntament a comer, señoras ancianísimas que se hincan unos entrecots con parsimonia asiática, el frutero de la Companys que se deleita con unos platos de caldo enormes, periodistas afamados como el Blanchard, gente que viene del tajo con el mono de la empresa... lo que es el pueblo. Por las noches, grupos, familias, los colegas que vienen del fútbol, parejas que se han acordado de cenar en el Pujadas sin reservar... Por las noches, mejor no se arriesgan y vayan con reserva. Para comer, quizás tengan que esperar un poquito, pero la cosa va rápida.
Bueno. Se come muy bien, platos contundentes, si van pensando en el menú desistan porque no hay menú, hay platos sueltos que sumando dos no llegamos casi nunca a los diez euros y sales de allí pidiendo auxilio. Unas croquetitas por ejemplo para empezar y de segundo unos libritos de pollo. Y sales a gatas. Con tu vino de la casa con gaseosa y su pan bueno bueno.
Sigamos, ambiente del barrio, diseño que se mantiene más o menos intacto desde el año de la castaña, pero ojo, siempre muy digno y con cuadros pintados por gente de la casa que uno dice, pues eso lo hago yo, pero no lo haces tú. No puedes hacerlo tú. Cocina casera y contundente. ¿Qué más?
Aquí me voy a explayar y a ver por dónde sale la broma. La camarera. No me acuerdo de su nombre. La camarera es un mundo en sí misma. Una chica que conozco de Santa Coloma de toda la vida. Según el día, según el momento, puedes recibir la mirada más salvajemente asesina o bien el trato más cariñoso que ser humano haya recibido jamás. Puedes recibir reniegos sin medida, puedes ser tratado como el marajá de Kapurtala. Ojo, siempre te atiende y siempre te recibe y siempre te cuida, pero puede ser que en algún momento, en algún instante, algo pase que no le haya gustado y entonces, zas, se desata la tormenta. Si no estuviera ella allí, yo no lo propondría como lugar para ir a comer, o cenar. Si no estuviera ella allí y no tuviera la oportunidad de enfrentarme a un carácter semejante, para qué ir. Sí, la comida, sí, el ambiente (antes, hace unos pocos años, salías de allí con la ropa para tirarla, pero eso ya ha cambiado, y sí, los recuerdos. Pero si me quitan a la camarera, me pierden.
El Pujadas se acaba. Al menos en ese espacio. Supongo que no tardarán en llevárselo por delante. Están reformando la calle y sólo queda el Pujadas de lo que fue aquella acera de la lionesa, el de los jamones... el Pujadas.
Tienen que ir. A comer al lado del frutero, a comer al lado de alguna de estas señoras tan y tan mayores, o señores también a puntito de caramelo que por allí andan, a pedirse un platito de jamón que te lo están cortando allí delante y no te lo crees, o a tomarse un quintito y pedirse un bocata de lomo con queso y que el dueño te lo pese en la báscula asombrado él mismo de la barbaridad. Vayan. Beban, coman, vivan. Que quién sabe qué pasará mañana. Qué bonito es todo, que diría Heidi.

