viernes, 14 de marzo de 2014

Miscelánea - Electric guitar

Miscelánea de homenaje a la guitarra que me ha acompañado durante los últimos años. No era mi guitarra, era la guitarra de otro, del Amador, y hoy viene a por ella. Lo que tenía que pasar, finalmente va a pasar. No me ha dado tiempo de ponerle nombre a la guitarra. Era tan bonita, es tan bonita. Suena como un avión. Todo ello tocando nada más que la primera cuerda. Sólo dios sabe lo que debe ser tocarlo todo a la vez. La guitarra se va, pero la música se queda y todos esos tópicos. Ahora habrá que plantearse qué hacer y cómo hacerlo. Pero no nos pongamos nerviosos. ¿Qué marca era la guitarra? Una Epiphone. No me pregunten más características. Era una electric guitar. Es el sentido de la vida. Canciones sobre guitarras eléctricas debe haber muchas. Electric guitar es la canción de los Talking Heads. Nunca escuches una guitarra eléctrica.
http://www.youtube.com/watch?v=YnZR9EwyfvA

Con la Epiphone de marras y con la primera cuerda de dicha guitarra, se pueden hacer virguerías si uno quiere. Se puede tocar de todo. Se puede tocar por ejemplo, para calentar, para hacer tiempo, el Interstellar overdrive de los Pink Floyd de la época de Syd Barrett. Una vez que uno se da cuenta de que puede tocar esto con la primera cuerdecita, la de arriba, ya todo viene cuesta abajo. La guitarra eléctrica. The Axe, que algunos le dicen. Qué cancionón Interstellar Overdrive. Qué cosa tan de irse y de volver. De despegar, atravesar lo que viene siendo la atmósfera y bip bip bip... ir haciendo el chorra por el espacio. Con tu guitarra eléctrica. bip bip bip. Y cuando toca, volver a la tierra, éxtasis. Sin decir ni pío.
http://www.youtube.com/watch?v=4o2sA0vpA-4

Para continuar con los grandes clásicos a los que la mítica Epiphone de Amador ha dado cuerpo, seguiremos con el mítico Losing Touch with My mind, de los Spacemen 3. Una canción que ensayábamos mucho y que, supongo que por mi culpa, no hemos llegado nunca a completar. Quizás ahora nos atrevamos, ahora que ya no está la electric guitar. Pobreta. O no, pobreta, por que igual ahora su dueño le da un uso realmente 'legal', es decir, le saca todo el partido que yo no he sabido sacarle. En fin. Esta canción de los Spacemen 3 se te mete en el cerebelo y ya no la sueltas durante meses. Porque es lo que tienen los Spacemen 3, ya lo dicen los discos, sonido de la confusión, canciones para escuchar tomando... pero no, nosotros no.
http://www.youtube.com/watch?v=TK-9KMntkpo

Vamos a romper un poco el ritmo, porque si no, se nos va a olvidar y entonces me sabrá peor. El viernes pasado, víspera del día de la Mujer Trabajadora, en la Radio Clásica emitieron el no menos clásico programa sobre mujeres compositoras. De entre las múltiples piezas alucinantes que sonaron, me quedé absolutamente loco con esta pieza de Barbara Strozzi que se llama Che si puo fare. En la versión que sonó en la radio el otro día, me pareció todo más enigmático, más oscuro, que en esta de youtube, pero igualmente es preciosa. Barbara Strozzi fue una compositora (aunque en el programa hablaron de ella como cortesana) del siglo XVII y que, por lo que dice la Wikipedia, supera en producción a los compositores de su época. Casi nada. Escuchen y juzguen.
http://www.youtube.com/watch?v=aDBPfhG-gVk

Y de una mujer compositora a otra, Kim Deal. Vaya cambio, claro. Del disco Last Splash, que fue el disco en el que metieron la canción aquella de Cannonball que tanta fama les dio, vamos a escuchar una canción que se parece mucho a las del primer disco, el Pod. Un discazo aquel y un disco a redescubrir el Last Splash. Esta se llama Do you Love Me now? Una canción con su rollito habitual, que es canciones así como lentas, pesadotas, en las que contrasta la vocecita de las hermanas Deal. No sé, ese tipo de canciones me gustan mucho. Y a todo el mundo, claro.
http://www.youtube.com/watch?v=UVqbZkjG9Ow

Y nos vamos con un último homenaje a la Epiphone. Oh, electric guitar. No me siento satisfecho. Ahora a ver qué tocamos y con qué. Tanto tiempo disfrutando de este amor, querida electric guitar. Querida Epiphone que sonabas como un avión cuando tocaba uno chapuceramente las notas de Satisfaction. No me siento satisfecho. Cuando voy en mi coche y escucho al tipo de la radio que me dice nosequé. No me siento satisfecho! En fin. Aquí vemos a los ínclitos Rolling Stones interpretando su clásico Satisfaction en 1965 en riguroso directo. Casi nada. Eso es lo que estoy diciendo.
http://www.youtube.com/watch?v=NEjkftp7J7I

Pues nada, otra semana que se va volando. Cómo pasan los días, maldita sea. Que tengan un buen fin de semana todos y cada uno de ustedes. Todos, digo.

4 comentarios:

  1. Monsieur, siento lo de su guitarra. O sea, lo de la guitarra de Amador. Es triste, porque a una guitarra no se le pueden enviar emails, ni llamarla por teléfono ni por skype, y entonces es una despedida a lo radical. Tremendo. Menudo dramón.

    Feliz finde también para usted, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Los Rolling Stones han estado en Shanghai esta semana.
    Después de tanto tiempo, ¿Amador todavía se acordaba de su guitarra? Bueno sí, yo todavía tengo intención de recuperar unos cómics que presté en 2010.

    ResponderEliminar
  3. Ay, no sé qué le diga. A mí los italianos con tanto producto en el cabello me dan para atrás; y las italianas con tanto maquillaje y encajes y tacones y perfume... me parecen unas chonis. Que habrá italianos con clase, seguro, pero así como norma. Fíjese, si hasta Valentino, que mejor vestido -dentro de lo clásico- no puede ir, y al final, que si el peluquín, que si el bronceado o maquillaje marrón. No sé, no me convencen.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de descubrir este blog y me ha hecho gracia. Toma miseria humana!!!
    dramaenelportal.tumblr.com/

    ResponderEliminar