jueves, 13 de septiembre de 2012

La Atlántida encontrada.

En otro momento he comentado que en ocasiones (ocasiones y momentos), entro en un estado de placidez del que tengo conciencia. Es decir, que estoy en un momento tan así que me digo 'qué bien'. Pues el otro día alcancé este estado de paz y profundo bienestar mientras veía un documental sobre la Atlántida. Hasta que del relajo y el olvido de mis males y tristezas, pasé a la hilaridad y el ole ole.
Dieron un documental sobre la Atlántida. ¿Dónde está la Atlántida? El National Geographic nos lo va a decir. Una investigadora norteamericana, pelirroja y de simpático hablar, nos dice que tenemos nada más que una referencia sobre este territorio mítico en un texto de Platón. Nada, unas líneas. Pero que a partir de ahí, podemos empezar a trabajar. Pues venga, a trabajar. Que si puede estar en Troya, que si puede estar en Creta, que si puede estar en Doñana... abren las tres posibilidades y finalmente se deciden por la de Doñana.
Mientras estaban decantándose por una o por la otra, pues el documental tenía pinta de ser de esos en los que se abren  muchas puertas y finalmente se cierra la horita de sabiduría compartida con un 'quizás nunca sepamos patatín patatán'. Y se queda uno tan ancho y así puede ver otro documental sobre el mismo tema tiempo después con el mismo interés. Como si nada. Pero aquí la cosa no se iba a detener en apuntar y no disparar. Aquí la cosa iba en serio.
El profesor Freund de la Universidad de Hartford iba diciendo que esto y que lo otro. Hasta que servidor se concienció de que el profesor Freund era de la Universidad de Hartford y no era el profesor Sánchez (Sán-chez) de la Universidad de Huelva, pasó un largo rato. Recuerden que yo estaba en estado prenirvanático prácticamente.
Se decidían por Doñana, como digo. Y decían más o menos que mirando así desde arriba, echándole unas fotos bien hechas desde el cielo a lo que es Doñana, se veía que ahí había unas estructuras o formaciones que podrían corresponder con esa estructura a su vez de islas concéntricas que caracterizaban a la Atlántida platónica. Ahí lo llevas. Uno miraba desde arriba y decía... carámbanos, qué ojo tienen. Qué imaginación.
Pero no se quedaban ahí. 'En el centro de la Atlántida estaba el templo de Poseidón. Si se fijan en estas imágenes, hay un círculo aquí en el que podría encajar el templo'.
Ahí ya me ganaron del todo. Una foto, un círculo pelao, y encajaban un rectángulo y decían 'es verdad, es posible'. Y bueno. Seguidamente toda una sucesión de investigaciones con aparataje de la más alta desto. Que si máquinas para echar fotos bajo tierra (copón), que si nosequé para ver los cortes de nosecual, que si vamos a bucear porque hay unas piedras que parece que están cortadas por los hombres. Pitoak eta flautak.
Ojo ahora.
Están buscando y buscando evidencias de que eso es asín, cuando de repente dicen... 'vamos a buscar evidencias en el suelo vivo'. Y se ponen a mirar entre matojos de Doñana, en esos espacios de tierra seca, de barruzo, y mirando así, a ojo mismo, sin despeinarse ni nada, abriendo la verja de Doñana y un poco más pa'llá, encuentran nada menos que dos estatuillas!!!! de dos diosas!!! así, en el suelo!!!! Se acabó el karma, el nirvana, el yoga tántrico y la virgen. Y el profesor Freund dice... 'son isis o astarté!!'. ¿Pero es que no hay una policía aquí o qué?
Hilaridad, risas mil, espacio cómico antes de ponerte a hacer la cena, claro que si. Hay que reírse. Que si era tierra de metales, que si la Atlántida era Tharsis o Tartessos, que si las minas de Riotinto, que si los metales refulgentes, que si los egipcios, que si un cataclismo lo enterró...
Y se van a Cancho Ruano, en la Extremadura, que hay un yacimiento 'tartésico'. Y sin pestañear: Cancho Roano es como la Atlántida pero en pequeño. Y hay un símbolo con los círculos concéntricos (y hacen que coincidan el símbolo con la estructura de la Atlántida...). Madre de dios.
En fin. Que muy bien. Que así tendría que ser todo. Nada de decir... pues a lo mejor... no. Nada, con pruebas, si lo miras desde arriba, se parece, pues adelante con los faroles.
Mención especial para esas imágenes de los españoles y un americano buceando y hablando de lo de las piedras, a nada, a vista de la costa... a veces ni ellos mismos se lo creen lo que están diciendo.
Pues eso, que la Atlántida está ahí y no la habíamos visto. Tanto parque y tanta ostia, si dejasen hacer un buen resort ya lo habíamos encontrado... ay que risa.

8 comentarios:

  1. Todo lo relativo a la existencia de la Atlantida es un misterio y es una pena que no logren dar con una teoría factible,¿qué está en Doñana? por lo menos la tenemos a mano jajjajaj aunque no parece que el método de investigación tenga mucho rigor científico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Nunca sé si va de broma o no, Tolya. Años leyendo sus relatos y es ud un perfecto desconocido.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado, que quieres que diga. Lo has descrito con mucho humor y me ha divertido. He llegado a la conclusión que las estatuillas las llevaban en los bolsillos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Es que a estas alturas ya hay que devanarse los sesos para encontrar teorías nuevas a cualquier cosa y hacerse así un nombre. La idea es buenísima, desde luego. Menudo best seller podría salir de ahí.

    Así que estaba usted en estado prenirvanático, eh? Cómo cambian las cosas de un día para otro!

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Si queréis saber la verdad sobre todo este asunto de la Atlántida en España, os recomiendo este artículo: http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2012/09/15/mi-gran-regalo-de-despida-de-facebook-otro-caso-de-abuso-y-plagio-contra-mi-obra-el-mortal-toque-de-gracia-que-faltaba/

    La cosa es más oscura y relevante de lo que parece.. y creo que deberíamos apoyar todo lo que pudiéramos al investigador nuestro..

    Un Beso,
    Gabriela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vaya, no sabía que encima toda la teoría se la habían fusilado a otro investigador.
      no discuto que la teoría pueda ser cierta, aunque me suena un poco a historia sacada de la manga y que hace cuadrar cosas que me parecen un cogidas con pinzas. pero no soy historiador ni experto en nada, simplemente digo que me chocan según que cosas. ahora bien, el documental en cuestión, en vez de ayudar a hacer creíble la teoría, parecía destinado a que la gente se lo tomase a chufla, que fue lo que me ocurrió a mí.
      si encima son unos plagiadores, pues peor que peor.
      saludos!

      Eliminar
    2. "A chufla", me pasó exactamente lo mismo. Ayer noche vi el documental en la 2. De tener un blog a mano, me lanzaba a escribir una entrada igualita a la tuya antes de ir a la cama, con el mismo contenido y el mismo tono de cachondeo. Necesitaba desfogue. Ese tipo de gurús Freund-of-Hartford me sacan de mis casillas... Lo de las miniestátuas mutiladas fue el punto de inflexión definitivo.

      Me parece muchísimo más creíble una leyenda que sitúa la Atlántida sumergida ante Ciutadella, en Menorca. Dicen que si la noche de Sant Joan coinciden siete chicos de nombre Joan y siete chicas de nombre Joana en el puerto, la ciudad hundida volverá a surgir de entre las aguas.

      Saludos y felicidades por el blog.

      Eliminar