lunes, 15 de diciembre de 2014

You're my heart, you're my soul

Esto seguro que no te lo creerás nunca, pero durante unos años, bastantes años, fui imitador del moreno de Modern Talking. Sé que muchas de las cosas que te cuento te las tomas a guasa, que te crees que te las cuento para hacerte reír, pero la verdad es que fue una época bastante idiota de mi vida y si no te la he contado hasta ahora es porque me duele. Seguía siendo yo joven, casi todavía un adolescente cuando, un día, al mirarme en el espejo, noté que me parecía a alguien. En aquel tiempo gustaba de dejarme el pelo largo y algo desaliñado, pero no sé porqué, aquel día se me había quedado onduladito y con mucho volumen. Yo no he sido nunca especialmente guapo, pero aquel pelazo me daba muchos puntos. Me realzaba la autoestima. Recuerdo que, durante mucho tiempo, pasarme la mano por el pelo era para mí como un bálsamo. Me hacía sentir bien. No conocía yo nada de Modern Talking, nada. Ni su música, ni su trayectoria, ni el nombre de sus componentes. De hecho, ni siquiera sabía que eran dos personas. Sé que un día, me miré en el espejo y me encontré parecido con alguien. No sabía dónde había visto mi cara, pero me ocupé de mirar en las revistas de algunas compañeras y compañeros de mi clase en la Universidad y allí vi que exactamente tenía el mismo pelo, la misma apostura y el mismo aire que el moreno de Modern Talking. Ni me fijé en que hubiera un rubio al lado. Yo era el otro. Qué cosa. No le dí más importancia al asunto, me hice algo de gracia yo solo pensando en que me parecía a... pero no puse más interés en ello hasta que de repente en mi cabeza empezó a sonar 'You're my heart... you're my soul'. La canción. Modern Talking, luego me enteré, tenían más temas, pero era este el que venía a mi cabeza siempre. Recurrentemente. El caso es que no sólo venía a mi cabeza, es que me obligaba a cantarla. Y a cantarla imitando los ademanes, los mohines, la voz... empecé a maquillarme, a ponerme cremas en la cara. Ya digo que mi parecido real con la cara del cantante moreno de Modern Talking era más bien lejana porque tengo fotos de la época y parece un chiste lo que te cuento, que ya veo que te ríes, pero es así. A ojos de cualquiera pudiera parecer que estaba haciendo el tonto, pero no, no era verdad. Yo sabía que me parecía a esa persona. Y empecé a cantar. Primero en mi casa, delante del espejo. You're my heart, you're my soul. Luego en el instituto, por los pasillos. Intentaba llevar ropa que se pareciera a la suya, caminar como él, investigar cosas de su vida. Ignoraba al rubio. Totalmente. Un profesor de Literatura me dijo que podía cantar algunas tardes en un pub que frecuentaba y allí me plantaba todos los jueves a imitar al cantante de Modern Talking. Pese a lo grotesco de la situación, en aquel pub nadie se reía de mí. En realidad, nadie se rió de mí nunca. Pese a todo.
Estuve varios años enganchado al personaje moreno de Modern Talking. De la Universidad pasé a trabajar en un centro de análisis de cosas y tal y un día me citaron para una entrevista con un director de departamento. Al entrar me encuentro con un ser humano de unos sesenta años rubio teñidísimo, con una guitarra blanca colgada al hombro. You're my heart, you're my soul. Se me quitó la tontería de golpe.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Miscelánea

El cono. El cono de las obras. El cono de la bernarda. El cono del primer disco de Kraftwerk. El cono del segundo disco de Kraftwerk. En el primer disco de Kraftwerk hay una canción que se llama Ruckzuck, donde todavía aparece una flauta. En Autobahn aparece aún una flauta. Son tres años, creo los que transcurren desde el disco del cono rojo hasta el disco del Autobahn. En medio de todo eso, unos cuantos discos con un cono. El cono de las obras. Las obras que se realizan y que usted tiene derecho a saber porqué se hacen. Tengo derecho a saber dónde va a parar mi dinero. Mi interés por la política tiene que ver mucho con saber qué se hace con mi dinero. Mi dinero. Un cono. Ves, esto es un cono. Lo coloco aquí, al lado de esta valla. Esta valla protege a la gente por si acaso alguien va despistado por la calle y, mientras mira el whatsapp, o el facebook, o el twitter, no se da cuenta de que hay un agujero. Por eso la valla, por eso el cono. El cono rojo del primer disco de Kraftwerk. Estoy super metido en política porque tengo mucho interés en saber porqué ese cono rojo está al lado de la valla. No me estoy riendo, que esto va muy en serio. Creo que todavía se escucha una guitarra eléctrica y todo. Qué antiguos. La gente en el vídeo quiere bailar y no puede.
https://www.youtube.com/watch?v=JbK1GulvSDQ

'No os paséis el tiempo pensando en esto'. Qué gran consejo nos dieron ayer. Bueno, supongo que no me lo dieron a mí. A mí no me tiene porqué conocer nadie. Últimamente salgo en muchas fotos. Tengo que decir que me preocupa. Porque no soy una persona muy fotogénica, la verdad. En algunas fotos tengo pinta de chetnik, en otras tengo pinta de tío con barba mal apañado, en otras de ese tío feo con gafas, en otras tengo pinta de estar al lado de alguien pero de no estar allí, en otras tengo cara de mirar abobado a alguien, en muchas de ellas tengo cara como de estar de mal humor. No paséis el tiempo pensando demasiado en esto. Un muy buen consejo. Demasiada pasión por lo suyo. Hay mucho en lo que pensar. Salir en demasiadas fotos. No me gusta salir en tantas fotos, porque no salgo bien. Yo no debería salir tanto, porque creo que no soy alguien al que de gusto ver. Volvamos al tema del otro día. Graciosete, sí, pero de salir en fotos, pues no. Hay gente en cambio, que realza las fotos. Si yo salgo, mal, pero por lo menos que alguien las embellezca. Qué canción tan buena de los Byrds, que hace tanto tiempo que no pongo por aquí. ¿Han visto su cara?
https://www.youtube.com/watch?v=Ir-l7O_wxLI

Mañana tenemos todo el día listo. No cuenten conmigo para nada mañana. Mañana tenemos una Jornada Municipalista en la que vamos a discutir qué Santa Coloma queremos y cómo debería... ya saben. Si ya se lo he explicado muchas veces. Que lo importante es hablar. A veces nos liamos a pensar las cosas, a encerrarnos en nuestro circulito de gente en el que todos hablamos en el mismo idioma y nos gustan las mismas tontunas, y resulta que nos estamos perdiendo eso tan así de compartir. Llámenme tontorrón, si quieren. También les digo una cosa, que hay gente que tampoco invita a estar discutiendo de nada con ellos. El típico que va y te dice nosequé y va de guays y luego... pero a esa gente se la cala rápidamente. Oye, que me voy. Que estábamos hablando de que mañana tenemos tema. En el Puig Castellar, el insti, desde las nueve y media. Se pasan por allí, se apuntan a un grupete y nos echamos unas risas hablando de, yo que sé, participación ciudadana, que es algo muy hype. Me estoy quedando yo como el de Belle And Sebastian, sólo que el de Belle and Sebastian es rubito y guapete y servidor, no. Seeing other people, ya saben.
https://www.youtube.com/watch?v=a-UMJ6MP_DM

Discutir, hablar, comentar, compartir, reflexionar, pensar, repensar, construir, charlar, debatir, decir, narrar, explicar, difundir, twitear, enlazar, cambiar, volar, decidir, votar, consultar, recitar, componer, redactar, escribir, corregir, querer, leer, analizar, plasmar, recoger, resumir, dar parte, ensayar, organizar, movilizar, convocar, enfadar, rabiar, felicitar, abrazar, sensibilizar, instrumentalizar, postular, presentar, sumar, restar, transformar, romper, pactar, reunir, saltar, navegar, ir, abrir, estipular, solicitar, gastar, pagar, oler, notar, anotar, firmar, consignar, proyectar, alcanzar, acordar, vislumbrar, quedar, comer, desayunar, firmar, soplar, indagar, parlotear, bromear, saludar, besar, señalar, caminar, utilizar, alumbrar, iluminar, ilusionar, instigar, idear, asaltar, salar, fregar, amar, vivir. No se nos debería olvidar, tampoco, el olor a galletas.
https://www.youtube.com/watch?v=7-cmBX9Wqtc

La repetición constante de una cosa, no siempre es mala. Que se repita constantemente lo mismo, no significa que tenga que ser necesariamente peor que algo que se da una vez y que nunca más volverá. Disfrutar de algo que viene siendo todo el rato, parece peor que lo te pasó aquella vez y jamás volverá. El tema de la rutina y de lo que siempre parece lo mismo. Yo soy muy así. Muy de lo mismo todo el rato. Muy de gustarme una y otra vez exactamente lo mismo. Muy de repetir. No soy muy dado a las aventuras raras. Soy una persona muy de encajarme en una cosa y no salir demasiado al exterior a ver qué ocurre. Soy de esa clase de gente que vive lo que se sale de la norma con bastante miedo. El miedo. No vamos a poner la de Astrud otra vez, aunque deberíamos. Y no la vamos a poner porque si la ponemos estaremos con ella en la cabeza toda la vida. Y aunque tener algo en la cabeza siempre, para siempre, es precisamente de lo que va todo esto, no vamos a jugárnosla con Astrud. Soy una persona a la que le gusta la repetición. No engaño a nadie. No hay sorpresas. Si me has visto un día, mañana será igual. Eso es todo. Soy un poco como la canción de Can, Halleluwah. Toma pegotazo.
https://www.youtube.com/watch?v=shragaGtty8

Una sensación de desasosiego invade mi cuerpo. Mi cuerpo y mi mente. Mi mente y mi todo. El miedo a ser lo que parezco. Oh, qué bonito. Qué manuel, digo, manual de cosas así como rarunas dices últimamente, tolya. Lo sé. El miedo a ser lo que parezco. De parecer exactamente algo que quizás no sea lo que andaba uno buscando. Parezco que soy así, verdad, pero en realidad no sabéis que... o es que a lo mejor vosotros me veis de una manera que.... ¿Se acuerdan? Ya saben de lo que voy a hablar. Parménides contra Heráclito. Yo también sé ponerme así. Yo también sé subirme encima de la caja de cerveza y coger el libro y dar la lata con citas de gente de cuando no había luz eléctrica. Yo soy de los que piensan que uno es para siempre uno. No puede ser que yo sea como parece que soy para los demás, si yo siempre he pensado que era de otra manera. De otra manera y para siempre. Für Immer. Toma castaña, qué bien traído. Una de Neu! Para siempre.
https://www.youtube.com/watch?v=u3-86_Xq7fQ

Bueno. Lo dicho. Que a ver si este fin de semana nos vemos y nos hablamos y nos decimos algo. Que tengan unos días de descanso en condiciones y que eso.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Premis Ciutat de Santa Coloma. Más estrellas que en el cielo


¿Habré llegado ya a la senectud para tener ser reclamado como cronista del pueblo? Que miedo. Peticiones de la audiencia. A ver, para quitarnos un poco de encima el mal sabor de boca que deja la foto, contaré algo que me sucedió unas cuantas horas antes de la ceremonia de entrega de los XVII Premis Ciutat de Santa Coloma. Iba yo con un compañero, con El compañero, pegando carteles por un tema, allá por la calle Irlanda, cuando nos hemos cruzado con una chica que llevaba música en el móvil que muy amablemente compartía con el resto de colomenses con los que se cruzaba. Ella no era una cría, era joven, pero debía andar ya por los treinta años. La música que llevaba en el móvil era rumba. Una rumba de lo más tópico y normal. Una rumba muy años ochenta. Una rumba, digo, con ese pianito así latino que yo creo que ya no debe ni entrar en los cánones de composición de la rumba. Y al cruzármela he pensado... pues oye, tanto inventar cosas nuevas y hay gente a la que le emociona un pianito así como latino y una rumba y quitarse el frío con cuatro cosas así como muy sencillas. Caminar por Santa Coloma es una fuente de inspiración constante. Y de constipados. Ya saben, las calles que bajan al río, etc.  
Los Premis Ciutat de Santa Coloma se conceden a personas o entidades que han hecho algo por la ciudad, o en la ciudad, a lo largo de los últimos dos años. Los concede el Ajuntament y forman parte del jurado que elige a los premiados diversos concejales y personas de la llamada Sociedad Civil colomense. A lo largo de los años, han recibido estos galardones personas como... y demás. 
Bien. ¿Por qué fui yo a esta ceremonia? Digo más ¿cómo es que subía recoger uno de los premios? Abundando en el tema ¿a santo de qué aparece un tío con pinta de chetnik en la punta de la foto de familia con la Deesa (Diosa) Tanit en la mano al que nadie ha visto en ningún sitio nunca y de repente...? A su debido tiempo, compañeros, recibirán las respuestas que demandan. 
Acudo al lugar acompañado de los míos y con la presencia estelar de Teresa Franco, a la que desde aquí mando un afectuoso saludo. Por encima de los partidos, están las personas. Muy buena. Díganmelo a mí, que estuve acompañado en la ceremonia por gente de Iniciativa per Catalunya y de Gent de Gramenet. Y nos echamos unas risas. Y nos gastamos una bromas. Y que si tú tal, que si verás, que si esto, que si lo otro. A la entrada, por cuestiones de protocolo, a punto estuvo de desorganizarse la banda, pero nada, nos hicimos fuertes, la regidora se viene con los de la Plataforma y no pasa nada. No pasa nada. 
Apreciación, sin ánimo de nada. El Teatre Segarra no estaba lleno. Mucha gente, sí. Pero no estaba lleno. Desde el escenario, se apreciaba que no estaba completo del todo el aforo. Digo yo que, en un momento en el que las fuerzas vivas del pueblo necesitan estar presentes y visibles, en el que las entidades y organizaciones han de hacer demostraciones del poder de convocatoria que tienen, no poder llenar el Teatre Segarra, debe causar cierto desasosiego. Algo pasa cuando quienes antes tocaban el pito y acumulaban claca de gente dispuesta a aplaudir y vitorear al poderoso, no consiguen llenar un recinto al que van a acudir también entidades muy valoradas como la PAH, por ejemplo, o el CEP, cada uno en su ámbito. No llenar. La gente. El Teatre Segarra no estaba lleno. Ojo, ni ellos, ni nosotros. Que no se diga. Pero el detalle, es el detalle.
Nos sentamos y comienza la ceremonia. Una ceremonia de entrega dirigida y presentada por Andreu Banús y Joan Fernández. Mi religión me impide hacer ningún comentario sobre estos dos fenónemos. Porque son mis colegas. Y es un motivo de alegría para mí tan grande que estén ahí, que el teatro y sus misterios sean su curro y su historia, que no tengo que decir nada más. Unas intervenciones sencillas, sin gracias sin gracia, presentando simplemente, y con algunos números de baile con mucho gusto. Muy bien. No se hizo nada pesado. Al lío. Los premios.
Categoría A, por el trabajo continuado en favor de la ciudad. Dos menciones. Una para José Luis Ballesteros López por su trabajo en defensa de los derechos de las personas con discapacidad. Nos dijeron 'un minuto de tiempo para decir lo que sea'. Pero claro, cómo sujetas a la gente con un micro en la mano, si tiene que contar en un minuto lo que lleva esperando decir... o contar lo que es su entidad, o advertirnos de 'que nunca os tengáis que ver en una de estas'. Toca madera. Toco, toco. La segunda mención es para Elmirall.net. El Roca y el Xavi Chica. Qué tiempos aquellos, tan lejanos, cuando con el Joan Fernández y más gente (el Carlitos...), éramos periodistas deportivos y pasábamos los domingos llamando al señor Blanca, al del Extremeño, yendo a ver partidos del Calaf, del Arrabal, trabajando para el Coloma Sports. Periodistas deportivos. Del Coloma Sports al Mirall, diario gratuito, pero una referencia para conocer qué se cuece en Santa Coloma. Habla el Roca y habla bien. No es fácil llevar un diario de información local, incluir en su interior artículos de opciones ideológicas diversas, unos a favor y otros en contra, dependiendo de anunciantes, etc. El periodismo. Amigos, no lo hagan en sus casas. Salir en El Mirall, al menos que te conozcan, que te vean un poquito. Ese es el tema. El premio es para el Centre Excursionista Puig Castellar, institución mítica de Santa Coloma que ha sido a su vez germen de otras entidades, como Els Coloristes y que nace del afán pedestre de unos jóvenes de la Colmena hace... Sube a recoger el premio Albert Noguera, presidente de la entidad. Ningún discurso se hace largo, todo va fluyendo muy bien. ¿Nos toca ya, pregunta Teresa Franco? No, todavía no, que van la menciones antes. 
Una pregunta, que me sirve para enlazar con la introducción y así darle un sentido literario a esto y queda servidor como si supiera de esto y es un recurso tan viejo como la polka. ¿La chica del móvil, conoce alguna de las entidades, personas o diarios de los que estamos hablando? ¿Este todosantacoloma es Santa Coloma? Populismo a tope, amigos. 
Categoría B. Premio a la actividad destacada en los últimos dos años. La primera mención es para el Colectivo Estafa Banca Badalona-Santa Coloma, y recoge el premio el señor Benito, al que entrevisté hace unos meses (medallita) y que es un señor muy majo que representa a un conjunto de gente a la que los bancos les han hecho la pirula. 'Oiga, pues que hubieran puesto el dinero en otra cosa'. Es que somos todos muy listos y hasta que no nos pasan las cosas no somos capaces de empatizar. Nos estafan los bancos, nos echan de los pisos, pero oye, es que nadie te obligaba a... y déjeme usted seguir viendo la tele y no me dé más folletos, hombre, que al final nos vamos a meter en un lío. La mayoría de la gente de este colectivo es gente mayor que metió sus ahorritos en unos productos muy buenos que usted me firma aquí y ya verá cómo yo lo muevo esto y no se preocupe. Colocada la barrera, balón en el punto exacto, gol. La segunda mención es para la PAH. Ahora. Vienen todos con sus camisetas verdes. Nosotros no llevamos nuestras camisetas. Servidor es poco de camisetas, pero como soy un farfollas de puta madre, me he colocado la chapita de los padres fundadores. Sólo por que soy un gilipollas de tomo y lomo y por dar la nota. En fin. Sale la PAH a recoger el premio, con el Francisco (ojo, no se crean que los conozco a todos porque soy un fighter de la ostia, que no, que el otro día en un desalojo me dio su móvil para compartir una foto, no se crean que uno es el Ché Guevara... qué va) llevando una pancarta plegada que abren y que reclama un parque de vivienda social, pero ya. La chica que lee el discurso reparte a diestro y siniestro. Tiene toda la razón del mundo. Esto lo voy a poner en otro párrafo.
Tiene toda la razón del mundo. Diga lo que diga. Es una persona, es un colectivo, de gente desesperada, que puede y debe decir lo que quiera, sin que se le tenga que contradecir delante de nadie. Y si nos dicen que las instituciones somos unos mantas y que no hacemos nada, pues qué menos que poner buena cara y cuando se tenga que hablar, pues se habla. Y ya está. Que ya habrá momentos para hacer alardes. Sí se puede, pero no quieren. Y a seguir con la pelea, que la cosa está muy jodida. Y no parece que vaya a amanecer nunca. ¿No me digan que no sé ponerme tierno cuando quiero? 
Nos toca, Teresa. Objetivo, llevarnos la Deesa Tanit con nosotros, para poder enseñarla hoy en la Asamblea de la Plataforma en Defensa de la Serra de Marina i Can Zam. A las siete y media en el Centro Cívico del Río Sud. Al lado del Seimar. Vamos. Hemos preparado un discursito de un minuto. Subimos los dos. ¿Por qué subo yo? ¿Quién soy yo dentro de la Plataforma? Vengan a la Plataforma, interésense por lo que pasa con los espacios de Santa Coloma que hay que proteger, como Can Zam, por ejemplo. Yo he ido poco, pero ¿saben una cosa? Hablamos mucho de participación, de implicarse, de las organizaciones... y no vamos. Vayan. Participen. Están esperándoles. Muestren interés. Digan eso de 'pues ya lo hago yo'. O 'lo pregunto'. O 'puedo llamar yo si eso'. O 'lo llevo a imprimir'. O 'si no hay problema lo escribo yo'. Y no saben ustedes cómo lo agradecen. Vayan. No se queden en el Facebook. No luchen desde el sofá el sábado noche viendo la tele. No se queden ahí. Subimos junto a la Favgram. Nuestro agradecimento es... Ah, claro. Recibimos el Premio como miembros de la Comisión del No a la MAT. La línea de Muy Alta Tensión que quieren hacer pasar por Santa Coloma como si aquí vivieran dummies. Pues no. La MAT ni aquí, ni en ninguna parte. Nuestro discurso es muy bueno. Al subir le doy la mano al Siscu, le doy la mano al Combarros... pero no le doy dos besos a la alcaldesa. Y dirán, eres un borroka. No. Es que uno es muy corto. Le digo hola y ya. El de la Favgram... ¿Es Nuria Parlón responsable de que salga el sol todos los días? ¿Decide Nuria Parlón que la Tierra gire sobre su eje? No está de más preguntárnoslo, pero todos sabemos, evidentemente, que ella no es responsable de esto aunque escuchando el encendido elogio de la representante de la Favgram hacia su persona lo pareciera. Ella no lo hace, en todo caso será Miquel Iceta, que es el número 1 de su partido. Sin menoscabo del papel que desempeña la alcaldesa de nuestro querido pueblo por las instituciones para que la MAT no pase por aquí, hay momentos que sonrojan al niño Jesús. Y no pasa nada. Que también uno es un poco tiquismiquis y está a la que salta. Pues también. Ah, y una cosa. ¿No era más pertinente la mención para el No a la MAT y el premio para la PAH? Populismo a tope, que no me tienen que decir nada, que ya me lo digo yo.
Categoría C. Mención para los Grallers de Santa Coloma. Categoría que premia el trabajo en favor de la promoción externa de la ciudad. Los Grallers insisten en que van pregonando por ahí la catalanidad de Santa Coloma. La chica con el móvil. Hacen una intervención compartida, muy currada, la gente que tiene gracia para hacer las cosas, se nota. Otros somos un poco más rígidos y nos cuesta. Nos acordamos tarde de hacer gracia. Suben un huevo de grallers. Luego para la foto, verás. El premio se lo lleva el Campus de Alimentació de la Universitat de Barcelona. Y voy a poner una foto del Rector porque nadie la va a poner, seguro. 
  
Iba a hacer un discurso, pero como todo ha sido tan intenso, hace otro. Y ya se termina todo. Y la alcaldesa hace un enardecido discurso defendiendo el papel del equipo de Gobierno municipal y dice eso de que en el Círculo de la victoria cabemos todos... y están los tiempos para hablar de Círculos y de victorias. No hace falta ponerse así.
Foto final de familia. Me pongo en el extremo del todo. Y llevo yo la Deesa. Tiene narices. Me quiero hacer el simpático con el Joan y el Andreu, pero pasan de mí y con razón. Que llevan el micrófono, tonto, que no pueden hablar.
Una bonita canción en inglés sobre no estar abandonado (creo), sirve de punto y final para un acto muy sencillo y que sirve para medir un poco cómo va el pueblo. Y ahora yo tendría que hacer alguna mención más a la chica del móvil de la mañana para cerrar un poco el texto, pero, la verdad, no se me ocurre nada.
Que hacía frío al salir, pero se llevaba bien. Teresa Franco, si lees esto, acuérdate de llevar a la Deesa Tanit a la Asamblea.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

La mirada ovoide

En la Universidad de Fruningen están que trinan. El profesor Oiermeister, rival enconado del doctor Almayr y siempre dispuesto a la insidia más pérfida, ha publicado un artículo en la revista 'Nueva percepción', que ha dejado estupefacto a todo el mundo porque no sabemos realmente qué se ha tomado el profesor Oiermeister, qué suceso ha acaecido del que no hayamos tenido noticia o qué ocurre realmente en la Universidad de Fruningen que no hay semana que no salga alguno con una patochada.
'Seré muy directo y no me andaré con rodeos. No tengo ojos. El motivo principal de mi animadversión contra el doctor Almayr y su teoría sobre La Mirada Ovoide tiene su objeto principal en que no tengo ojos. Tengo ojos, cómo no voy a tenerlos, pero no miro. Veo, pero no capto. Mis ojos sufren desde que era niño un defecto que he catalogado como 'Visión no homologable a lo que se considera visión desde el punto de vista escolástico, por lo que no se puede decir que esto sea visión, si no más bien una leve percepción de la realidad que no puede considerarse ni visión, ni nada'. Resumiendo, no veo. Tengo ojos, que están puestos en su sitio y estos ojos miran y fijan en mi cerebro una serie de imágenes que poco o nada tienen que ver con la realidad. Bueno, esto le pasa a todo el mundo, realmente. Pero lo que a mí me sucede es que veo imágenes del pasado. Veo por ejemplo pasar los coches por la avenida Westfalia y lo que estoy viendo es a las tropas del emperador Federico Guillermo marchando hacia París. Veo un grupo de personas discutiendo sobre el último partido del Borussia Dortmund y lo que estoy viendo es realmente a un conciliábulo de romanos intentando perpetrar el asesinato de César. Ante mí hay una mujer que está escogiendo un puñado de plátanos en una frutería y en mi cabeza está Marie Curie haciendo experimentos que se me escapan. Pero esto no es todo. Lo peligroso es estar en casa, ya que entonces son escenas cotidianas las que vienen a mi mente. He visto escarbarse en los dientes a Napoleón Bonaparte. Depilarse los genitales a la reina Isabel II de España. He visto defecar incontables veces al general Bernardo O'Higgins. He visto hacerse tocamientos realmente inmorales a Adolf Hitler. Esas imágenes vienen a mi mente toda vez que estoy en mi casa y me dirijo al lavabo, a la cocina, al cuarto de la televisión, a mi despacho. Las escenas se reproducen en mi mente de una manera realmente fiel, para nada borrosa o difuminada, y si dirijo la mirada hacia otro punto de la estancia, sin solución de continuidad y sin que haya ningún salto de escena, todo cambia y el escenario histórico es otro. Esta situación ha sido soportable para mí porque mi odio hacia el doctor Almayr y su peregrina teoría sobre La mirada ovoide, absolutamente falta de consistencia, no tenía ni punto de comparación con lo que a mí me estaba sucediendo. Mi vergüenza y mi posición de estricta observancia de la ciencia sin dejarme llevar por los cantos de sirena de extraños poderes o fuerzas que sugiere el doctor Almayr, hizo que considerase mi defecto, mi tara, como algo que debía tapar. Sin embargo, la gota que ha colmado el vaso y que me ha hecho estallar ha sucedido durante esta semana. Asistí como oyente a una conferencia del propio doctor Almayr que realizó en el Aula Magna de la Universidad cuando, como es normal, mientras él hablaba, en mi mente se formó otra imagen. Y era la del propio doctor Almayr. Jamás le había visto. Fue un momento. Un instante. Pero mi defecto visual, mi tara, parecía haberse disuelto. El miedo a que esta percepción maravillosa que encierro en mi interior un día desaparezca totalmente y todo quede en el olvido, en algo que jamás supo nadie, es lo que me obliga a hablar ahora. Por ejemplo, ante mí, mientras escribo esto, estoy viendo a la faraona Hatshepsut con un gripazo de mil demonios jurando en arameo, aunque ya sé que no es en arameo. Y me da pena perder este don. Y por eso lo cuento. Siento los daños causados por...'.

De verdad, de verdad.

martes, 9 de diciembre de 2014

Esperit! - La lluminosa

Fue la tarde de ayer una tarde digna de mención. Tarde de 'vente un rato para casa y eso', con mi hermano. Tarde de ir poniendo vídeos en el youtube, pero en esta ocasión no era yo el palizas que monopoliza el sentido del buen gusto, si no que fue mi hermano el que tomó las riendas. Había ido el viernes a un concierto y tenía ganas de enseñarme los grupos que había visto. La verdad es que los grupos no eran muy divertidos. No eran malos, pero divertidos, pues no. Dos canciones de uno, dos canciones o tres del tal Pablo und Destruktion y al final los Medievo, que son el de Manos de Topo y otro señor haciendo como cosas de electrónica y tal. La cosa fue derivando hasta Ty Segall y finalmente acabamos en Joan Colomo rematando con Esperit!
Dalmau Boada es amigo de mi hermano de los tiempos de la universidad. Como el Colomo. En los festivales, solemos encontrárnoslos y mi hermano habla con ellos y esas cosas. Son colegas, se conocen, se hablan. Dalmau Boada, el Mau, tocaba la guitarra con los fenomenales Cheese y con Les Aus, que eran una banda de dos, batería y guitarra, que te hacía alucinar de verdad. Qué pedazo de banda, qué buenos eran. Ningún concierto era igual al anterior, o lo era, pero costaba recordar cómo había sido una canción y cómo era la siguiente. Después de aquellos grupos, mejor dicho, digamos que antes de aquellos grupos, Mau también fue miembro de Zeidun y demás. Grupos de por aquí, de Barcelona, de Sant Celoni, que uno conoce porque tiene un hermano, pero por nada más.
Así las cosas ayer acabamos viendo vídeos del Mau, de Esperit!, su nuevo proyecto con el que sacó el año pasado un disco la mar de curioso. Y como lo sé, sé perfectamente que va la gente criticando que sólo saco música viejuna, clásicos, discos que cómo no te van a gustar si le gustan a todo el mundo, pues hoy vamos a comentar algo de este disco que merece mucho la pena.
Dalmau Boada lo toca todo. Pese a que en el disco diga que tiene colaboraciones de mucha gente, en realidad, él se lo guisa y se lo come todo. Vean los vídeos, es capaz de eso y de más. El disco se lama La lluminosa. En portada sale una montaña. Debe ser el Montseny, ámbito por donde se mueve toda esta gente. Algunos de ellos tienen relación con mi pueblo colomense. Ya saben, la teoría de los tres pasos, o los cinco pasos. No sé.
El disco es un compendio de toda la música que le puede gustar a un adulto. El disco comienza con una canción que es rock progresivo de toda la vida, más bien rock laietà de aquel que se hacía por aquí en los setenta, sigue con una country raruna, avanza con la primera excursión a Alemania del día con una canción que se llama Kaisser por si acaso había alguna duda, después un rollito black power con una que se llama Funk Daga y nos vamos a Jamaica después con otra que se llama Ran Jah. Seguimos adelante con otra canción que es un blues que no es un blues porque tiene más que ver con todo lo que era Música Dispersa que con el blues. Y nos vamos ya de excursión. A partir de aquí, la música que va apareciendo es de la que le gusta a uno. Ojo, no significa que la anterior fuera mala, pero era un collage con el que te podías abrumar, a partir de mitad del disco, la cosa se va poniendo complicada. Y buena. Una música muy buena. Esa música que hace uno cuando está sólo, o cuando está con alguien que tampoco tiene miedo.
Miren los vídeos. El Mau es de esas personas, como Fabri, por ejemplo, que no tienen miedo. Y que lo tocan todo, y que lo hacen todo. No tiene miedo. A vivir en la montaña, solo. A hacer lo que le rota. Eso es mucho. Los caguetas del universo nos asustamos ante gente así. Nos gusta escuchar su música y ir a sus conciertos, pero luego, uy, uy, yo no. El disco tiene otra vez su parte funky con Bottle D, y sigue avanzando sin letras, sin gente dando la brasa sobre lo que le pasa o le deja de suceder. Nada. Música nada más. El Blues del Desert es eso. Ese blues con los punteos 'asisados' de Música Dispersa. Cuántas veces habremos escuchado ese disco que nadie escuchó. Si hasta parece un poco Tinariwen. Si. Si lo escuchas detenidamente y no te lo dicen, te la puede colar perfectamente.
Vamos por la parte final del disco. Como no sale en la tele como Colomo, que ya sale en el Happy Day y todo, al Mau lo conoce menos gente, pero también se le ha visto tocar con Pau Riba, por ejemplo, acompañándole a la batería. Está bien. OA es la antepenúltima canción del disco y es eso. Es ese rollo de música que se hace cuando se está de buenas, cuando hay rock y hay roll y hay buena sintonía y hay ganas de que la cosa salga y estamos todos puestos y relajados y no hay miedo. No hay miedo. Avanzando hacia el momento en el que se acabe la canción y nos miremos todos pensando que, joder, qué guapo todo, coño. SMNKMNTN pertenece a The Cheese y aquí está dando un rollo así como ambiental a la cosa, antes de acabar con Veig la Fosca, que es la canción canción del disco. La canción que tiene letra y que podría ser una canción rara en un disco normal y que aquí es la canción normal en un disco raro. Qué canción más bonita esta última.
Oh, ya se ha acabado. Oh. La tarde de ayer también se acabó. O comenzó. O no sé. Esperit! y su música raruna, qué bueno. El viernes tocan en el Sidecar. A ver si eso.